Borrar
Bárbara Lennie como Alice Gould.
Los renglones torcidos de dios y La piel del tambor | La taquilla española saca rédito a las adaptaciones literarias

Los renglones triunfan en los cines españoles: el filón de adaptaciones literarias

La película de Oriol Paulo y 'La piel del tambor', situadas estas semanas entre las diez más vistas, aprovechan el tirón de las novelas en las que se basan para llevar al público a las salas

Iker Cortés

Madrid

Jueves, 27 de octubre 2022, 08:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las cifras siguen siendo bajas, pero parece que poco a poco el cine español va recuperando el pulso perdido tras una pandemia que ha dejado moribundas no solo a distribuidoras y productoras sino también a las salas de proyección. Que lo que cuenta el cine español atrae ahora al espectador queda demostrado cuando uno se acerca al top 10 de recaudación en los últimos fines de semana. Sin ir más lejos, este fin de semana, cuatro de las diez películas más vistas eran españolas; pero es que en el anterior, el que va del 14 al 16 de octubre, seis de las diez se habían realizado en nuestro país y todas con una diversidad abrumadora: desde la animación de 'Tadeo Jones 3: La tabla esmeralda' hasta el thriller de 'Los renglones torcidos de Dios', pasando por el cine social de 'En los márgenes' o el acercamiento al terror que propone 'Cerdita'.

Resulta muy curioso el caso de 'Los renglones torcidos de Dios', que se ha convertido en el tercer mejor estreno español en lo que va de 2022, alcanzando los 828.091 euros solo en su primer fin de semana, solo por detrás de 'Padre no hay más que uno 3' y 'Tadeo Jones 3: La tabla esmeralda'. Basada en la novela homónima que Torcuato Luca de Tena publicó en 1979, la historia sigue los pasos de Alice Gould (Bárbara Lennie), una investigadora privada que ingresa en un hospital psiquiátrico dirigido por Samuel Alvar (Eduard Fernández), simulando una paranoia para recabar pruebas del caso en el que trabaja: la muerte de un interno en circunstancias poco claras.

La novela se convirtió en un fenómeno que ha ido calando de generación en generación y trazaba un certero retrato de la desconocida realidad de los sanatorios mentales en plena Transición. Oriol Paulo ('El cuerpo', 'Los ojos de Julia' o 'Durante la tormenta') es su director. Apasionado de las novelas de intriga desde su niñez, ha reconocido en las entrevistas promocionales que tardó seis meses en aceptar el proyecto porque sentía vértigo ante todo un superventas como 'Los renglones torcidos de Dios'. Sin embargo, está claro que ha visto recompensado su esfuerzo con buenos datos en taquilla. La cinta ha llevado hasta el momento a los cines a 396.322 espectadores y ha recaudado 2,46 millones de euros, sin contar este último fin de semana, en el que se espera que supere los 3 millones. Un ejemplo del rédito que el cine español está sacando de las adaptaciones literarias.

A juicio de Paulo, el mayor reto fue adaptar la novela a la actualidad, para ello optó por abordar al personaje protagonista, una mujer rica, elegante, culta y diagnosticada como paranoica, a pesar de lo cual es sumamente hábil en el engaño y el embuste, desde otro prisma. Si en la novela latía una lucha soterrada de sexos, en la película el director ha apostado por una «lucha de egos»: la paciente se enfrenta a su psiquiatra y trata de revelarse como una mujer cuerda, decidida y hasta sarcástica frente a su antagonista. «Había una cosa que sí estaba en la novela y que hemos querido potenciar: el empoderamiento femenino», asegura Paulo. El libro exigía, además, un gran esfuerzo de condensación, pues las tramas daban para hacer una serie si se quisiera.

La casualidad ha querido que el éxito de 'Los renglones torcidos de Dios' coincida con el de otra adaptación, 'La piel del tambor', de Arturo Pérez-Reverte, a escala, eso sí, algo menor. Sin hacer mucho ruido, la cinta ha sido la séptima película más vista este último fin de semana, consiguiendo recaudar 150.000 euros con solo 153 copias en circulación, logrando una estupenda media de 1.000 euros por copia.

Dirigida por el colombiano Sergio Dow, la ficción nos lleva a la Ciudad del Vaticano en mitad de la década de los noventa. Protagonizada por Richard Armitage, Amaia Salamanca, Rodolfo Sancho y Paul Guilfoyle, entre otros, cuenta cómo un hacker informático irrumpe en el ordenador personal del Papa dejándole un mensaje en el que asegura que la iglesia de Nuestra Señora de las Lágrimas mata para defenderse. Intrigado, el Papa ordena que se investigue el asunto. Monseñor Spada asignará la misión a su mejor agente, el sacerdote Quart (Armitage), poseedor de una larga experiencia en los asuntos oscuros de la Santa Sede. Entre tanto, en Sevilla, la aristócrata Macarena Bruner (Salamanca), una hermosa divorciada que es dueña de los derechos sobre el terreno donde se alza Nuestra Señora de las Lágrimas, escandaliza a la ciudad con sus amores inapropiados con un bailaor flamenco.

Un fotograma de 'La piel del tambor'.

Pérez-Reverte, que ha participado estos días en la promoción de la película, se ha mostrado muy satisfecho con el salto al cine de su novela «Es una gran novela y una de las mejores adaptaciones que se han hecho de uno de mis libros», ha llegado a decir. Y ha ido más allá al explicar que los que ve en el largoemtraje son sus personajes: «Es mi padre Quart, es mi Macarena, es mi Sevilla».

Otras adaptaciones literarias

No son las únicas adaptaciones literarias que este año han llegado a la taquilla española. Durante el primer trimestre del año se estrenaba 'Malnazidos', de Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro, que tomaba una novela de Manuel Martín Ferreras como punto de partida, 'Noche de difuntos del 38'. Ambientada durante la Guerra Civil Española, contaba cómo un teniente de requetés del bando nacional cae prisionero de un pelotón republicano mientras atraviesa un valle en una misión suicida. El miedo a morir ejecutado a manos del enemigo pronto se verá sobrepasado cuando los muertos en el combate se alcen para perseguirlos a todos ellos. La culpa es de una nueva arma experimentada por los nazis, que cuentan con el plácet de los franquistas. Ambas facciones, rojos y nacionales, deberán decidir si su odio mutuo supera al temor a que los condenados los arrastren al infierno. Pese a un título juguetón, la cinta de Ruiz Caldera y de De Toro no era una comedia gamberra, sino una cinta de aventuras y acción con elementos de terror, cine bélico y hasta wéstern. Recaudó poco más de un millón de euros y fue vista por algo más de 170.000 espectadores. Hubiera merecido mejor suerte.

Vídeo. 'Malnazidos'.

De la pluma y el ingenio del algecireño Miguel Ángel González, surgió 'El universo de Óliver', una novela escrita en 2011 pero que se publicó unos meses antes de la llegada de la película homónima, estrenada en mayo y dirigida por Alexis Morante. La cinta, ambientada en 1985, contaba el paso a la pubertad en la España de los años 80 desde un prisma costumbrista, combinando elementos del género fantástico, la mitología y el terror. Óliver, un niño con una imaginación desbordante, se muda con su familia al rincón más al sur de Europa, justo cuando está a punto de pasar el Cometa Halley. Estos acontecimientos marcarán un antes y un después en la vida emocional de Óliver, que buscará en las estrellas la solución a sus problemas en el nuevo colegio, en el barrio y en casa.

Con la intención de «ayudar a que la sociedad vasca supere su trauma» desembarcaba, también en mayo, en los cines españoles 'El comensal', la cinta que suponía el retorno de Ángeles González-Sinde a la dirección, catorce años después de 'Una palabra tuya'. El emocinante largometraje se basaba en la novela autobiográfica que Gabriela Ybarra publicó en 2015 y con la que ganó el Premio Euskadi de Literatura al año siguiente. En ella abordaba un doble duelo: el del asesinato de su abuelo a manos de ETA en 1977 y el fallecimiento de su madre, Ernestina Pasch, por un cáncer en 2011.

Vídeo. 'El comensal'.

El 3 de junio llegaba a la cartelera 'Live is Life'. Basada en una novela de Albert Espinosa, con guion del propio Espinosa y con Dani de la Torre detrás de la cámara, la película ponía el foco en Rodri, un chaval que, como cada verano, deja Cataluña y viaja con su familia al pueblo gallego de sus padres para reencontrarse con su pandilla. Sin embargo, este año es distinto para él y sus amigos. Los problemas del mundo real empiezan a aparecer en sus vidas, amenazando con separarles. Aferrándose a la amistad que les une, los cinco amigos planean escaparse la noche de San Juan en busca de una flor mágica que, según cuenta la leyenda, crece en lo alto de una montaña y puede hacer que los deseos se hagan realidad.

Menos suerte ha tenido 'Un año, una noche', inspirada en 'Paz, amor y death metal', el libro que escribió Ramón González sobre la noche de pesadilla que vivió en la sala Bataclan de París, cuando el 13 de noviembre de 2015 fue asaltada por terroristas. La cinta de Isaki Lacuesta, que se ha estrenado con 116 copias, no ha logrado entrar en el top 10.

Noticia Relacionada

Queda por estrenarse 'No mires a los ojos', de Félix Viscarret. La película, distribuida por Universal, llegará a las salas el 4 de noviembre y está basada en la novela homónima de Juan José Millás e interpretada por Paco León y Leonor Watling. Damián acaba de ser despedido tras veinte años trabajando en la misma empresa. Su reacción, furiosa y un tanto violenta, le lleva a salir corriendo y a esconderse en el primer sitio que encuentra al salir de la oficina: un armario cargado en una furgoneta. El armario, con Damián dentro, es entregado en casa de Lucía y Fede, una pareja de la edad de Damián que vive con su hija adolescente, María. Esa misma noche, un impulso inesperado lleva a Damián a quedarse con la familia para convertirse en una misteriosa presencia que observará y se moverá desde la sombra.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios