Borrar
Urgente Siete afectados, entre ellos un bebé de un mes, en el incendio de un edificio de Salamanca
La Policía alemana ha culminado hoy una larga investigación sobre el grupo neonazi. REUTERS/Timm Reicher
Alemania prohíbe una secta neonazi que adoctrinaba a niños y adolescentes

Alemania prohíbe una secta neonazi que adoctrinaba a niños y adolescentes

Redada en todo el país contra la ultraderechista y xenófoba Comunidad de Raza

Juan Carlos Barrena

Corresponsal. Berlín

Miércoles, 27 de septiembre 2023, 11:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El ministerio federal del Interior ha dictado este miércoles la prohibición de una pseudosecta neonazi en Alemania, de ideología abiertamente xenófoba, defensora de la supremacía de la raza blanca y dedicada fundamentalmente al adoctrinamiento de niños y adolescentes. Una semana después del cierre de la filial alemana grupo neonazi internacional Hammerskins, la titular germana de Interior, Nancy Faeser, ha dictado el veto de la asociación Artgemeinschaft o Comunidad de Raza, a la vez que cientos de policías procedían esta madrugada al registro de las viviendas y otros objetos inmobiliarios de 39 de sus miembros en 26 localidades repartidas por 12 estados federados.

La orden de la ministra conlleva la confiscación de todos los bienes de la secta, así como la clausura de sus webs y la prohibición de promocionarse en internet. Junto a la organización fue igualmente prohibida la asociación Familienwerk u Obra Familiar, una filial que tenía como función apoyar económicamente a familias numerosas ultranacionalistas. El ministerio subrayó que Artgemeinschaft atentaba contra el orden constitucional y el entendimiento de los pueblos, entre otros motivos, por su carácter xenófobo. Con el nombre completo de «Comunidad de Raza - Comunidad germánica de fe en un modo de vida acorde con su esencia», se trata de uno de los más antiguos grupos neonazis de la República Federal.

En su página web defendía hasta ahora su ideología ultranacionalista y racista y se mostraba abiertamente combativa. Entre otras cosas afirmaba que se defendería «hasta la muerte frente a todo enemigo de la familia, el clan, el país y el pueblo de raza germánica y fe germánica». Entre sus lemas destaca que «la lucha forma parte de la vida y es necesaria para todo devenir, ser y morir». Fundada en los años 50 del siglo pasado, desde 1957 figuraba inscrita como asociación con sede en Berlín. Su primer líder fue el profesor ultraderechista y con tendencias esotéricas Wilhelm Kusserow. Actualmente la Comunidad de Raza era dirigida la bávara Sabrina S., mientras el conocido neonazi Jens B. lideraba la asociación Familienwerk.

Nacionalsocialismo histórico

Los servicios de inteligencia interiores de Baviera destacaron en su último informe anual que Artgemeinschaft es «un importante interfaz para la escena neonazi alemana», que defiende la «supremacía de la raza nórdico-germánica» y se orienta «hacia la visión del mundo orientada en el nacionalsocialismo histórico». Para evitar que la raza germánica se mezclara con otras razas «inferiores», el grupo estableció reglas para sus miembros que recuerdan inevitablemente a las normas de los nazis y que exigían, entre otras cosas, matrimonios entre personas del mismo grupo étnico nórdico-germánico para garantizar la procreación con «niños de la misma raza». Sus actividades, como reuniones para familias y campamentos para menores, tenían como objetivo adoctrinar a progenitores y menores.

Frente a la cruz cristiana, símbolo de la secta era el 'Irmunsul' germánico, un pilar o columna que, según una leyenda sajona, conecta el cielo y la tierra y es representado por un tronco de roble. Su calendario no se orientaba por el nacimiento de Jesucristo, sino por el presunto año de construcción del monumento megalítico de Stonehenge. Según sus cálculos nos encontramos en el año 3.823 después de Stonehenge. Las autoridades calculan que el grupo estaba compuesto por unas 90 personas, con un núcleo duro de unos 40 activistas ultranacionalistas. En grandes eventos como las fiestas por el solsticio de verano o las 'Yule' se reunían más de 300 personas, entre ellas numerosos niños y adolescentes.

A las autoridades alemanas preocupaba hasta ahora fundamentalmente su labor de proselitismo entre menores de edad y sus contactos con grupos neonazis violentos. Terroristas neonazis como Ralf Wohlleben, condenado por complicidad en el asesinato de nueve personas cometidos por el grupo terrorista Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), encontraron refugio temporal en la Artgemeinschaft. También el ultraderechista Stephan Ernst, condenado a cadena perpetua por el asesinato de un político cristianodemócrata, fue temporalmente miembro de la secta ahora disuelta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios