Borrar
El exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani abandona el Tribunal de Distrito de Washington. Reuters
Arizona se suma a Georgia al imputar al equipo de Trump

Arizona se suma a Georgia al imputar al equipo de Trump

El exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani y el antiguo jefe de gabinete Mark Meadows, entre los acusados de intentar cambiar el resultado de las elecciones

Mercedes Gallego

Corresponsal. Nueva York

Jueves, 25 de abril 2024, 20:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A punto de cumplir los 80 años, los problemas de Rudy Giuliani, el alcalde de América que el azar del 11-S convirtiera en héroe, se agravaron este jueves con el anuncio de la fiscal de Arizona, Kris Mayes, de presentar cargos contra él y otros diecisiete cómplices acusados de conspirar para alterar el resultado de las elecciones de 2020.

«Algunos dirán que no he sido lo suficientemente rápida y otros me criticarán hasta por hacer esta investigación», se anticipó en un comunicado la fiscal. «Pero no voy a permitir que se socave la democracia estadounidense. Es demasiado importante», aseguró.

Arizona se convierte así en el cuarto Estado en presentar cargos relacionados con los intentos de alterar los comicios de hace cuatro años que dieron la victoria a Joe Biden, pero únicamente el segundo, después de Georgia, en imputar al equipo cercano del entonces presidente Donald Trump (Michigan y Nevada sólo lo hicieron a los «falsos electores»).

Entre los siete asesores de Trump que se sentarán en el banquillo destacan el ex jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, y el estratega legal de Trump, Boris Epshteyn. Están también un alto cargo de su campaña, Mike Roman, así como el abogado John Eastman, autor de la estrategia para sustituir a los electores del Colegio Electoral, que ya ha perdido por ello su licencia en California, además de otros letrados como Christina Bobb y Jenna Ellis, que participaron en la trama. Esta última ya se ha declarado culpable en Georgia, donde coopera con la Fiscalía.

Dos detenciones

De entre estos acusados de alto nivel, Epshteyn es el más vulnerable por tener antecedentes en Arizona, donde ha sido detenido dos veces en la última década: una por una pelea de bar en 2014 y otra en 2021 por tocar inapropiadamente a dos mujeres. Todavía se le considera un asesor cercano al expresidente, con el que dice hablar varias veces al día, y aconseja a su equipo legal sobre la mejor defensa para los cargos que enfrenta.

Eastman, por su parte, fue también quien presionó al exvicepresidente Mike Pence para que el 6 de enero disputase en el Capitolio el resultado de las elecciones y propusiera los falsos electores pro Trump que su equipo había reclutado. En Arizona nueve cargos relacionados con falsificación de documentos y conspiración para defraudar a los votantes.

«Incapaces de aceptar el hecho de que en Arizona el pueblo eligió al presidente Biden como presidente el 3 de noviembre de 2020, los acusados y sus co conspiradores», entre los que se cita al presidente Trump sin que se le haya imputado, «tramaron una argucia para impedir la transferencia legal de la presidencia y mantener al 'co conspirador 1 sin imputar' en el cargo, en contra de la voluntad de los votantes», concluye la acusación aprobada por un gran jurado. De llegar a la presidencia, Trump podría auto indultarse de delitos federales y extender ese perdón a sus acólitos, pero no de las penas que se les impongan en los Estados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios