Borrar
Putin habla con el director ejecutivo de la empresa Gazprom, Alexei Miller, mientras visita la torre de negocios del Centro Lakhta en San Petersburgo. Alexander Zholobov/ REUTERS
Putin preside el foro económico de San Petersburgo más aislado que nunca

Putin preside el foro económico de San Petersburgo más aislado que nunca

Sus homólogos de Bolivia, Luis Arce, y de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, son las principales autoridades presentes

Rafael M. Mañueco

Corresponsal. Moscú

Miércoles, 5 de junio 2024, 20:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La que fue antaño la principal plataforma de exhibición de los grandes logros económicos de Rusia, el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), comenzó este miércoles en la antigua capital imperial con la presencia del presidente, Vladímir Putin, quien ha iniciado su agenda con la tradicional rueda de prensa a las agencias más importantes del mundo, a las que atendió conjuntamente por última vez en este mismo entorno en 2021.

Putin ha asegurado ante los periodistas que «Rusia nunca ha interferido ni interfiere en la política interna de Estados Unidos». A su juicio, «no habrá cambios en la política de Washington hacia Moscú después de las elecciones presidenciales estadounidenses (…) aunque, en general, no nos importa el resultado» de los comicios.

Refiriéndose al expresidente norteamericano Donald Trump, el jefe del Kremlin dijo que «ha sido acusado casi de espiar para Rusia, aunque entenderán que esto es completamente absurdo, es un elemento de la lucha política interna entre demócratas y republicanos» e insistió en que «nunca hemos tenido ningún vínculo especial con el señor Trump». Putin recordó que, durante el mandato del republicano se «impuso sanciones a Rusia de forma masiva y también se retiró del tratado para la eliminación de misiles de medio y corto alcance», firmado en 1987 por Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov.

Representación talibana de Afganistán

Según los organizadores, al SPIEF, evento devaluado seriamente por la decisión del Kremlin de invadir Ucrania y por las sanciones que tal medida ha generado, acuden, no obstante, más de 17.000 personas entre representantes de empresas e instituciones rusas y delegados de Estados como Bolivia, China, Egipto, antiguas repúblicas soviéticas y países árabes, asiáticos y africanos.

«No habrá cambios en la política de Washington hacia Moscú después de las elecciones estadounidenses (…) aunque, en general, no nos importa el resultado»

Vladímir Putin

Presidente de Rusia

Entre los invitados de honor se encuentran los presidentes de Bolivia, Luis Arce, y de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, además de una nutrida representación de los talibanes afganos, grupo todavía prohibido en Rusia y considerado terrorista, aunque las autoridades nacionales, según el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, se aprestan a eliminar pronto esa etiqueta y a establecer relaciones normales con Kabul.

Las conversaciones de Putin con Arce y Mnangagwa tendrán lugar este jueves y, el viernes, el presidente ruso intervendrá en la sesión plenaria del foro, presumiblemente para lanzar sus habituales diatribas contra Ucrania y Occidente. Allí no estarán para escucharlo ningún líder de países occidentales, pero tampoco «amigos» del jefe del Kremlin como sus homólogos de China y Turquía, Xi Jinping y Recep Tayyip Erdogan, ni tampoco el primer ministro indio, Narendra Modi. El SPIEF cerrará sus puertas en San Petersburgo el sábado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios