Borrar
Incautación de droga en una imagen de archivo.
Absuelta al no poder demostrarse que el envoltorio entregado fue el incautado con droga después

Salamanca

Absuelta al no poder demostrarse que el envoltorio entregado fue el incautado con droga después

Los hechos ocurrieron en 2022 en Carpio de Azaba y la acusada acudió con su marido en taxi a realizar una entrega a una ciudadana portuguesa

Juanjo González

Salamanca

Miércoles, 22 de noviembre 2023, 11:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Audiencia Provincial de Salamanca ha absuelto a una mujer salmantina de 43 años que había sido acusada de tráfico de drogas por la Guardia Civil en 2022 cuando acudió con su marido en taxi desde Ciudad Rodrigo a Carpio de Azaba, entregó un envoltorio y recibió dinero a cambio de una ciudadana portuguesa, y después el coche luso fue interceptado y se encontraron envoltorios con droga.

En la sentencia, dentro de sus antecedentes de hecho, en virtud del Atestado de la Guardia Civil del puesto de Ciudad Rodrigo (Salamanca) se acusó a la ahora absuelta, de 43 años, del delito de tráfico de sustancias (drogas) que causan daño a la salud. La acusada ya fue condenada en el año 2000 por tráfico de droga blanda y en 2011 (en los tribunales portugueses) por tráfico de drogas.

El 8 de abril de 2022 se desplazó en un taxi junto a su marido desde Ciudad Rodrigo, donde ambos viven, hasta la cercana localidad de Carpio de Azaba donde había quedado con una ciudadana portuguesa, la cual estaba esperando a la acusada en las afueras del pueblo. Al llegar el taxi, la portuguesa se bajó del Opel Corsa en el que había llegado desde Portugal, se acercó al taxi llevando en la mano algún billete de ignorado valor y, tras bajar la ventana, la acusada le entregó un envoltorio, recibiendo a cambio el dinero que la otra mujer le entregó. Cuando, al poco de emprender su regreso a Portugal, fue interceptada por una dotación de la Guardia Civil, al procederse a su registro se halló dentro de una de las zapatillas que llevaba un pequeño envoltorio con 0'82 gramos de cannabis sativa con una pureza del 16'54% y con un valor en el mercado negro de tales sustancias de unos 4'80 € por su venta en gramos. Continuando el registro, los agentes de la Autoridad encontraron entre el forro y la tela de la cazadora que llevaba, un envoltorio de plástico que contenía 0'49 gramos de heroína con pureza del 15'2% valorado, como venta en dosis (que es como dicha mujer se lo adquirió a la acusada) en 62'25 €.

El Fiscal solicitó para ella la pena de la pena de dos años de prisión y la pena de multa de 175 euros. Sin embargo, la defensa de la acusada mostró su disconformidad. Así explicó que su representada, el día de los hechos, iba como acompañante de su marido, consumidor habitual de sustancias estupefacientes, sin que en momento alguno haya procedido a entregar envoltorio con sustancia estupefaciente a cambio de dinero a persona alguna. Además, se explica que «no hay prueba que determine que la sustancia aprehendida a la ciudadana de nacionalidad portuguesa se correspondiese con el contenido de paquete supuestamente entregado por nuestra mandante».

Así, la Audiencia falla absolver a la mujer como autora de un delito contra la salud pública tipificado en el art. 368 pfo.1.o y 2o del C. Penal (tráfico de sustancias estupefacientes que causan grave daño a la salud y dogas blandas ) por el que estaba acusada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios