Borrar
Los barrios de Salamanca con más y menos futuro: el difícil relevo generacional del centro

Los barrios de Salamanca con más y menos futuro: el difícil relevo generacional del centro

El casco histórico pierde 2.000 vecinos en diez años y al Sur de la Plaza Mayor la densidad es baja y no hay reemplazo entre la población activa

Félix Oliva

Salamanca

Domingo, 27 de agosto 2023, 10:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El futuro demográfico de Salamanca no pasa por los barrios del centro. A pesar de que la capital consigue mantener e incluso incrementar ligeramente su población, el progresivo envejecimiento y la falta de jóvenes que se incorporen al mercado laboral escasean y hay un espacio geográfico donde la evolución preocupa: el centro.

En la última década, los barrios del casco histórico han perdido 2.000 vecinos, negocios, hostelería y turismo han ocupado el sitio de los residentes que, además, están entre los de mayor edad de toda la ciudad, mientras sus calles no dejan de perder densidad de habitantes en un núcleo donde es difícil irse a vivir por los altos precios y los pisos turísticos y pronto será difícil acceder por el cierre al tráfico de más calles peatonales.

Según el análisis del Observatorio Urbano de Salamanca con datos del INE, el relevo generacional no está ni mucho menos asegurado en buena parte de los 41 barrios de Salamanca. El mayor problema se produce en el centro histórico y especialmente en sus barrios al sur de la Plaza Mayor. En todos ellos se dan las más bajas tasas de densidad de población, la mayor pérdida de habitantes y algunos de los niveles más altos de sobreenvejecimiento.

Según los datos municipales, los ocho barrios del centro histórico han perdido 2.000 habitantes en los últimos diez años y ha pasado de cerca de 17.000 a 14.700 vecinos. El peso poblacional de estos barrios es bajo. Ahora mismo, esta zona representa el 10% de la población de toda la capital y, aunque no mucho, ha perdido cuota en los últimos años: en 2014 era el 10,54% y ahora se queda en el 10.09%.

En el mapa inferior, los barrios más afectados por la falta de reemplazo, es decir, zonas donde el número de personas que se jubilan superan o igualan la incorporación de personas a la vida activa. Los contornos más oscuros, los de tres de los barrios del centro histórico al sur de la Plaza Mayor y los del oeste y sur de la capital.

Su poder está muy por debajo de la concentración poblacional de Garrido Norte y Sur, Pizarrales, barrio del Oeste, Prosperidad o Puente Ladrillo. Y su bajo protagonismo se acentúa en los barrios del centro más al sur de la capital como Universidad, San Vicente, Tenerías y San Vicente.

Esta población, ya de por sí escasa, es también mayor y presenta en algunos casos elevadas tasas de sobreenvejecimiento. Úrsulas, Centro y San Juan son tres de los barrios con una mayor presencia de mayores de 84 años entre una población mayor de 65 ya muy numerosa, que representa cerca de la mitad de los vecinos de Salamanca.

Sin relevo activo

Con cada vez menos habitantes y más mayores, el futuro demográfico de los barrios del centro los pone frente a la falta de relevo, ya no generacional, sino activo. El índice de reemplazo, uno de los indicadores de estructura demográfica, nos dice cuántas personas está previsto que abandonen la edad activa durante los próximos años por cada 100 que entrarán en el mercado laboral. En el caso de los barrios del centro, varios de ellos están entre los que más difícil lo tienen.

En el caso de Universidad, los números son totalmente adversos. El índice de reemplazo de personas activas, la entrada de población de 20-29 años para sustituir a los de 55-64 años, es de 108: eso supone que de cada cien personas en edad de trabajar que se incorporen al barrio, 108 entrarán en las edades de jubilación. Es decir, la población se jubilará antes de que llegue un recambio.

Algo parecido ocurre en San Vicente, con un índice del 98, lo que supone que de cada cien vecinos que se incorporen al barrio en edad de trabajar, 98 estarán en edad de retirada. Del casco histórico, Sancti Spíritus, Centro y San Juan también superan el índice 70 y complican su relevo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios