Borrar
Sánchez, junto al presidente de Colombia, Gustavo Petro. AFP | Vídeo: Atlas

Sánchez ofrece a Colombia acoger la negociación con la guerrilla del ELN

El presidente español es el primer líder europeo al que recibe el recién elegido Gustavo Petro, el primer mandatario de izquierdas en este país suramericano

Ander Azpiroz

Miércoles, 24 de agosto 2022, 19:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Pedro Sánchez inició ayer una gira por América Latina que le llevará durante tres días a Colombia, Ecuador y Honduras. Bogotá, su primera parada, no es baladí. El presidente español es el primer líder europeo al que recibe el recién elegido Gustavo Petro, el único mandatario de izquierdas de la historia reciente en este país suramericano.

La clave de una parada tan premurosa en Colombia es doble: el nuevo ciclo político de progresismo en América Latina y el plan de inversiones que ha prometido Petro en campaña electoral, en el que las empresas españolas confían en tener un papel destacable, si no el principal.

En el plano político, el preside español resaltó en Bogotá su sintonía ideológica con Petro e insistió en su voluntad de tender puentes entre las izquierdas de ambos lados del Atlántico. E incluso fue más allá y ofreció a España como sede para las negociaciones anunciadas entre el Gobierno de Bogotá y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el último gran movimiento insurgente del país caribeño tras la firma de la paz entre el estado y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016. La propuesta, en cualquier caso, parece difícil de concretarse toda vez que las guerrillas colombianas de extrema izquierda siempre han defendido La Habana como su punto seguro de reunión.

Aún así la baza del gobierno español puede pasar por aceptar ser una de las partes mediadoras –generalmente dos por cada parte en estos procesos–, un protagonismo que Madrid no jugó con las FARC durante el mandato de Mariano Rajoy. Países como Noruega, ajeno al contexto latinoamericano, han ejercido durante décadas este papel con éxito para mayor gloria de su prestigio internacional. «Nosotros nos ofrecemos al Gobierno colombiano para ayudar en todo lo que creo que es de sentido común para alcanzar la paz y, por tanto, si en España se pueden albergar esas conversaciones de paz, España estaría dispuesta», señalo el jefe del Ejecutivo.

El jefe del Ejecutivo tiende la mano para ejercer de puente entre Latinoamérica y la UE

Fuentes de Moncloa reconocen que este viaje busca entre otros objetivos acompañar a los nuevos movimientos progresistas de América Latina. Más aún cuando por delante a Sánchez le queda todo un 2023 de legislatura y en el que durante el segundo semestre España ejercerá la Presidencia de la Unión Europea, con las mediantes Cumbre Iberoamericana en Santo Domingo y la reunión entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Tres oportunidades en las que resaltar su perfil político e internacional.

Interés económico

La interpretación económica de esta gira tampoco admite ambigüedades. En el avión oficial del presidente del Gobierno viajan representantes de una decena de grandes empresas nacionales, entre otras Indra, OHL, Navantia o Sacyr. «Colombia es un socio económico de primer orden», afirmó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, también presente en la gira.

En Colombia operan actualmente más de 400 empresas españolas, un número que se espera elevar de forma significativa con el plan de inversión comprometido por Petro durante la campaña electoral. Y la presencia española y europea, reconoció Sánchez, servirá para contrarrestar la creciente influencia de Rusia y China en un continente con el que España mantiene unos lazos sociales, económicos y culturales como ningún otro país del bloque occidental.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios