Borrar
La consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà. EFE
Vilagrà amenaza: «La legislatura española pende de un hilo»

Vilagrà amenaza: «La legislatura española pende de un hilo»

El Govern exige a Sánchez que «deje de esconderse»

cristian reino

Barcelona

Lunes, 25 de abril 2022, 11:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Govern catalán insiste en que las explicaciones que le dio ayer el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, a la consejera de la Presidencia, Laura Vilagrà, fueron insuficientes. El día después de la reunión en el Palau de la Generalitat entre Bolaños y Vilagrà, el Ejecutivo catalán ha elevado el tiro y ha exigido que quien dé las explicaciones sea el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. «No se puede esconder más», ha afirmado Vilagrà en Catalunya Ràdio. El silencio que mantiene el jefe del Ejecutivo español en relación al espionaje de una sesentena de dirigentes nacionalistas (catalanes y vascos) tiene al independentismo «cabreado», según Vilagrà. «No es de recibo que aún no haya dicho nada», ha asegurado en Rac-1.

En este sentido, plantea la reunión de ayer como una primera toma de contacto que deberá tener continuidad con un encuentro cara a cara entre Sánchez y Aragonès. Al Govern no le han convencido las explicaciones que le ha ofrecido el Gobierno pero tampoco las cuatro medidas anunciadas por la Moncloa para tratar de recobrar la confianza de ERC y arrojar algo de luz sobre el caso. «No estamos satisfechos», ha asegurado la consejera. «Queremos saber quién ordenó el espionaje» y exigimos «dimisiones», ha dicho. «Reclamamos el cese de los responsables, pero no sabemos quiénes son», ha avisado.

Vilagrà ha advertido al Gobierno de que la confianza está rota y de que la estabilidad parlamentaria del Ejecutivo está en peligro. «No podemos negociar con quien nos espía», ha avisado. «La legislatura pende de un hilo», ha amenazado. O el Gobierno adopta medidas contundentes, ha señalado, o «todo queda en el aire».

A su juicio, la Moncloa está más preocupada por perder los apoyos parlamentarios que en la gravedad del caso de espionaje en sí. El Govern mantiene una posición muy crítica, pero sí ha valorado una de las medidas anunciadas por el Ejecutivo. Según Vilagrà, sería positivo que los partidos independentistas pudieran participar en la comisión de secretos oficiales, si se constituye, aunque ha puntualizado que a su entender ese no es el foro adecuado para aclarar los hechos. Las demás medidas las ve más bien cosméticas, pues siempre chocarán con la ley de secretos oficiales y no servirán para «llegar hasta el final», como reclama el nacionalismo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios