Borrar
Armita Geravand, a la derecha, en el hospital militar. E. C.
Muere Armita Geravand, la joven agredida por la Policía de la moral iraní por no llevar velo

Muere Armita Geravand, la joven agredida por la Policía de la moral iraní por no llevar velo

La estudiante de 16 años y origen kurdo llevaba desde comienzos de octubre en muerte cerebral en un hospital militar de Teherán después de sufrir una agresión en el metro

T. Nieva

Sábado, 28 de octubre 2023, 12:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Armita Geravand, la adolescente de 16 años hospitalizada tras sufrir a comienzos de octubre una agresión supuestamente por la 'Policía de la moral' de Irán por no llevar puesto el velo en el metro de Teherán, ha fallecido este sábado, según ha informado la agencia oficial de noticias IRNA. La joven estaba en estado de muerte cerebral y había pocas esperanzas de que se recuperase.

La organización de derechos humanos Hengaw informó a comienzos de octubre, cuando se registró el suceso, que Geravand había sufrido un «fuerte empujón» por parte de los agentes, que la abordaron en la estación de la capital iraní por no llevar bien puesto el pañuelo en la cabeza. Según la propia ong y el medio opositor Iranwire, en ese momento tuvo lugar un forcejeo que terminó con un empujón y un «traumatismo craneoencefálico y lesiones visibles en la cabeza», detallaron.

La versión oficial del Gobierno iraní, que ha vuelto a ser además difundida por la agencia oficial de noticias del país de Oriente Próximo y que ha sido la encargada de informar este sábado del fallecimiento, niega esa versión. Insiste en que la joven estudiante de origen kurdo sufrió una «bajada repentina de tensión cuando esperaba en el andén de la estación Shohada» del metro de la capital del país de Oriente Próximo.

Cuando ocurrió el suceso, los medios iraníes difundieron imágenes de las cámaras de seguridad del suburbano en las que se veía como varias personas sacaban a la joven del vagón después de haber sufrido una bajada de tensión. Sin embargo, varias ongs, entre ellas Iran Human Righst (IHR), ponen en duda la versión oficial, puesto que no se aportaron en dichas imágenes los momentos anteriores al suceso, por lo que consideran que se ha intentado cubrir el incidente.

Hospital militar

Armita fue ingresada en un hospital militar entre fuertes medidas de seguridad. El Gobierno iraní intentó con esta maniobra que no se volviese a repetir la situación vivida hace un año cuando la muerte, a manos también de la Policía de la Moral, de otra joven kurda, Masha Amini, por no llevar bien puesto el velo, desencadenó la mayor oleada de protestas que ha vivido la república islámica en su historia.

El pasado mes de septiembre se aprobó una ley que endurece las penas por la falta de uso de la prenda. Un tribunal iraní condenó además a seis y siete años de cárcel a las periodistas Elahe Mohamadi y Niloofar Hamedi por informar de la muerte bajo custodia policial de Amini.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios