Borrar
Generoso Gómez, José Manuel Fernández y Emilio Ramos. SH
Ser atendido por el mismo médico durante tres años reduciría un 8% la mortalidad de sus pacientes
Sanidad en Salamanca

Ser atendido por el mismo médico durante tres años reduciría un 8% la mortalidad de sus pacientes

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca presenta propuestas para mejorar la situación de la Atención Primaria y advierte del deterioro de la calidad asistencial y de su negro futuro

Isidro Serrano

Salamanca

Martes, 7 de mayo 2024, 12:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un 8% en el caso de que la atención médica de un paciente fuese realizada de manera habitual por un mismo médico de familia durante al menos durante tres años seguidos y hasta un 25% si se prolongase durante 15 años sería el porcentaje de descenso de la mortalidad en el esos pacientes. Así se desprende de un estudio realizada con más de 4,5 millones de personas en Noruega y que fue dado a conocer ayer por representantes de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca (ADSP), que señalaron que esos porcentajes serían de, para los mismos periodos de tiempo, del 13% y del 30% de descenso en el caso de las veces que acudirían los servicios de urgencias y del 12 y el 28%, respecto a los ingresos en los hospitales.

Es lo que se denomina la longitudinalidad, que pretende que la población sea atendida por el mismo profesional sanitario el mayor tiempo posible, algo que con la situación actual de la Atención Primera en Salamanca y Castilla y León es imposible. «Los pacientes se quejan y aseguran que ya no reconocen a su médico porque cada que acuden a su centro de salud les atiende una persona diferente por la falta de personal», aseguran desde la ADSP. Además, añaden que al longitudinalidad no «es solo cuestión de satisfacción, consumo de recursos o menor morbilidad, sino es también una cuestión de vida o muerte», por lo que debe ser muy tenida en cuenta.

La valoración de estos datos se produjo este martes durante la presentación de uno documento elaborado por un grupo de expertos en el que se analiza la situación de las Urgencias de Atención Primaria y de la atención sanitaria en general en la provincia que advierte de que el futuro a corto y medio plazo «es poco halagüeño», por lo que plantean a los responsables de la gestión sanitaria una serie de propuestas para intentar mejorar la situación.

Emilio Ramos, presidente de la ADSP, Generoso Gómez, secretario, y José Manuel Fernández, médico rural durante 40 años ya jubilado, fueron los encargados dar a conocer este estudio. Precisamente Fernández destacó que el documento de la ADSP propone una nueva organización con una gestión más eficaz de los recursos humanos. Para ello, comenzó detallando los actuales recursos de la Atención Primera en Salamanca. «Tenemos 28 PAC (Punto de Atención Continuada) en la provincia. La plantilla de médicos es de 215 en zonas rurales y 109 en urbanas. Eso supone que cada día hay 37 médicos y 37 enfermeras que están de guardia en los PAC y, por lo tanto, al día siguiente tienen que librar, y suplirlos no es nada fácil», afirmó, añadiendo que «cada mes pueden librar desde 4 a 10 días en función de cada equipo, en ocasiones estos supone hasta la mitad de los días laborables de un mes, por lo que es muy difícil que puedan atender a sus pacientes de manera habitual y las dificultades para cubrir estos descansos, lo complica aún mas».

Además, alertan de que «dentro de cinco años se va a jubilar el 30% de la plantilla», a lo que hay que sumar «la exención voluntaria de guardias de todos los profesionales que superen los 55 años, por lo que la situación va a empeorar». Además lamentan que las posibles soluciones adoptadas por la administración como contratar a médicos sin la especialidad de Medicina de Familia para cubrir las guardias o que sean realizadas por personal de gestión sanitaria, no de atención, no son las más adecuadas.

Para intentar solucionar estos problemas los médicos de la ADSP han elaborado un importante número de propuestas. La primera es establecer horas un nuevo horario de funcionamiento de las urgencias de Primaria, que sería de 15 a 20 para los médicos de equipo –los fines de semana y festivo serían 12 horas, de 8 a 20 horas- y desde las 20 hasta las 8 de la mañana para los profesionales de área, todos los días del año.

Además plantean una redefinición de los PAC para que sean más resolutivos lo que permitiría que los pacientes acudan más a estos centros y no tanto a los hospitales. Y todo ello teniendo en cuenta que hay que dar una mayor participación a las enfermeras porque «se está desaprovechando sus capacidades».

Otras de la propuestas que recoge el documento son que solo exista un único número para atender a las urgencias, siendo el Centro Coordinador de Emergencias Sanitarias el que reciba todos las urgencias a partir de las 20 horas. En cada PAC debe ubicarse una Unidad de Soporte Vital Básico. También se solicitan cuatro unidades enfermerizadas de Emergencias Sanitarias en lugar de la única que ahora mismo hay en Vitigudino, y que haya dos unidades medicalizadas más en Emergencias Sanitarias.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios