Borrar
El 'violador de Tinder', condenado en Francia a 18 años de prisión

El 'violador de Tinder', condenado en Francia a 18 años de prisión

El fotógrafo marroquí Salim Berrada contactaba con mujeres jóvenes en redes sociales, las atraía a su apartamento y las violaba o agredía sexualmente, según las denunciantes

Beatriz Juez

París

Sábado, 30 de marzo 2024, 09:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El fotógrafo marroquí Salim Berrada, bautizado por la prensa francesa como 'el violador de Tinder', fue condenado hoy a 18 años de prisión por el tribunal penal de París por la violación de 12 mujeres y las agresiones sexuales de otras tres cometidas entre 2014 y 2016 en su apartamento parisino. El tribunal también condenó al fotógrafo marroquí a una pena de expulsión del territorio francés. Una vez cumplida su condena en Francia, Berrada será expulsado a Marruecos, su país natal.

Berrada, que se sentaba en el banquillo de los acusados por la presunta violación y agresiones sexuales de 17 mujeres, fue, sin embargo, absuelto de un cargo de violación y de otro de agresión sexual, al considerar el tribunal que «los hechos no estaban suficientemente caracterizados».

El presidente del tribunal, Thierry Fusina, explicó que la condena a 18 años de prisión es «a la vez necesaria y proporcional a la gravedad de los hechos y a la magnitud de los daños a numerosas víctimas». El tribunal galo tuvo en cuenta a la hora de dictar sentencia «el carácter particularmente elaborado y organizado» de los crímenes cometidos por Berrada y su «carácter serial inquietante».

La fiscalía había pedido que el fotógrafo marroquí fuera condenado a 19 años de prisión dado la «peligrosidad» de Berrada, al que calificó de «insaciable cazador egocéntrico». Fanny Vial, abogada de varias víctimas de Berrada, consideró en declaraciones a la prensa francesa que «se ha hecho justicia para el conjunto de las víctimas, las partes civiles, pero igualmente en nombre de la sociedad. Todo el mundo esperaba una condena a la altura de los crímenes y delitos». El violador de Tinder, que durante el juicio negó las acusaciones de violación y agresiones sexuales contra él, sostuvo que las relaciones sexuales con las mujeres fueron consentidas.

El modus operandi de Berrada, nacido en 1985 en Casablanca (Marruecos) y residente en Francia desde 2005, era similar, según sus víctimas. El fotógrafo contactaba con mujeres jóvenes en redes sociales como Facebook o en aplicaciones de citas como Tinder o Adopeteunmec. Tras intercambiar varios mensajes con ellas, les proponía una sesión de fotos en su apartamento parisino, que utilizaba también como estudio fotográfico.

Nuevas acusaciones

Una vez en el apartamento, el fotógrafo de 38 años les ofrecía alcohol, las drogaba sin su consentimiento y las violaba o agredía sexualmente, según sus víctimas. Muchas de ellas creen haber sido víctimas de sumisión química durante la sesión de fotos. La primera denuncia contra él fue presentada en abril de 2015. En octubre de 2016, fue imputado por varios cargos de violación y agresiones sexuales y quedó encarcelado en prisión preventiva. Sin embargo, Berrada salió de la cárcel en 2019 y fue puesto bajo control judicial, a la espera de que se celebrara el juicio.

El presunto 'violador de Tinder', que reconoció durante el juicio ser un adicto al sexo, se instaló entonces en Marsella. A pesar de estar bajo control judicial, siguió presuntamente utilizando las redes sociales y las aplicaciones de citas, utilizando diferentes pseudónimos, para contactar con otras mujeres y violarlas y agredirlas sexualmente, según denunciaron varias mujeres.

La fiscalía de París abrió el año pasado una investigación por hechos presuntamente ocurridos entre 2021 y 2023. Berrada, que fue nuevamente encarcelado en octubre de 2023 a la espera de que comenzara este juicio, podría tener que volver a sentarse en el banquillo de los acusados por estos nuevos casos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios