Borrar
Meritxell Batet EP

Batet deja la primera línea tras verse enmendada por los gestos hacia los de Puigdemont

La que expresidenta del Congreso renuncia asu acta de diputada en pleno debate sobre una posible amnistía para los encausados por el 1-0

Miércoles, 6 de septiembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La que fuera presidenta del Congreso durante la pasada legislatura, Meritxell Batet, anunció ayer que deja su acta de diputada en la Cámara Baja y que abandona la primera línea política. La dirigente socialista, que fue cabeza de lista del PSOE por Barcelona el 23-J, lo anunció en la red social X, limitándose a señalar que «es el mejor momento para dejar la política activa con la satisfacción del trabajo hecho y del deber cumplido».

Batet no quiso explicitar los motivos de su renuncia, pero de fondo relumbran meses de acercamiento al independentismo de un PSOE que ha variado sustancialmente su discurso tradicional ante la dependencia del soberanismo. De hecho, la primera contrapartida de los socialistas para empezar a ganarse el favor de Junts para investir a Pedro Sánchez este otoño fue la de aceptar el veto a la exdiputada como candidata a continuar ejerciendo la responsabilidad de máxima autoridad del Congreso. El PSOE acabó difundiendo un escrito a principios de agosto comunicando que ésta había expresado «su deseo de no volver a ser candidata» ante el recelo de los aliados de Sánchez a que siguiese al frente de la Cámara Baja.

La exparlamentaria pone fin a 19 años en la actividad política el mismo día que se conoció que el Gobierno y sus socios aceleran para que en el hemiciclo se puedan utilizar las lenguas cooficiales (catalán, gallego, euskera y aranés). Algo que ella nunca permitió y que su sustituta prometió en su primer discurso. Y lo que es más revelador, la marcha de la que fue también ministra de Política Territorial en el Ejecutivo que Sánchez formó tras desbancar a Mariano Rajoy se produce en pleno debate sobre una eventual ley de amnistía para el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont -prófugo de la Justicia desde 2017- y el resto de encausados por el 1-0.

Una tesis, la de poner el contador a cero con el independentismo, que Batet -como figura relevante del socialismo catalán- nunca ha defendido. La propia expresidenta del Congreso se negó a tramitar en 2021 -amparándose en un informe de los letrados de la Cámara- el debate sobre una ley de amnistía registrada por ERC, Junts, la CUP y el PDeCAT. Pero la hoja de ruta en Ferraz parece haber cambiado y, aunque es cierto que nadie en el PSOE hable aún de forma explícita sobre cómo «poner el contador a cero» con el independentismo, el propio Sánchez da por hecha su investidura, defiende los pasos dados en la pasada legislatura y promete encarar el futuro con idéntica «audacia».

«Avances y reformas»

Batet viene de liderar los grandes resultados electorales del PSC en Catalunya en los últimos comicios -19 escaños, 13 más que los cosechados por el PP y doce más que los que lograron Junts y ERC respectivamente-. Su renuncia dará paso a la Cámara Baja a Ignasi Conesa Coma, quien ocupaba el puesto 14 en la lista del PSOE por Barcelona. No obstante, la exdirigente socialista, en su mensaje de despedida, sí quiso arengar a Sánchez y los suyos de cara a futuros acontecimientos. «Estoy convencida de que pronto habrá un nuevo Gobierno de progreso liderado por Pedro Sánchez que continuará con los avances y las reformas que la sociedad española necesita».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios