Borrar
Pablo Berger en la comida de los nominados en el hotel Beverly Hilton junto a Steven Spielberg y la productora de 'Robot Dreams' Sandra Tapia.
Pablo Berger lucha por traerse un Oscar a Bilbao

Pablo Berger lucha por traerse un Oscar a Bilbao

El director de 'Robot Dreams' lleva semanas haciendo campaña en Los Ángeles para conseguir un histórico Oscar al mejor largometraje de animación: «Noto un gran cariño por la película»

Oskar Belategui

Málaga

Viernes, 8 de marzo 2024, 20:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Athletic tiene mucho mérito, pero si este domingo Pablo Berger arrebata el Oscar de animación a Disney-Pixar, Sony, Netflix y el maestro Hayao Miyazaki estaremos ante la mayor bilbainada de la historia. «Yo también quiero sacar la gabarra. Sabes que el bilbainismo de los bilbaínos expatriados se incrementa», bromea el director de 'Robot Dreams' desde Los Ángeles. La misma noche que ganó los Goyas a mejor película de animación y guion adaptado voló a Estados Unidos. Desde entonces no ha parado de estrechar manos y contestar preguntas sobre su cuarto largometraje, una fábula animada sin diálogos protagonizada por un perro y un robot, que homenajea el Nueva York de los años 90 que el realizador bilbaíno conoció.

A tres días de la ceremonia, Berger ya ha recibido el SMS de la Academia de Hollywood para descargarse la entrada del Teatro Dolby. Nada de sobres con una cartulina: un frío código QR. «En la comida de los nominados fue algo parecido», explica. «Me llamaron la atención los controles increíbles que hay. En un correo te dicen que dejes a tus guardaespaldas fuera del recinto porque la Academia se ocupa de tu seguridad. Me hizo mucha gracia».

En la comida de los nominados en el hotel Beverly Hilton, pistoletazo de salida a estas semanas de promoción, el director de 'Robot Dreams' no pudo empezar con mejor pie. La foto protocolaria con la presidenta de la Academia, Janet Yang, se la hizo justo antes que Steven Spielberg. «Fue increíble, porque es como un cóctel íntimo. Estaba solo y tuve que expresarle mi pleitesía al maestro. 'Vi 'Tiburón' de adolescente y es una de las razones por las que me dedico a esto', le dije. Me preguntó por qué estaba nominado. No había visto 'Robot Dreams' pero me dijo que se la apuntaba. Fue un momento mágico, solo por esos tres minutos ya mereció la pena el viaje».

Dog y Robot, los protagonistas de 'Robot Dreams'. Oscars.org

Pablo estará en el teatro Dolby con los productores de 'Robot Dreams', entre ellos el bilbaíno Ibon Cormenzana, y, por supuesto, su mujer y cómplice creativa Yuko Harami, y su hija Aiko. «Pedimos entradas adicionales y va a venir gran parte del equipo: el director de arte José Luis Ágreda, el músico Alfonso de Villalonga... Si ganamos va a haber muchos gritos». Berger explica que los académicos no suelen ir a la gala si no están nominados, por eso han podido invitar a una treintena de personas. «Es más fácil conseguir una entrada adicional en los Oscar que en los Goya».

Regreso al East Village

Con 5 millones y medio de euros de presupuesto, 'Robot Dreams' es la nominada 'indie' entre 'Elemental', 'Nimona', 'Spider-Man: Cruzando el Multiverso' y 'El chico y la garza'. Una pequeña coproducción hispano-francesa que sigue en la cartelera española y cuya distribuidora estadounidense, Neon, es la misma que logró cuatro Oscar para 'Parásitos'. También lleva este año el filme francés que puede dar la campanada, 'Anatomía de una caída'. El cine de animación español ya tiene un Oscar gracias a Alberto Mielgo, que ganó una estatuilla en 2022 con el corto de animación 'El limpiaparabrisas'.

«Noto un gran cariño hacia la película, incluso en la cena de nominados que tuve anoche, con los directores de las otras cintas de animación», certifica Berger. Entre tantos encuentros, el director bilbaíno y su mujer, a la que conoció durante su estancia en Nueva York en los 90, tuvieron tiempo para pasear por la ciudad protagonista de 'Robot Dreams'. Curiosearon en su antiguo apartamento en el East Village, en la universidad donde estudió y recorrieron los escenarios que han reproducido con precisión documental en dibujos animados.

«Yo no había estado en Nueva York desde hace cinco años, cuando me reuní con Sara Varon para pedirle los derechos del cómic en el que se basa 'Robot Dreams'. Yuko no la pisaba desde hace 25 años, cuando nos vinimos a España». Para el autor de 'Blancanieves', ganar el Oscar no es cuestión de dinero. «En nuestra categoría lo importante es que el máximo número de académicos vea la película. Obviamente, eso también depende de la publicidad. Los Ángeles está plagada de carteles animando a votar películas y actores. Las campañas influyen, pero en el cine de animación no sé si funciona de la misma manera».

Pablo Berger tiene mucho ganado. Es un gran relaciones públicas, conoce perfectamente Estados Unidos y su gente, y habla inglés a la perfección. «Vivo esta campaña con naturalidad, ya lo hice cuando 'Blancanieves' representó a España en los Oscar. La parte de promoción no tiene nada negativo para mí, consiste en animar a la gente a que vea tu película. Ysi no hay una gran campaña publicitaria, el director es el máximo responsable de llevar gente a las salas. Estoy encantado de estar en Hollywood Boulevard gritando con un megáfono pasen y vean».

Berger recuerda que la industria del cine estadounidense está compuesta desde sus orígenes por gente muy diversa de muchas nacionalidades. «De verdad que he palpado cariño por la película», insiste. «Notas que han dado la bienvenida a una pequeña producción, grande para Europa y pequeña para los estándares americanos».

Una imagen de 'Robot Dreams'.

Saldremos de dudas muy pronto. Este domingo la ceremonia de los Oscar comenzará por primera vez a las doce de la noche, hora española, y la primera estatuilla es la correspondiente a mejor largometraje de animación (retransmite Movistar Plus).

–¿A quién le va a dedicar el Oscar?

–Si te soy sincero, no he tenido tiempo para preparar el 'speech' en esta montaña rusa de promoción y viaje. Siempre se dice pero es verdad: el cine es equipo. 'Robot Dreams' no es solo una película de Pablo Berger.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios