Borrar
Pere Aragonès, en el Vaticano. EFE
Aragonés asegura que el Papa propone «diálogo y negociación» para Cataluña

Aragonés asegura que el Papa propone «diálogo y negociación» para Cataluña

«Francisco ha expresado que el camino siempre es hablar entre diferentes para llegar a un acuerdo», afirma el presidente de la Generalitat tras la audiencia con Bergoglio en el Vaticano

Darío Menor

Corresponsal en Roma

Lunes, 6 de noviembre 2023, 11:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las negociaciones entre el PSOE y los partidos independentistas catalanes para lograr la investidura de Pedro Sánchez pasaron este lunes por el Palacio Apostólico del Vaticano, donde el Papa Francisco recibió al presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, quien aunque no quiso aclarar si habían hablado sobre la amnistía, consideró al Pontífice «un buen conocedor de la historia política de España y Cataluña». Ambos estuvieron reunidos durante unos 40 minutos en una audiencia sin precedentes desde 1981, cuando Juan Pablo II recibió a Jordi Pujol.

«Hemos hablado de la necesidad del diálogo y la negociación. El Papa ha expresado que el camino siempre es hablar entre diferentes para poder llegar a un acuerdo. Todo el mundo puede suscribir esta posición, piense lo que piense», dijo Aragonés, sin ahondar en cuál era la opinión que le había mostrado Jorge Mario Bergoglio sobre la situación política en España. Destacó en cambio el presidente de la Generalitat su propia disposición para continuar con «el diálogo, la negociación y los acuerdos» como mejores herramientas para resolver «todos los conflictos».

Aunque había sido solicitada a principios de junio, la audiencia con el Pontífice ha acabado celebrándose en un momento de alto voltaje para la política española: cuatro días antes se alcanzó el acuerdo entre el PSOE con Esquerra Republicana, el partido del presidente de la Generalitat, para la investidura de Sánchez, mientras que todavía no se ha cerrado la negociación con Junts, la fuerza política de Carles Puigdemont. Aragonés calificó de «muy positivo» el pacto con los socialistas, porque «garantiza la amnistía para todas las causas de naturaleza política», permite «continuar con el proceso de negociación» y supone tanto el traspaso de la red ferroviaria territorial de cercanías como un «acuerdo económico» muy ventajoso, por el que el Estado condona 15.000 millones de deuda a Cataluña.

En su conversación con Francisco, Aragonés aprovechó para invitarle a que viaje a su comunidad autónoma con motivo de dos eventos significativos para los católicos catalanes: la celebración del Milenario de la Abadía de Montserrat y la culminación de las obras de la Sagrada Familia. «Estaríamos muy honrados con su visita. Nos hemos puesto a su disposición, pero es el Papa quien define su agenda», dijo el presidente de la Generalitat, que regaló a Bergoglio una estatuilla de un Sant Jordi de plata, además de varios libros de los poetas Jacint Verdaguer y Joan Maragall.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios