Borrar
Un irreconocible Bradley Cooper caracterizado como Leonard Bernstein en sus últimos años.
Leonard Bernstein, judío, bisexual, genio

Leonard Bernstein, judío, bisexual, genio

Bradley Cooper estrena en Netflix 'Maestro', un retrato biográfico del compositor y director de orquesta centrado en su faceta más íntima

Miércoles, 13 de diciembre 2023, 16:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

De la misma manera que los críticos se ensañaron a veces con Leonard Bernstein porque no perdonaban que fuera igual de brillante como compositor, director de orquesta y divulgador, a Bradley Cooper se le mira a veces por encima del hombro. La estrella de 'Resacón en Las Vegas' ya avisó en la estupenda 'Ha nacido una estrella' que no se conformaba con ser una cara bonita. Su ambición pasaba por contar historias como la de 'Maestro', segundo largometraje como director en el que, además de brindar una de las interpretaciones del año, demuestra ser un cineasta con una mirada personal.

Tráiler en español de 'Maestro'.

Leonard Bernstein (1918-1990) es uno de esos personajes carne de 'biopic', que forman parte del panteón de personalidades estadounidenses 'bigger than life'. Martin Scorsese y Steven Spielberg planearon llevar su vida a la pantalla, pero no terminaron de levantar el proyecto. En 'Maestro' figuran como productores, aunque el dinero lo ha puesto Netflix, que la estrenará el 20 de diciembre.

Tras su presentación en el Festival de Venecia, al que Cooper no acudió por la huelga de actores, se originó una polémica baldía a cuenta de la prótesis de nariz que luce, lo que podía perpetuar estereotipos judíos. Cuando arranca el filme vemos al protagonista en una entrevista televisiva en sus últimos años. La asombrosa labor de maquillaje consigue que el protagonista de 'El lado bueno de las cosas' esté irreconocible.

Bradley Cooper y Carey Mulligan en 'Maestro'.

'Maestro' se centra más, mucho más, en la faceta íntima y sentimental del músico que en su lado creativo. Los hitos biográficos están ahí, como el gran golpe de suerte de su vida, cuando el 14 de noviembre de 1943 sustituye a última hora a un enfermo Bruno Walter al frente de la Filarmónica de Nueva York en un concierto retransmitido a todo el país. Bernstein fue el primer americano que dirigió una de las grandes orquestas, un puesto reservado hasta entonces a batutas europeas. También suena en el filme la fascinante partitura de 'La ley del silencio', la única banda sonora original para cine que escribió, y, por supuesto, 'Un día en Nueva York' y 'West Side Story', los musicales que también fueron llevados al cine.

Con todo, Cooper no elige los temas más populares con los que asociamos a Bernstein, que en su país se hizo inmensamente popular por sus programas televisivos, en los que demostró ser un carismático divulgador de la música clásica. Fue un judío al que aconsejaron cambiar de apellido para triunfar. Bisexual, nunca dejó de acostarse con hombres pese a casarse con la actriz de origen chileno-costarricense Felicia Montealegre, encarnada por Carey Mulligan.

Cocaína y fiestas

Bernstein jamás ocultó sus apetencias. Felicia toleró las infidelidades –siempre que no fueran muy notorias– y la enfermedad de ella volvió a unirles al final de sus vidas. El músico vive su homosexualidad de manera despreocupada en el filme, sin importarle herir a su esposa. También se acostaba con otras mujeres, pero eso no se muestra en 'Maestro', que ha contado con el plácet de los hijos del artista.

Bradley Cooper en 'Maestro'.

La cocaína corría en las fiestas de la élite neoyorquina, que Cooper rueda en color y en 35 milímetros, como si fuera John Cassavetes. De las discusiones en el apartamento del edificio Dakota -el de 'La semilla del diablo' y el asesinato de Lennon-, a discotecas donde suena 'Shout' de Tears for Fears. La primera parte de la cinta adopta la textura de un musical en blanco y negro. 'Maestro', un 'biopic' nada previsible, deja espacio para el lucimiento de su protagonista, que calca la expresiva manera de dirigir de Bernstein, a quien evita juzgar. Con cuatro nominaciones a los Globos de Oro, Bradley Cooper estará en los Oscar, pero la estatuilla será para Carey Mulligan.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios