Borrar
Gorbachov y Putin conversan en una cumbre en 2004 efe
Gorbachov, elogiado en Occidente pero ignorado y denostado en Rusia

Gorbachov, elogiado en Occidente pero ignorado y denostado en Rusia

El Kremlin se resiste a organizar un funeral de Estado al expresidente, al que considera máximo responsable de la desintegración de la URSS

rafael m. mañueco

Corresponsal. Moscú

Miércoles, 31 de agosto 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Después de que el actual presidente ruso, Vladímir Putin, se haya dedicado los más de 20 años que lleva en el poder a repetir que la desintegración de la URSS «fue la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX» y que el artífice de tal desastre fue el último presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, fallecido este martes, era lógico que dentro de Rusia reinase la indiferencia hacia el difunto estadista.

La cuestión ha llegado al punto de que no está todavía claro con exactitud cuándo y cómo discurrirán los funerales y dónde será instalada la capilla ardiente. La familia del último gran dirigente soviético está a la espera de saber si el Kremlin se implicará en las exequias o tendrán que organizarlas ellos por su cuenta de forma privada. Dos fuentes anónimas próximas a la Presidencia rusa declararon este miércoles a la agencia rusa 'Interfax' que «no hay planes de que el entierro de Gorbachov tenga carácter de Estado».

Poco después, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró en relación con las exequias que «no puedo decirlo con certeza todavía. Hoy se tratará este tema. Se tomará una decisión. Hasta el momento, no se han tomado decisiones. Todavía no sabemos cómo resultará todo. El procedimiento dependerá de los deseos de familiares y personas próximas. Todavía no hay información».

No obstante, según 'Interfax', Irina, la hija del expresidente soviético, aseguró que el entierro tendrá lugar el sábado en el cementerio moscovita de Novodiévichi, en donde fue ya inhumada su esposa Raísa. La misma fuente revela que la capilla ardiente podría instalarse en la Sala de las Columnas de la Casa de los Sindicatos, en la calle Ojotni Riad, junto al edificio de la Duma Estatal (Cámara Baja del Parlamento ruso). En ese mismo lugar eran exhibidos los cuerpos de los gerifaltes comunistas, por ejemplo, el de Iósif Stalin, tras su muerte en 1953.

Pero para muchos resulta difícilmente imaginable ver a Putin dando realce al entierro de alguien a quien siempre consideró un fracaso como político y que encima le acusó de autócrata. Eso sí, el máximo dirigente ruso envió sus condolencias a la familia y escribió en la página web del Kremlin que Gorbachov «fue un político y un estadista que tuvo un gran impacto en el curso de la historia mundial. Dirigió nuestro país durante un período de cambios complejos y dramáticos, con desafíos de gran envergadura sociales, económicos y en política exterior». Según sus palabras, «comprendió profundamente que las reformas eran necesarias y se esforzó por ofrecer sus propias soluciones a los problemas urgentes».

Peskov fue este miércoles más directo y menos condescendiente. Dijo que «sinceramente quería creer que la Guerra Fría terminaría y que marcaría el comienzo de un período de romance eterno entre una nueva Unión Soviética y el mundo, Occidente».

«No hubo luna de miel»

A su juicio, «este romanticismo resultó estar equivocado. No hubo un período romántico, no se materializó en una luna de miel de 100 años y mostró la naturaleza sedienta de sangre de nuestros oponentes. Ha sido bueno que nos dimos cuenta de esto a tiempo y lo entendimos».

La oposición democrática rusa coincide en que el futuro valorará de forma favorable su aportación política

El politólogo oficialista, Serguéi Márkov, señalaba por su parte que «todos estamos asombrados de que los políticos responsables del colapso de la Unión Soviética murieran después del inicio de la Operación Especial Militar en Ucrania. Kravchuk, Shushkévich y ahora Gorbachov». Márkov cree que la invasión del país vecino «pone fin a la era del período postsoviético de la historia rusa. Todos esos políticos son culpables de la tragedia del colapso y ahora la Operación Especial Militar está reunificando a Rusia».

En los informativos de los canales oficialistas de la televisión rusa la noticia del fallecimiento de Gorbachov apenas apareció en tercer o cuarto lugar. En el emitido a las 15,00 horas por 'Rossiya-24' la información sobre el último presidente soviético apareció transcurridos 35 minutos desde el comienzo del programa.

No obstante, Gorbachov también tiene partidarios en su país, prácticamente toda la oposición democrática. Pese a que no comparten todo el ideario del antiguo líder soviético, sí suelen hacer un balance positivo de su mandato y no le culpan del hundimiento de la URSS sino a las fuerzas reaccionarias que se le opusieron y a quienes se resistían a las reformas y el pluralismo. Por ejemplo, el principal disidente de ruso, Alexéi Navalni, actualmente en prisión, declaró a través de Twitter que estaba «seguro de que su vida e historia, que fueron fundamentales para los acontecimientos de finales del siglo XX, serán evaluadas mucho más favorablemente por la posteridad que por sus contemporáneos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios