Borrar
Pere Aragonès, este jueves durante un acto público. EFE
Aragonès llama a Junts a reforzar el Govern y a dejar los ultimátums

Aragonès llama a Junts a reforzar el Govern y a dejar los ultimátums

El presidente de la Generalitat advierte a sus socios que no ha llegado el momento de aparcar la mesa de diálogo

Cristian Reino

Barcelona

Jueves, 15 de septiembre 2022, 21:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, reclamó este jueves a Junts cerrar filas para «reforzar» el Govern y emplazó a los postconvergentes a resolver sus problemas internos y a trabajar sin ultimátums para tratar de superar la crisis interna en el Gobierno catalán, que amenaza con ruptura. En una conferencia en 'La Vanguardia', descartó las elecciones antes de febrero de 2025, rechazó poner fechas para culminar la independencia como pide la ANC y advirtió a sus socios de que aún no ha llegado el momento de aparcar la mesa de diálogo y buscar vías alternativas porque la negociación con el Gobierno todavía puede dar frutos en materia de desjudicialización. «No contemplo que Junts salga del gobierno», dijo, a pesar de que Puigdemont presiona para la ruptura.

El miércoles, Aragonès exigió lealtad a los dirigentes de Junts, en una maratoniana reunión junto a Laura Vilagrà, Josep Maria Jové y Marta Vilalta, por parte republicana, y Jordi Puigneró, Laura Borràs, Jordi Turull, Josep Rius y Albert Batet, por parte postconvergente. Fue un encuentro largo y tenso, según ambas partes, y además decepcionante, de acuerdo al balance que hacen los dos socios del gobierno.

Trataron de desencallar una situación crítica, agravada por el caso Borràs o la Diada, pero no fueron capaces de llegar a ningún acuerdo. El cisma se mantiene y la amenaza de ruptura está sobre la mesa. Además de lealtad, Aragonès pide a los de Puigdemont dejar de desestabilizar el ejecutivo y apoyar la mesa de diálogo con el Gobierno.

Noticia Relacionada

Los de Junts, por su parte, reiteraron el ultimátum. Exigen a Aragonès que cumpla el pacto de legislatura, un cambio de rumbo en la cuestión soberanista, que permita que la delegación catalana en la mesa de diálogo esté integrada también por miembros ajenos al Govern, que solo se negocie sobre autodeterminación y amnistía y que se conforme un frente común en el Congreso. Además, Junts reclama la creación de un estado mayor del independentismo, que pilote la estrategia secesionista. Junts pide un papel relevante para el Consejo para la República de Puigdemont. ERC se abre a estudiarlo, pero ya avisa que Puigdemont no puede liderar el independentismo.

Si Aragonès no tiene un gesto con Junts, los postconvergentes amenazan con romper el Govern. La formación de Borràs está muy dividida. El sector pragmático, formado por los dirigentes procedentes de la antigua Convergència, son partidarios de seguir en el Gobierno catalán al amenos hasta las elecciones municipales. En cambio, los más radicales, encabezados por Borràs y Puigdemont, abogan por la ruptura inmediata. El secretario general, Jordi Turull, no quiere salir del Govern, pero tampoco quiere la ruptura interna. Por ello, presiona a Pere Aragonès para que haga alguna concesión en clave de hoja de ruta soberanista para poder calmar a las bases postconvergentes. Su compromiso, no obstante, es convocar una consulta interna en el partido para decidir la salida del ejecutivo. Si Aragonès no cede, estará escenificando que prefiere la ruptura con sus socios y seguir gobernando en solitario, con el apoyo externo del PSC y En Comú Podem.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios