Borrar
Pedro Sánchez abraza a Lula da Silva en la Moncloa. EP

Lula incomoda a Sánchez con su postura respecto a la guerra en Ucrania

El presidente brasileño defiende una solución dialogada al conflicto, critica el envío de armas y evita reconocer la soberanía ucraniana sobre Crimea y el Donbás: «Lo tendrán que decidir Rusia y Ucrania»

Miércoles, 26 de abril 2023, 10:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La guerra en Ucrania ha marcado la primera visita del presidente brasileño, Lula da Silva, a Europa tras su reelección. El mandatario venía a reivindicar el regreso de Brasil a la diplomacia internacional -«Brasil ha vuelto», ha sido el mensaje más repetido- tras el mandato de su antecesor, Jair Bolsonario. En la Moncoa se encontró a un Pedro Sánchez que ostentará la presidenta de la UE en el segundo semestre de este año. Pero las diferencias de matices entre ambos sobre el conflico han acabado protagonizando la reunión.

Lula ha defendido la solución dialogada a la guerra, en una línea similar a la bandera que Podemos ha ondeado dentro del Ejecutivo, contraria al envío de materal militar al teatro de operaciones, y opuesta a la del PSOE. Aunque el dirigente brasileño no ha dicho abiertamente que le haya pedido a Sánchez que deje de enviar armas ―»España es soberana para tomar esa decisión», ha insistido― sí ha dejado claro que no es su posición. De hecho, ha explicado que él paró una venta de armas a Alemania porque entendió que luego podía venderlas a Ucrania. Tambien ha alertado de que, de no frenar la escalada bélica, «puede producirse una desgracia mayor». «Nosotros estamos a 14.000 kilometros, vemos las cosa de otra manera», ha tratado de matizar el presidente de Brasil.

Ucrania rechaza frontalmente esta cuestión y exige poner fin a la guerra sin que se cuestione la soberanía de su territorio previa al 2014. De hecho, la posición de Europa y de Estados Unidos es que cualquier acuerdo o negociación debe contar en primer lugar con el beneplácito de Ucrania, el país agredido. Sánchez, por su parte, ha salido al paso recordando que Brasil ha votado siempre en contra de la invasión rusa en los distintos organismos internacionales donde está representado, como la ONU. «Podemos tener matices, yo los tengo, pero Brasil está defendiento un orden internacional basado en reglas, lo fundamental es que trabajemos todos por la paz, por el fin de las hostilidades», le ha respondido el presidente del Gobierno español.

Lula trata de reforzar las relaciones con Lisboa y Madrid como primer paso para tejer alianzas con la Unión Europea. El Ejecutivo brasileño pretende dejar atrás la acción diplomática llevada a cabo durante el mandato del expresidente Jair Bolsonaro, cuando se suspendió el contacto entre los países por cuatro años debido a las diferencias políticas entre administraciones.

Sánchez y Lula también han hablado en su encuentro sobre la Presidencia rotatoria de la UE, que asume España en el segundo semestre del año. Según han indicado fuentes oficiales del Gobierno de Brasil, España también tiene mucho interés en promover una mayor aproximación entre América Latina y la Unión Europea.

Acuerdo Mercosur-UE

En este sentido, señalan que existe la expectativa de que el acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur pueda concluirse en 2023 y España tiene el interés de que sea durante su mandato, por lo que es un asunto que probablemente se incluirá en las conversaciones entre líderes.

Ambos mandatarios, que han ofrecido una rueda de prensa conjunta desde la Moncloa, son conscientes de que la conclusión de este tratado comercial es difícil, debido a la reticencia de algunos países del bloque comunitario. Sin embargo, han considerado que existen «pocos argumentos» para estar en contra de este acuerdo, teniendo en cuenta el contexto internacional, que hace que se abra una oportunidad «claramente única» para sellar su firma.

«Brasil y España compartimos que el acuerdo es la piedra fundamental para estrechar las relaciones entre la Unión Europea y los países que conforman el Mercosur. Europa necesita aliados, y América Latina y el Caribe es una de las regiones a la que debemos mirar en estos momentos», ha sostenido Sánchez.

Desde el Ejecutivo brasileño destacan que tanto Portugal como España son importantes socios comerciales y destacan que nuestro país es el segundo que más invierte en Brasil, solo por detrás de Estados Unidos.

Posteriormente a la rueda de prensa, Sánchez y Lula se han desplazado al Palacio de la Zarzuela, donde se encuentran almorzando con Felipe VI.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios