Borrar
El nuevo Govern posa antes de su primera reunión. foto: EFE | VÍDEO: ATLAS

Aragonès prioriza pactar con Junts pero no cierra la puerta al PSC

El presidente de la Generalitat afirma que «no abandona» su compromiso por culminar la independencia

Cristian Reino

Barcelona

Martes, 11 de octubre 2022, 10:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha llamado este martes, en el estreno de su nuevo ejecutivo, a ir «paso a paso». Consciente de la delicada situación en que se encuentra el Govern catalán, tras la salida de Junts, pues parte con un apoyo de 33 diputados (ERC), Aragonès no ha descartado ninguna posibilidad. De entrada, su prioridad es pactar los Presupuestos con los partidos que le invistieron (Junts y la CUP) y también con los comunes. «La prioridad es la mayoría de la investidura», ha afirmado después de la reunión del Ejecutivo, en la que han participado los nuevos consejeros, que han tomado posesión esta mañana. Aragonès no quiere avanzarse a futuras pantallas y de momento solo contempla la posibilidad de empezar a negociar con Junts. «A partir de ahí, día a día, veremos qué escenarios se abren», ha asegurado.

Tras su salida del Govern, Junts ha pasado formalmente a la oposición. Y anuncia además que será una oposición muy dura, pues no en vano, Laura Borràs cuestiona la legitimidad de este gobierno. Junts afirma que Aragonès debería someterse a una cuestión de confianza antes de negociar los presupuestos. «No se entendería que Junts se autoexcluya», ha asegurado Aragonès. El apoyo de Junts es muy improbable en estos momentos. En ese caso, la única posibilidad que tendría el Govern de aprobar los presupuestos sería con el PSC o con la abstención de ambos. Sin embargo, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, descartó a los socialistas el sábado pasado con unas declaraciones muy contundentes. Los vetó en toda regla. Aragonès, en cambio, ha evitado fijar el veto de Junqueras. El presidente de la Generalitat ha abogado por el tan manido partido a partido, sin cerrar ninguna puerta. Ni siquiera la de la prórroga presupuestaria. Ha dicho, al respecto, que existen mecanismos técnicos para poder incorporar los 3.000 millones de más que contemplan las cuentas diseñadas por el exconsejero Giró y que negoció con los socialistas.

Con respecto al nuevo Govern, Aragonès ha expresado en que está comprometido al 100% con la autodeterminación y la amnistía. «No abandono ni renuncio» a trabajar por un referéndum, ha señalado. Al Gobierno central, el presidente de la Generalitat le ha pedido que afronte la resolución del conflicto. Ha reconocido que en la mesa ha habido avances, pero ha exigido «concreciones» a Pedro Sánchez de cara a la próxima reunión.

Este es el principal problema al que se enfrente el Ejecutivo. Parte con el apoyo de los 33 diputados de ERC. Es una minoría que está muy lejos de los 68 necesarios para la mayoría absoluta. Esquerra emplaza a Junts a pactar los presupuestos. Pero los postconvergentes han advertido de que antes de negociar las cuentas, Aragonès debe someterse a una cuestión de confianza. Junts ha decidido pasar a la oposición y asegura que el Govern de ERC en solitario es ilegítimo. Anuncia una oposición dura. El acuerdo entre los republicanos y Junts en materia de presupuestos es improbable y Esquerra no quiere llamar a la puerta del PSC, por lo que el Govern está abocado a la precariedad, al menos hasta las elecciones municipales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios