Borrar
El líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. GUILLERMO NAVARRO

Feijóo y Ayuso escenifican su unidad contra la moción de censura que propone Vox

Los líderes del PP tachan la iniciativa de contraproducente y desafían a Sánchez a medir en las urnas el apoyo a sus decisiones

Lunes, 12 de diciembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El líder nacional del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, era el invitado de honor este lunes en la cena de Navidad del PP madrileño. Y desde por la mañana ya era patente la reconstruida sintonía con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a la vista de los mensajes que el uno, en el Senado, y la otra, en una entrevista radiofónica, vertieron; y luego por la noche en el evento navideño.

Los dos líderes tratan de cerrar las brechas que estaban abiertas hace un año cuando al frente del partido estaba Pablo Casado. Y unifican su discurso contra el Gobierno y también contra la moción de censura y los partidos que la promueven. Ello, en la antesala de un cargado y decisivo año electoral que ya preparan.

Feijóo, que se subió a la tribuna del Senado para ejercer la portavocía de su grupo en la defensa del veto a los Presupuestos Generales del Estado para 2023 que ahora atraviesan su trámite en la Cámara Alta, desafió al presidente del Gobierno a que convoque elecciones para medir el apoyo social a las últimas medidas adoptadas por el Ejecutivo -el popular hizo especial hincapié en la derogación de la sedición, los cambios en el delito de malversación o «el debilitamiento de las instituciones, incluido lo que nadie se había atrevido a tocar: el Tribunal Constitucional»-: «¿Pero qué miedo tenemos a la democracia? Preguntemos a la gente si avala sus decisiones», lanzó Feijóo. Ante sus correligionarios en la cena de Navidad del PP, se ratificó en su reto al presidente: «Si Sánchez confía en que está haciendo lo correcto como dice, no tiene nada que temer».

Es su contraofensiva ante la moción de censura a la que Vox y Ciudadanos retan a su vez al PP. Ayuso trató de desactivar esa opción con el argumento de que sería contraproducente, ya que, dijo, Pedro Sánchez la ganaría y se relegitimaría. El líder nacional la emuló, al asegurar que la operación sólo serviría para brindarle una victoria parlamentaria, «cuando sabemos que ha perdido a la mayoría social».

El año pasado Pablo Casado no permitió las cenas de Navidad en el PP y ello generó un choque con la líder madrileña

Feijóo dio un paso más, al poner en el foco a sus competidores electorales: «Sánchez celebraría esa moción de censura, como celebra cada voto que vaya a los partidos que la promueven, porque cada voto a esos partidos le acerca a seguir siendo presidente del Gobierno». El líder popular recriminó a Vox y Ciudadanos, además, que no piensen en los intereses generales al plantear ese movimiento.

Frente a la moción de censura, frente al voto de los 350 diputados, Feijóo se esforzó en contraponer las urnas y el sufragio de todos los ciudadanos.

El presidente nacional del PP y la presidenta madrileña mostraron sintonía en el contenido y también en el tono. Se expresaron en unos términos muy duros. El primero, en su argumentario para pedir elecciones: «No sigamos con este deterioro»; «los españoles merecemos pronunciarnos sobre las decisiones que se están tomando. Ninguna de ellas tiene el aval de la mayoría social: Sánchez ni las llevaba en el programa electoral, ni las defendió durante la campaña ni se comprometió con ellas como candidato».

Isabel Díaz Ayuso no ahorró calificativos gruesos para referirse a la situación: consideró que España vive el «mes negro de la democracia» con el presidente «convertido en la ley» y sin «separación de poderes».

Relación reconstituida

Hace un año, la cena de Navidad, precisamente, fue un motivo de tensión entre la dirección nacional del PP, entonces comandada por Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid. Casado decidió prohibir las fiestas navideñas con el argumento de que aún estaba muy presente el coronavirus, medida que fue contestada por Isabel Díaz Ayuso, que no consideraba justificado que se suspendieran este tipo de eventos.

Ese choque fue un acto más del enfrentamiento de ambos líderes desde que la madrileña manifestó su deseo de presidir el PP de Madrid, colisión cuyo desenlace fue el final de la presidencia de Casado y la posterior llegada de Feijóo, de quien ha trascendido que sólo acudirá a la cena navideña del PP de Madrid, a la que anoche estaban convocados mil afiliados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios