Borrar
El enclave de Nagorno Karabaj acoge desde hace décadas una guerra no declarada.
Alto el fuego en Nagorno Karabaj tras la rendición de los separatistas armenios

Alto el fuego en Nagorno Karabaj tras la rendición de los separatistas armenios

El cese de las hostilidades se alcanzó mediante negociaciones con el contingente ruso de mantenimiento de la paz en la región y prevé la retirada de unidades y equipos militares armenios

Rafael M. Mañueco

Corresponsal. Moscú

Miércoles, 20 de septiembre 2023, 11:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras dos días de combates en la zona separatista de Nagorno Karabaj, las autoridades azeríes y los separatistas armenios han anunciado un alto el fuego en la zona. El acuerdo entraó en vigor a las 13.00 hora local (dos horas menos en España) y las conversaciones entre funcionarios azerbaiyanos y las autoridades étnicas armenias de la región separatista sobre su «reintegración» a Azerbaiyán están programadas para mañana en la ciudad azerbaiyana de Yevlaj.

El cese de las hostilidades se alcanzó mediante negociaciones con el contingente ruso de mantenimiento de la paz en la región y prevé la retirada de unidades y equipos militares armenios de Nagorno-Karabaj, así como el desarme de las fuerzas de defensa locales, según las autoridades de la región.

El presidente azerbaiyano, Ilham Alíyev, expuso la pasada noche durante una conversación telefónica con el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, las condiciones para que el Ejército de Bakú detenga la operación «antiterrorista» lanzada este martes contra la parte de Nagorno Karabaj que no controla. Según la información difundida por ambas partes tras el contacto telefónico,

Alíyev dijo que, si los grupos armenios armados «deponen las armas y se rinden, se suspenderán las medidas antiterroristas». Según sus palabras, los armenios que viven en el disputado enclave montañoso «fueron invitados repetidamente a dialogar, pero todas las veces rechazaron reunirse. Incluso, comenzadas ya las actividades antiterroristas, fueron instados nuevamente al diálogo».

Alíyev informó a Blinken sobre las razones por las que se inició la ofensiva en Nagorno Karabaj señalando que «civiles y militares azerbaiyanos fueron víctimas de las explosiones de minas instaladas por las Fuerzas Armadas de Armenia (…) cuyos efectivos dispararon contra las posiciones del Ejército azerbaiyano con morteros y armas ligeras de distintos calibres», señala el servicio de prensa de la Presidencia de Azerbaiyán.

Objetivos militares

Asimismo, el líder azerbaiyano le aseguró a Blinken que sus tropas «están desactivando localmente sólo objetivos militares legítimos del enemigo. Los civiles y la infraestructura civil no son objetivos de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán». Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, según el comunicado de prensa, «expresó su preocupación por la situación reinante, pidió detener las hostilidades y afirmó que Washington apoya el diálogo directo entre Bakú y los armenios que viven en la región de Karabaj».

Además de Estados Unidos, la ONU, la Unión Europea y Rusia habían pedido a Bakú que pare la actual operación militar en curso e inicien urgentemente negociaciones para poner fin al contencioso. Los armenios han denunciado la muerte de 27 personas, entre ellos dos civiles, y más de 200 heridos durante la jornada del martes debido a los bombardeos y disparos del Ejército azerbaiyano.

Este nuevo rebrote de violencia entre armenios y azerbaiyanos provocó la pasada noche concentraciones de protesta en Ereván, la capital de Armenia, contra el primer ministro, Nikol Pashinián, a quien tachan de pusilánime, y contra Rusia, cuyo contingente de paz desplegado en la zona, a juicio de los manifestantes, no ha hecho nada para evitar la «agresión» de Azerbaiyán.

La multitud rodeó el edificio del Gobierno armenio, tratando de penetrar en su interior, y también la Embajada rusa en Ereván, que quedó completamente bloqueada. Los disturbios provocaron heridos entre los manifestantes y los agentes de la Policía. Pashinián aseguró sin aportar más detalles que «está habiendo llamamientos a perpetrar un golpe de Estado» desde distintos puntos del país.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios