Borrar
David Bowie, en pleno concierto.
«Hay que aprender de Bowie y convertir cada día en una aventura»
Brett Morgen | Director de cine

«Hay que aprender de Bowie y convertir cada día en una aventura»

«Bowie era enigmático, pero había creado una imagen falsa de ser un hombre frío», dice el director de 'Moonage Daydream', que hoy llega a la cartelera

María Estévez

Los Ángeles

Viernes, 30 de septiembre 2022, 01:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Conocido por sus documentales sobre figuras culturales notables, desde Kurt Cobain hasta Jane Goodall, el cineasta Brett Morgen regresa a la pantalla grande con 'Moonage Daydream', la vida de David Bowie y uno de sus trabajos más eléctricos hasta la fecha. Esta odisea psicodélica nos muestra la carrera prolífica y enigmática de la leyenda de la música británica. La cinta es el primer trabajo cinematográfico autorizado por los herederos de Bowie, con acceso a imágenes de conciertos nunca antes vistas y otras magníficamente restauradas, entrevistas sorprendentes y efectos visuales hipnóticos. A diferencia de un documental de música tradicional, la película es más una experiencia cinematográfica abstracta y experimental, que una ruta organizada por la vida de Bowie. Además, los herederos concedieron a Morgen un acceso sin precedentes al archivo personal de Bowie. Rastreando su legado desde su era 'Aladdin Sane' a principios de los 70 hasta su trabajo del último período antes de su muerte en 2016, 'Moonage Daydream' transmite a Bowie más allá de sus valiosas contribuciones al pop y al rock 'n' roll. A lo largo de la película, la superestrella británica camaleónica comparte sus filosofías sobre la vida, el amor, la muerte y la creatividad mostrando su brillantez intelectual y su resistencia a ser una sola cosa.

Bowie estaba fascinado por la intersección de la cultura pop y el discurso filosófico, y aunque podía articular ideas profundas y radicales, nunca se presentó como un filósofo. En 'Moonage Daydream', Morgen usa fragmentos de la vida de Bowie para iluminar su viaje artístico como un músico increíblemente versátil, además de actor, escritor, escultor y pintor.

-¿Por qué eligió estrenar su película en el Festival de Toronto?

-He estado de gira por varios festivales de cine con mi película, desde que la estrenamos en Cannes. Estoy muy agradecido por la generosidad de los programadores que han aceptado esta cinta de no ficción con el compromiso de promoverla. Me sorprende el impacto que esta película está teniendo en el público y eso me conmueve. Esta es una cinta sobre la vida, porque hay tanta oscuridad en nuestro mundo que es bueno ver algo con un mensaje tan positivo. Cada día puede ser mejor que el anterior, todo depende de ti, porque envejecer puede ser un evento maravilloso. Tengo 53 años y estoy enamorado de mi vida, de mi esposa y de mi posición en el mundo, no como cineasta, sino como persona.

Brett Morgen, el director de 'Moonage Daydream'.
Brett Morgen, el director de 'Moonage Daydream'.

- ¿Cree que David Bowie era un ejemplo a seguir?

-Por supuesto, no tenemos muchos modelos a seguir en nuestra cultura actual. Bowie es un artista que celebra el envejecimiento. Por eso es importante escuchar a Bowie, que siempre disfrutó cada día de su vida. Creo que para una audiencia mayor, es un recordatorio de que mientras tengamos capacidad, podemos controlar la dirección de nuestra vida, podemos dirigirla para convertirla en una aventura, tanto intelectual como físicamente.

-Usted muestra al Bowie tras el ícono, pero sin olvidar su figura como artista.

-Bowie era enigmático. Pero había creado una imagen falsa de ser un hombre frío. El Bowie que descubrí era generoso y tenía una pasión por la vida impactante. Junto a ese Bowie fue cómo tomó forma la película.

-¿Qué aprendió sobre él a través de su investigación?

-Fue una revelación para mí, aunque yo era un gran admirador de la música de David Bowie. Sin embargo, no sabía nada sobre él a nivel personal. Si tengo que resumir lo que más me impactó diría que su coraje, su generosidad y su inteligencia.

-¿Su influencia se sigue sintiendo en la música?

-Bowie fue uno de los pioneros de la cultura pop en celebrar nuestras diferencias. Decía que lo que nos hacía diferentes era nuestra fuerza y nuestro poder. Nos hizo reconocer y sentir que no estábamos solos, que estaba bien no ser lo que tus padres querían que fueras. Su mensaje ocupa nuestra cultura en estos últimos cinco años, porque hay una necesidad de aplaudir nuestra individualidad. Y junto a eso están las opiniones progresistas de David sobre la fluidez de género, que fue una de las primeras y únicas celebridades de su época en declararse públicamente bisexual y lo hizo descaradamente con humor y con dignidad.

Vídeo. El tráiler del documental.

-¿Cómo aceptaría ahora Bowie un documental sobre su vida?

-Creo que estaría bastante molesto si alguien tratara de exponer su relación con sus hijos o su esposa porque era celoso de su intimidad. Mi película se limita a lo que él habló en público, pero es cierto que David nunca tuvo ninguna intención de participar en un documental biográfico.

-¿Cómo decidiste contar la historia de Bowie?

-Me inspire en 'El héroe de las mil caras' de Joseph Campbell. Bowie es una especie de Héroe de las Mil Caras. También le imagino en 'La Ilíada'. La única diferencia es que Bowie crea sus propias tormentas. Como cultura, damos por sentado el género. El género es como la cuna, nos protege. Nos da una brújula cuando experimentamos cualquier forma de arte. Se remonta al comienzo de la comedia, la tragedia, lo que sea. Uno de los mayores desafíos de 'Moonage Daydream' fue saber que no íbamos a ser parte de ningún género. Eso es una rareza, para bien o para mal. Sentí que estaba haciendo un proyecto artístico sin ninguna dirección. Creo que no hay un tema mejor que Bowie. La lección que aprendí y que me llevo este proyecto es que hay que convertir cada día en una aventura.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios