Borrar
El alcalde de Pamplona custodiado por agentes municipales, durante la procesión de San Fermín. FOTO: EFE | vídeo: dIARIO DE nAVARRA

Radicales abertzales agreden al alcalde de Pamplona y dejan tres policías heridos

Los incidentes se han registrado durante la tradicional procesión de San Fermín por las calles del casco viejo de la capital navarra

JESÚS J. HERNÁNDEZ

Jueves, 7 de julio 2022, 21:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tres agentes de la Policía Municipal de Pamplona resultaron este jueves heridos mientras protegían a la comitiva municipal que fue insultada y atacada por un grupo de radicales durante la procesión de San Fermín. Uno de los principales objetivos de los violentos era el alcalde de la ciudad, Enrique Maya, de Navarra Suma, la coalición de centro derecha formada por Unión del Pueblo Navarro, Partido Popular y Ciudadanos. El regidor denunció que «ha sido un acto que supera todos los límites, casi como un linchamiento» y señaló que los responsables son «del entorno de Bildu».

La tradicional procesión de San Fermín por el casco viejo de la capital navarra ha sido, durante años, el momento elegido por los radicales para atacar a la comitiva municipal. La calle Curia, donde este jueves se produjeron los incidentes, y la cercana Mercaderes, es un lugar habitual de reunión de la izquierda abertzale en la capital navarra. Fue en esa zona donde arreciaron los gritos de 'UPN kanpora' y los insultos a los miembros de la Corporación, en especial contra Maya y la edil socialista Maite Esporrín. «Nunca había sufrido tanto. Ha sido la vez más dura», lamentó el alcalde.

La tensión fue creciendo y, tras los insultos, comenzó un lanzamiento de vasos y las agresiones. El balance provisional es de tres policías municipales heridos de diferente consideración. Uno sufre una rotura del tabique de la nariz, por la que fue intervenido, otro padece una lesión en el tobillo por una patada y el último ha recibido el impacto de un vaso en la cara. Los agentes lograron trasladar al alcalde y a los ediles, sanos y salvos, hasta el interior de la Catedral.

«Fascismo»

«La Corporación, el Cabildo Catedralicio y el resto de la comitiva ha sufrido una agresión de carácter fascista protagonizada por la izquierda abertzale en la subida de la calle Curia». Es parte del texto aprobado en la Junta de Portavoces con el voto favorable de Navarra Suma y el Partido Socialista de Navarra, el voto en contra de Geroa Bai y la abstención de EH Bildu.

«Solo la valiente y profesional actuación de la Policía Municipal, apoyada por agentes de otras localidades españolas, ha evitado un auténtico linchamiento de los concejales de Navarra Suma y del Partido Socialista de Navarra y, especialmente, del alcalde, objetivo prioritario de los agresores perfectamente organizados», añade el texto oficial.

El grupo municipal de EH Bildu se abstuvo, aunque «lamentó» los incidentes y admitió que son «unas agresiones fuera de lugar que de ninguna manera se pueden justificar». «Una cosa es la crítica política y otra es la agresión», zanjaron, antes de trasladar su «solidaridad» con los heridos.

En la procesión de 2019, la última antes de la pandemia, un grupo de personas increparon a los respresentantes de UPN y la Policía Municipal tuvo que hacer un cordón de seguridad para que pudieran pasar. En este mismo punto, en 2011, el policía municipal Iñigo de Zia fue arrastrado a un bar y sufrió una paliza cuando custodiaba el paso de la procesión. Es la última víctima del terrorismo reconocida.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios