Borrar
Las milicias palestinas portan el cadáver de una de las víctimas durante el funeral celebrado en Yenin. Zain JAAFAR / AFP
2023 es el año más sangriento en los territorios ocupados por Israel desde 2005

2023 es el año más sangriento en los territorios ocupados por Israel desde 2005

El Ejército mata a seis palestinos en Cisjordania en las últimas veinticuatro horas

Mikel Ayestaran

Corresponsal. Estambul

Miércoles, 20 de septiembre 2023, 11:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Al menos seis palestinos han muerto por disparos de Israel en las últimas veinticuatro horas en Gaza y Cisjordania. El Ejército volvió a lanzar una operación en el campo de refugiados de Yenín, al norte de Cisjordania, con el objetivo de llevar a cabo varios arrestos y estallaron los choques con milicianos de la rama local de Yihad Islámica.

Cuatro palestinos fueron abatidos y más de treinta resultaron heridos, según el Ministerio de Salud palestino. En el transcurso de esta ofensiva, las fuerzas de ocupación emplearon un dron suicida. Durante la retirada de los soldados uno de los vehículos fue alcanzado por un objeto explosivo improvisado y quedó inutilizado. Los israelíes no sufrieron bajas.

Las otras dos muertes se produjeron en Jericó y en Gaza, donde hubo además once heridos de bala. En la Franja se repiten las protestas cerca de la verja de separación en las últimas semanas y hace unos días otros seis manifestantes fueron abatidos. Israel mantiene cerrado el paso de Erez, la única salida para los miles de gazatíes con permiso de trabajo en el Estado judío, una cifra que ronda las 17.000 personas.

Las protestas más importantes en esta zona fronteriza se desarrollaron entre 2018 y 2019, eran movilizaciones semanales, más de 200 palestinos murieron y miles resultaron heridos por los disparos israelíes. «La reapertura del paso dependerá de la evolución de la situación», declaró el COGAT, la unidad del ministerio de Defensa encargada de gestionar la ocupación.

Incremento de la violencia

Mientras Benjamín Netanyahu se entrevista en Nueva York con Recep Tayyip Erdogan en las cumbres paralelas a la Asamblea general de la ONU o mantiene abierto el canal con Estados Unidos para intentar normalizar relaciones con Arabia Saudí, 2023 es el año más sangriento en los territorios ocupados de los últimos tiempos.

Más de 200 palestinos y 30 israelíes han muerto en 2023, la cifra más alta desde 2005, a causa de un incremento de la violencia de la que Israel culpa a Irán. El sector ultranacionalista sionista, liderado por los ministros Itamar Ben Gvir y Bezalel Smotrich, tiene un papel clave en el gobierno isarelí. El ascenso de estos colonos radicales a la gestión de los territorios ocupados ha traído de la mano una escalada de violencia que no se veía desde hace 18 años, según reflejan los datos de la ONU.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios