Borrar
Pago del peaje en la autopista AP-6. SH
Del agua al cementerio o la autopista, el 2023 llega con subida de precios en Salamanca
Consumo

Del agua al cementerio o la autopista, el 2023 llega con subida de precios en Salamanca

La revisión de impuestos municipales, la evolución de la energía y la gratuidad de los transportes marcarán un año clave tras la crisis de inflación de 2022

Félix Oliva

Salamanca

Domingo, 1 de enero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El nuevo año llega, como es costumbre, con subida de precios tras un 2022 que ha sido el de la crisis de inflación. El IPC ha terminado el año por encima del 7% de incremento, algo nunca visto en la historia reciente de la provincia, empujado por los precios de la energía y la cesta de la compra; solo a final de año se ha moderado su aumento por el frenazo a los precios de los carburantes.

De cara a 2023, el bolsillo de los salmantinos notará el empuje de esta crisis de inflación, aunque su evolución es una incógnita y parece muy ligada al conflicto en Ucrania. Sobre el papel, va a depender de cómo se comporten la luz y el gas y de lo que ocurra con los precios de los carburantes una vez acaba la bonificación de los 20 céntimos; y se compensará con el efecto de las nuevas medidas para rebajar el IVA de la alimentación o los abonos de transporte público.

Impuestos municipales

Sin embargo, este día 1 de enero de 2023 hay subidas que son seguras. En el caso de Salamanca, con el año entran en vigor las nuevas ordenanzas fiscales, los impuestos y tasas municipales aprobados para los próximos doce meses. El ayuntamiento va a mantener congelados los principales impuestos y precios por noveno año consecutivo; IBI, IAE o tarifas del bus no se tocan, pero hay otros precios que sí van a subir.

Las nuevas ordenanzas recogen una subida del 8,7% que se aplica de manera generalizada al suministro de agua, tasa de depuración, tasas de los servicios funerarios municipales, Mercado de Abastos y Centro de Transportes. El motivo es que hay que actualizar al IPC estos servicios obligatoriamente porque así lo marcan los contratos del Ayuntamiento de Salamanca con las empresas o entidades que gestionan estos servicios. El equipo de Gobierno mantiene que se congelan y que esto es solo una actualización; la oposición habla de subidas y ha protestado, especialmente por la del agua.

En el caso del agua, sube el abono ese 8,7%, lo que supone pasar de 8,47 a 9,21 euros; también suben los diferentes tramos de consumo y el alcantarillado, que pasa de 3,73 a 4,06 euros.

En el cementerio, suben desde las estancias en un velatorio (de 629 a 684 euros por 24 horas), las inhumaciones en todos los cementerios (de 689 a 749 euros en el San Carlos) o los ataúdes que se usan: el más barato pasa de 823 a 895 euros y el más caro, de 9.770 euros a 10.620 euros, cerca de mil euros más.

No son los únicos precios que suben, aunque el resto no suben tanto. Es el caso de las piscinas, en las que se aplica la variación anual experimentada por el Índice Nacional subclase Servicios Recreativos y Deportivos, que es del 0,17% para noviembre, que ha sido el mes elegido para tomar como referencia. La subida resultante es escasa: de 3,73 a 3,74 euros la entrada suelta y de 42,53 a 42,60 un abono general.

Peajes

Con la entrada del año sube también la autopista de peaje que más usan los salmantinos, la AP-6. El Gobierno ha decidido subir un 4% los peajes de once autovías de pago a partir del 1 de enero tras pactar con las concesionarias ese incremento: de no haber tomado esta decisión, los peajes se habrían encarecido un 8,4%.

Con los actuales precios como punto de partida, se pasará de los 13,35 euros que paga un vehículo ligero por todo el trayecto, que es la opción para los salmantinos, a pagar casi 14. Y lo peor es que se seguirá pagando mucho durante los próximos años: lo que no ha subido para 2023 se acumulará en nuevas subidas a partir de 2026. Así que esperan muchos años de tickets cada vez más caros.

Carburantes

Es una de las incógnitas que pueden afectar de manera determinante al comportamiento de los precios y al bolsillo de los salmantinos durante el nuevo año Este día 1 ha terminado la bonificación de 20 céntimos por litro implantada poco después de empezar la guerra en Ucrania. La medida ha supuesto un ahorro de 24 millones de euros para los conductores salmantinos, pero ahora se acaba.

De momento, los precios han empezado un ligero repunte; la gasolina está como estaba antes de la medida y el diésel, 20 céntimos más caro, está un 21% por encima de su precio de hace un año. Las grandes petroleras han empezado una guerra de precios que implica mantener las bonificaciones, a cambio de usar tarjetas y métodos digitales de pago con los que intentan fidelizar y asegurarse clientes. Eso puede frenar una posible subida.

Transportes

Una de las grandes noticias para la economía doméstica, especialmente de los que viajan. Durante 2023 estarán vigentes, todo el año, las medidas que convierten en gratuitos los viajes en tren y bus estatal y que rebajarán los precios del metropolitano y bus urbano.

En el caso de Salamanca, los usuarios de los abonos recurrentes podrán viajar gratis en el media distancia a Madrid, en el regional a Valladolid y en el Alvia destino Madrid, por poner algunos ejemplos de los trenes más usados. La única condición, adquirir el abono, pagar una fianza (20 euros) y renovarlo cada cuatro meses. Y viajar en ellos: Renfe vigilará a los usuarios fantasma que bloquean plazas y no las usan.

En el caso del bus, se mantiene la gratuidad en las líneas estatales y tanto la Junta como el Ayuntamiento de Salamanca llegarán al 50% de rebaja en las tarifas de sus servicios.

En materia de transporte, por último, también suben las tarifas de la ITV que se pagarán a partir del 1 de enero: son un 8,9% más caras.

Gas y luz

Gas y luz obligarán a estar atentos a la evolución de los precios. La electricidad ha terminado 2022 prácticamente a 'coste 0' por el efecto de las medidas estatales para limitar lo que, durante meses, fue una subida imparable. De momento, el Gobierno ha publicado la actualización de precios para la tarifa regulada, a la que se han pasado muchos usuarios, tanto para el gas como para la luz; el término fijo no se toca y el variable, los consumos, suben con el límite del 15%.

Hipotecas y móviles

Con el Euríbor en torno al 3%, las hipotecas afrontan un 2023 complicado. A lo largo de 2022 ha aumentado 3,48 puntos con lo que vuelve a niveles de 2008, lo que supondrá subidas de cuota para los que revisen sus hipotecas si no se han pasado a créditos a tipo fijo.

Los principales operadores de telecomunicaciones también incrementarán sus precios a partir de enero, debido a los costes «crecientes» de la prestación del servicio.Movistar subirá las cuotas en España un 6,8% de media, mientras que Vodafone lo hará en un 6,5%, con una subida de cuatro euros en sus tarifas. El aumento de costes en ambas compañías quedaría por debajo de la inflación de los últimos 12 meses.

Cesta de la compra

La cesta de la compra ha sido el gran quebradero de cabeza de los hogares que han visto como los alimentos se encarecían hasta un 15% durante 2022. Con el nuevo año, entra en vigor la reducción del IVA para los productos más esenciales como frutas, verduras, pan, leche, queso... Aunque quedan fuera carnes y pescados.

Y a partir de febrero se podrá solicitar el cheque de 200 euros con el que se quiere compensar a las familias con menos recursos el incremento de los costes para llenar la nevera.

Tabaco

La subida de precios que afecta a la cesta de la compra ha contagiado también al tabaco. Un sector que se ha resistido a elevar el precio pero que finalmente se ha visto obligado a seguir esta tendencia alcista. En algunos casos, se ha registra una subida de hasta un 11% respecto al precio anterior. De acuerdo con lo establecido por el Boletín Oficial en cuanto a los precios de venta al público de tabaco, en algunos casos se observa un aumento de hasta 30 céntimos por cajetilla.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios