Borrar
La Policía investiga en una zona del parque donde se produjo el tiroteo. Redes sociales
Un tiroteo deja cinco heridos en una fiesta estudiantil en Estados Unidos

Un tiroteo deja cinco heridos en una fiesta estudiantil en Estados Unidos

El agresor, cuyo móvil se desconoce, huyó en el caos posterior entre cientos de alumnos de Secundaria que festejaban el final de las clases en un parque de Greenbelt

M. Pérez

Sábado, 20 de abril 2024, 12:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Policía busca al autor de un tiroteo que ha dejado al menos cinco estudiantes heridos en un parque del Estado estadounidense de Maryland. Los hechos han ocurrido sobre las tres de la tarde de este viernes (22.00 horas en España) durante una fiesta que había sido convocada a través de las redes sociales y en la que participaban entre quinientos y seiscientos jóvenes. Una de las víctimas, de entre 16 y 18 años, se encuentra en siuación crítica.

El tiroteo se ha producido en Greenbelt, una pequeña ciudad de 21.000 habitantes que supieron que algo grave sucedía cuando escucharon varios disparos seguidos y los gritos de los estudiantes, todos ellos de grado secundario, que se habían reunido en el parque Schrom Hills. Los alumnos procedían de dos institutos de la localidad y cumplían la tradición de saltarse las clases el último día de curso para celebrar una fiesta, consistente en una batalla multitudinaria con pistolas de agua.

La despedida se tradujo, sin embargo, en una tragedia por motivos que todavía este sábado se desconocen. Alguien introdujo un arma de verdad. La Policía recibió varias llamadas de alarma desde el mismo parque e inmediatamente alertó a una veintena de agentes que permanecían de guardia en los alrededores,. La convocatoria se había hecho mediante las redes y la oficina del sheriff había desplegado el operativo para controlar la afluencia de personas.

Los agentes corrieron hacia el interior del parque mientras escuchaban el sonido de las armas. Se encontraron con una estampida de jóvenes presas del pánico que corrían en todas direcciones para protegerse. Muchos de ellos se dirigieron hacia una carretera cercana con el fin de detener el tráfico y montarse en los coches de quienes pasaban por el lugar para huir. «Los agentes comenzaron a intentar controlar el tráfico y también a la multitud. Mientras esos oficiales caminaban hacia el parque, escucharon el sonido de disparos. En ese momento pensaron que se trataba de ocho a diez disparos», ha informado el jefe de la Policía local, Richard Bowers.

Cinco jóvenes, dos de ellos menores de edad, fueron rápidamente evacuados al hospital después de recibir los primeros auxilios de los propios patrulleros. Una de las víctimas se encuentra en estado crítico por heridas de bala y las restantes permanecen en situación estable. Los investigadores interrogan este sábado a los estudiantes para tratar de conocer cómo se produjeron los hechos y descubrir el móvil. Se tiene la certerza de que ha habido un tirador, pero los agentes no descartan que tuviera la colaboración de «otros» cómplices. Al parecer, el agresor habría aprovechado la huida en masa de los estudiantes para inflitrarse entre ellos y desaparecer del lugar del crimen.

Los vecinos han solicitado ya a las fuerzas de seguridad que se tomen medidas extraordinarias para prevenir ataques como el de este viernes, en un país profundamente preocupado por la sucesión de tiroteos indiscriminados y el escaso control sobre la tenencia de armas de fuego. «Este es un acto trágico, horrible y sin sentido», ha lamentado el jefe de Policía, tras destacar que los alumnos solo «buscaban pasar un buen rato en el parque local» con el ánimo de festejar una tradición académica. Según Bowers, «no hay absolutamente ninguna razón por la que esto haya ocurrido. Es crónico en nuestra sociedad y tenemos que hacer algo para detenerlo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios