Borrar
Jodie Foster en 'True Detective'. RC
Crítica del episodio 4x01 de 'True Detective': Noche Polar empieza con fuerza

Crítica del episodio 4x01 de 'True Detective': Noche Polar empieza con fuerza

Buen comienzo para la cuarta entrega de una serie de culto que dio el campanazo hace casi una década. Protagoniza la investigación policial Jodie Foster, una actriz inconmensurable

Martes, 16 de enero 2024, 10:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Vuelve 'True Detective', todo un acontecimiento televisivo tras el brillo de su primera entrega, el fiasco de una segunda temporada que no encontró su sitio y una tercera propuesta que pasó más desapercibida de lo que merecía. La cuarta sesión, estrenada a capítulo por semana en HBO Max y Movistar +, cuenta con un notable aliciente: la presencia de Jodie Foster en el elenco protagonista. La carismática actriz, lejos de replicar su famoso papel de investigadora en 'El silencio de los corderos', se coloca en las antípodas, representando a una agente resabiada, pasada de vueltas, con un control metódico de la situación y un pasado traumático que afecta a su día a día.

Liz Danvers -comparte apellido con la Capitana Marvel- es la jefa del cuartel en una pequeña localidad en el fin del mundo, pero su relación con sus subalternos no es precisamente amable. Pueblo pequeño, infierno grande. Ennis es el escenario, situado en Alaska, en paisajes nevados que subrayan la soledad del ser humano. ¿Puede haber algo más frío que el hielo? Quizás el alma.

Tras una espectacular y enigmática primera secuencia, la serie presenta el caso a resolver, la excusa perfecta para hablar de otros temas de interés que incluyen el concepto de familia, el racismo, la igualdad o el amor romántico. Los ocho operarios de la Estación de Investigación Ártica Tsalal, todos hombres, han desaparecido de la noche a la mañana sin dejar rastro. Todo indica que llevan 48 horas en paradero desconocido. Un elemento en el lugar del suceso remite a un crimen de antaño no resuelto. La situación abre heridas sin cicatrizar y arroja sal sobre algunas llagas. Los lazos afectivos se tensan, si es que no están rotos o a punto de ceder, en un marco que se antoja una olla a prisión de sensaciones y contradicciones. Dirige y escribe Issa López, una cineasta mexicana que no tiene un currículum destacable salvo un filme modesto de horror que dio de qué hablar en festivales, titulado 'Vuelven'. Nic Pizzolato, el aplaudido showrunner original, se ha echado a un lado pero permanece en la producción ejecutiva junto a Matthew Mc Conaughey.

Buena presentación de personajes

'True Detective: Noche polar' comienza con nota. La presentación de los personajes principales es precisa. Foster está cómoda en su rol de detective agrio con experiencia a sus espaldas. Con ver un sandwich de fiambre y mayonesa es capaz de afinar cuánto tiempo lleva abandonado sobre la mesa, despejando dudas sobre el abandono de la estación polar. El grupo de científicos no se ha movido simplemente para dar un paseo bajo la nieve. Hay escenas en la serie, de tan solo seis capítulos de duración, que coquetean con el cine de terror, buscando sembrar cierta inquietud con recursos propios del género. Enseguida nos acordamos de un gran clásico como 'La cosa', del maestro Carpenter (también puede recordar a 'Whiteout', la fallida adaptación del cómic homónimo).

El realismo mágico también está presente, con algunas imágenes con carácter sobrenatural que aportan carisma al proyecto. Sin duda, aquí está el pasado audiovisual de la directora, parco pero efectivo. Suena el tema 'Bury a Friend', de Billie Eilish, en la cabecera: «¿Qué quieres de mí?, ¿por qué no huyes de mi?». La atmósfera no tarda en envolvernos frente a la pantalla. Todo apunta a que vamos a poder gozar de buenos momentos con las pesquisas de Danvers, quien se alía con otra peculiar defensora de la ley, Evangeline Navarro, aficionada a poner las cosas en su sitio empleando soluciones poco éticas. Interpreta a esta lugareña a la que le sienta bien el uniforme sobre los tatuajes la casi debutante Kali Reis ('Black Flies'), cuyo físico contrasta con la protagonista de 'Contact' y 'Acusados'. Ambas artistas conforman un dueto de investigadoras poderoso. Tendrán que unir fuerzas para enfrentarse a una oscuridad envolvente, que también han respirado, y a unos demonios internos incontrolables que vamos conociendo a través de fugaces flashes que remueven el pasado de ambos personajes.

La serie no está exenta de cierta ironía, acorde al carácter de los personajes principales. En la estación misteriosamente abandonada sigue funcionando un televisor que emite en bucle una escena de 'Todo en un día', cuando Matthew Broderick y compañía cantan 'Twist and Shout'. «No me gustan los Beatles», exclama Danvers tras desconectar el aparato con rabia, definiendo en parte su talante. El final deja un brutal cliffhanger en el paisaje helado, bellamente fotografiado sin caer en el spot publicitario. A ver cómo evoluciona el poderío expuesto, estético e interpretativo.

Borja Crespo, Carlos G. Fernández y Rosa Palo se turnarán durante la emisión de 'True Detective 4' para hacer un repaso semanal de cada capítulo que se publicarán en esta web

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios