Borrar
Urgente Siete afectados, entre ellos un bebé de un mes, en el incendio de un edificio de Salamanca
Cuca Gamarra, secretaria general del Partido Popular EP
El PP ve en Sánchez un «político tóxico» del que se desmarcan los líderes territoriales del PSOE

El PP ve en Sánchez un «político tóxico» del que se desmarcan los líderes territoriales del PSOE

La ministra de Defensa, Margarita Robles, señala el «patriotismo de pulsera» de los populares por criticar a España en Bruselas

Domingo, 30 de abril 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los líderes del PP y del PSOE se van persiguiendo en esta precampaña electoral. Si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, estuvo el viernes en Galicia, ayer tuvo allí un acto el presidente nacional del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo; y si ayer Sánchez visitó Navarra, hoy está allí la secretaria general del PP, Cuca Gamarra. Desde esa comunidad, en concreto desde Olite, la dirigente popular, con tono agrio, calificó al presidente del Gobierno de «político tóxico» del que se desmarcan los líderes territoriales de su partido porque le atribuye estar únicamente para «dar respuesta y satisfacer las demandas de sus socios como ERC y Bildu», «a esos a los que ahora los barones socialistas tildan de indeseables porque quieren destruir nuestro país». Se apoyó Gamarra para emitir estos juicios en unas declaraciones del presidente aragonés, Javier Lambán. ERC y Bildu son, añadió, «con los que están gobernando España, Navarra y, por tanto, no pasan la prueba del algodón de la verdad y de la palabra», afirmó la secretaria general del PP.

Abundó y se extendió Gamarra en esta idea. Si el presidente del Gobierno ha echado mano de los resultados de su gestión en materia económica, por ejemplo, durante la pandemia o ahora con la guerra de Ucrania, como uno de los argumentos centrales en los que basar su precampaña, la líder popular le afeó a Sánchez el resultado de la aprobación de la ley del 'sólo sí es sí', el diseño de unos trenes que no caben por los túneles o que 'Tito Berni' fuera el ponente de la ley contra el fraude fiscal. «No es un buen gestor; decir que Pedro Sánchez es un buen gestor es lo mismo que decir que 'Tito Berni' es un parlamentario ejemplar», lanzó. «En lo que sí ha sido muy eficiente y muy eficaz la gestión de Pedro Sánchez es en dar respuestas a las exigencias de sus socios de ERC y de Bildu. Ha sido muy eficiente en la gestión de los indultos; ha sido muy eficiente en la entrega del código penal para que hoy ya no sea delito la sedición», relató Gamarra para llenar de contenido su ataque en el flanco más débil del presidente y en las cuestiones que generan división entre los socialistas.

También atacó la líder popular al presidente del Gobierno por su percepción de la situación económica: «Es el momento de abandonar los triunfalismos» después de que, enumeró, suba el paro, se incrementen los precios y la deuda o se encarezcan las hipotecas. «Esa es la herencia que nos está dejando el sanchismo», zanjó.

Echó mano del argumentario del PP para criticar la ley de vivienda que se acaba de aprobar en el Congreso de los Diputados -«ésta no es la ley de vivienda que España necesita, sino la que ERC y Bildu exigen a Sánchez para que siga manteniendo su vivienda, La Moncloa», dijo-. Y al modelo del Gobierno, que busca controlar los precios, contrapuso el suyo, basado en ayudas directas a todos aquellos que quieran acceder a una vivienda. Además, se arrogó el mérito de la «derogación» de la ley del 'sólo sí es sí': «Ya está en vigor su derogación gracias al PP», defendió Cuca Gamarra.

«Pedro Sánchez acaba de comenzar una frenética campaña electoral. Pero cinco años de sanchismo no se van a borrar con cinco semanas de mentiras vacías», atacó la secretaria general del PP, quien también afirmó: «Quien lleva mintiendo cinco años va a seguir mintiendo cinco semanas para lograr el voto de los españoles; pero ya no cuela», concluyó. Tras estas declaraciones ante la prensa, ya no hubo preguntas.

Robles critica el «patriotismo de pulsera del PP»

Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, que participaba en la presentación de la candidatura socialista de Reyes Maroto a la alcaldía de Madrid, criticó el «patriotismo de pulsera» del PP por «criticar a España en Bruselas», a cuenta de la disputa sobre Doñana y la ley que promueve la Junta andaluza que preside Juanma Moreno Bonilla, que ha sido cuestionada por el ejecutivo comunitario.

Robles lamentó que al PP «no le gusta que España tenga presencia en Europa» y también se quejó de que «no hay nada peor que ver a un partido de la oposición que va a criticar a España en Bruselas».

«En vez de estar todos juntos arrimando el hombro, van a trabajar para destruir lo que España está realizando. Y luego hablan de patriotismo, pero ¿qué patriotismo es eso? ¿patriotismo de pulsera?», cuestionó la titular de Defensa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios