Borrar
Iván Sánchez, Miguel Bosé y José Pastor, durante la presentación de la serie. EP
«No hemos tratado de hacer una imitación o una caricatura de Miguel Bosé»

«No hemos tratado de hacer una imitación o una caricatura de Miguel Bosé»

José Pastor e Iván Sánchez dan vida al artista en la juventud y en la madurez en la serie sobre su vida que acaba de llegar a SkyShowtime

Iker Cortés

Madrid

Viernes, 3 de marzo 2023, 19:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

'Bosé', la serie que repasa la trayectoria vital y profesional de Miguel Bosé, acaba de llegar a España de la mano de SkyShowtime. Producida por Shine Iberia, la misma compañía que ha traído de vuelta al autor de 'Te amaré' a La 1 de TVE como jurado de 'Cover Night', la ficción es una de las cartas de presentación de la nueva plataforma, después de su estreno al otro lado del charco en Paramount+. Estructurada en seis episodios, cada uno de ellos dedicado a una de las canciones del artista -poco tiene que ver con aquel proyecto faraónico de tres temporadas de ocho episodios cada una, que iba a cubrir tres etapas diferentes de la vida del músico-, la serie es un 'biopic' autorizado que no se corta en elogiar a su protagonista y va saltando entre las dos etapas: la de la juventud, en la que el personaje es encarnado por José Pastor (Málaga, 29 años), y la de la madurez, con Iván Sánchez (Móstoles, 48 años) en el papel de Bosé, estableciendo paralelismos y reflexiones.

Precisamente sobre ellos recae todo el peso de esta ficción escrita a seis manos por Isabel Vázquez, Ángeles González Sinde y Boris Izaguirre. Su desempeño como el cantante de 'Linda' es uno de los aspectos más notables de la serie. «Llegamos al proyecto de la manera más normal del mundo, de la mano de un casting», cuenta Sánchez, a quien hemos visto en series como 'Lo imperdonable' o 'La tempestad'. «Sí -continúa Pastor-. Primero enviamos un vídeo recreando un fragmento de una entrevista que nos habían pasado. Yo en mi caso tuve también que realizar una coreografía, la de 'Super Supermán', y aunque no me lo habían pedido, les mandé una versión de 'Amante bandido'». Y es que Pastor, además de participar en 'Cerdita', ha estado presente en musicales como 'Chicago' o 'La bella y la bestia'.

A ambos les entusiasmaba el proyecto. «¡O sea, es la vida de Miguel Bosé, cuidado!», exclama Sánchez. «Sí, es apasionante, y también su entorno», corrobora la versión más joven del artista. Porque «aunque el público conoce la vida de Bose -reflexiona Sánchez-, casi nadie conoce la vida de Miguel y es ahí donde va la serie y es apasionante porque la vida de Miguel es una locura, para lo bueno y para lo malo».

De la actitud castrante de su padre, Luis Miguel Dominguín, hasta su paternidad a través de la gestación subrogada, pasando por la fama, los amoríos o su bisexualidad en la España gris de la Transición. Cuenta Sánchez que preparar un personaje así «ha sido un proceso inmersivo brutal». «Hemos tenido muchísimo tiempo para prepararlo y mucho acceso a información de primera mano a través de Nacho Faerna».

El creador de la serie no solo se entrevistó en varias ocasiones con Bosé, sino también con otras personas que han coincidido en el tiempo con el artista. «Hemos tenido muchas fuentes de la que ir bebiendo y no era fácil porque claro la vida de Miguel Bose está ahí, en las redes, pero la de Miguel de verdad, en su intimidad, no, y eso ha sido lo más dificil», resume Sánchez. Pastor, por su parte, reconoce que «no tenía ni idea» de la vida del artista. «Yo no sabía, por ejemplo, que el estaba tan cerca de Picasso. Tampoco sabía que sus padres hacían fiestas a las que iban celebridades como Sofia Loren o que bailaba. Cuando lo descubrí flipé».

Vídeo.

Cabe preguntarles qué es un reto mayor, si encarnar a alguien imaginado o a un personaje real. «Es distinto porque cuando encarnas un personaje que ha sido escrito desde la imaginación, tienes todo el recorrido de tu imaginación para darle vida, pero aquí existe una guía», comenta Sánchez. Eso sí, «en ningún caso hemos tratado de hacer una imitación o una caricatura de Miguel Bosé. Eso es algo que desde el principio tuvimos muy claro», dice.

«En ambos casos hay un aspecto en común, que es el texto, pero en el caso de Bosé hay que beber muchísimo de referencias y antecedentes, que en un personaje imaginado los desentierras del propio texto o te los inventas. Lo segundo es más creativo, pero no diría que uno es más difícil que el otro. Ambos se disfrutan muchísimo», analiza Pastor.

«Fue un alivio»

No pueden evitar esbozar una sonrisa cuando se les pregunta acerca de la opinión de Bosé de sus interpretaciones. «Estaba bastante contento, nos dio la enhorabuena. Fue un alivio», dice entre risas Pastor. Reconocen, además, que el artista no se inmiscuyó en su trabajo. De hecho, «no tuvimos contacto con él hasta el último día de rodaje, que vino al set», desvela Sánchez.

No es Bosé alguien ajeno a la polémica, pero en los últimos años su negacionismo en torno a la covid y las vacunas le han llevado a estar muy presente en los medios de comunicación. ¿Serán esas opiniones un acicate para el éxito de la serie? «Había alguien por ahí que decía que hablen bien o que hablen mal, pero que hablen. No sé, no tengo ni idea. Ahí nosotros no nos metemos, no es nuestro trabajo. Nosotros hicimos la serie y ya está ahí para que se pueda disfrutar», afirma Sánchez. Parte del trabajo, en cambio, sí es la promoción. «Esto no te lo enseñan en las escuelas y es jodido porque aprendes a hostias, pero es muy chulo cuando das con compañeros como Iván, que nos entendemos muy bien», concluye Pastor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios