Borrar
Giorgia Meloni durante la comparecencia para dar gracias a su electorado Reuters
Meloni reclama para sí un papel fundamental en la «transformación» de la UE

Meloni reclama para sí un papel fundamental en la «transformación» de la UE

La primera ministra italiana, la líder en ejercicio que sale más reforzada de las elecciones europeas, reivindica un «giro a la derecha» en Bruselas

Darío Menor

Lunes, 10 de junio 2024, 14:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Italia va a tener un papel «fundamental» en el reparto de poder que comienza ahora en Bruselas una vez concluidas las elecciones europeas. Respaldada por el gran resultado de su partido, Hermanos de Italia, que obtuvo un 28,8% de los votos, cerca de 3 puntos más que en los comicios legislativos de 2022, la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, reivindicó este lunes su derecho a «transformar» las políticas europeas para que «miren más hacia el centro derecha». «Hemos visto que en Europa han sufrido todos los partidos de Gobierno, en una fase muy difícil por la coyuntura económica e internacional, pero en Italia la tendencia es totalmente contraria», sacó pecho este lunes la líder de Hermanos de Italia, reivindicando que está al frente del único Ejecutivo de un país europeo que sale reforzado de esta cita con las urnas. Sus socios en la coalición conservadora, Forza Italia y la Liga, también mejoraron sus datos: obtuvieron un 9,6% y un 9%, respectivamente.

«Meloni es hoy tal vez la personalidad política más fuerte de Europa», subrayó Giovanni Orsina, profesor de Ciencia Política en la Universidad Luiss-Guido Carli de Roma. «Los electores la eligieron hace dos años porque habían probado antes todas las otras opciones y no había alternativas. El escenario sigue siendo hoy prácticamente el mismo, lo que hace de Italia un país sorprendentemente estable. Tenemos un Gobierno fuerte que puede afrontar con serenidad los próximos dos años», remarcó Orsina. Meloni es muy consciente de la posición de fuerza con que cuenta ahora en Europa y va a tratar de jugar bien sus cartas: al frente del Grupo de los Conservadores y Reformistas en el Parlamento Europeo, tiene la llave de la posible reelección de Ursula von Der Leyen como presidenta de la Comisión Europea. Al ser preguntada sobre esta cuestión en una entrevista con la cadena de radio Rtl, señaló que es todavía «demasiado pronto» para hablar sobre las próximas alianzas que será necesario forjar en Bruselas.

Sí que dejó claro, en cualquier caso, que no le hace ascos a Marine Le Pen, líder de la ultraderechista Agrupación Nacional y gran ganadora de los comicios europeos en Francia, cuyo resultado consideró «muy importante e interesante». La primera ministra italiana también marcó la línea política que pretende seguir al analizar la baja participación en estas elecciones, que en Italia no llegó por primera vez al 50%. La consideró una señal de lo «distante» que muchos ciudadanos sienten a Europa porque no comparten sus líneas de actuación y abogó por políticas «mas pragmáticas y menos ideológicas o incluso locas», señalando que Bruselas debe «escuchar más a los ciudadanos y ser menos invasiva».

Los buenos resultados obtenidos a nivel continental por las fuerzas conservadoras y el retroceso de la izquierda dejan claro, a su juicio, que «se impone que Europa mire más hacia el centro derecha, porque eso es lo que nos piden los ciudadanos». Esa «transformación» que pretende lograr Meloni tiene como objetivo que la UE se ocupe «de lo que necesitamos que haga y no se meta con temas que deben seguir siendo de competencia nacional». Para saber cómo concluye el reparto de poder en Europa y si finalmente el Gobierno de Roma logra imponer su visión resultará determinante lo que ocurra en las próximas elecciones en Francia. «Es una partida que todavía está abierta. Si gana Le Pen, Meloni puede encontrar una gran aliada en París», destacó Orsina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios