Borrar
Carrera entre Salamanca, Valladolid y León por la primacía logística ferroviaria del Corredor Atlántico

Carrera entre Salamanca, Valladolid y León por la primacía logística ferroviaria del Corredor Atlántico

El puerto seco salmantino se juega con la construcción de su terminal de tren de mercancías convertirse en el primer polígono intermodal de Castilla y León en empezar a funcionar

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 2 de marzo 2023, 08:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Después de 23 años de anuncios y esperas, la construcción del puerto seco va a ser una carrera al sprint en la que Salamanca se va a medir con numerosos contrincantes para ser el primer polígono logístico intermodal que entre en funcionamiento en Castilla y León. El premio, convertirse en el punto de referencia del tránsito de mercancías del Corredor Atlántico, un objetivo por el que compiten Valladolid, Salamanca, Medina del Campo o Ponferrada. Una carrera en la que el polígono salmantino parte con la ventaja de sus relaciones con Portugal y su situación próxima a la frontera, pero en la que tiene un problema: el retraso de la electrificación.

Así se presenta la fase final de este proyecto, que durante los próximos 12-24 meses se enfrenta a un momento decisivo con el final de la urbanización del polígono, las obras de la terminal ferroviaria y la llegada de la granja de insectos de Tebrio, la primera empresa que construirá su sede.

El penúltimo paso se ha dado este martes al anunciarse la adjudicación de las obras de construcción de la terminal ferroviaria, el apartadero de llegada de los trenes. El contrato se licitó en junio de 2022 por 10,9 millones de euros, pero quedó desierto; en la segunda tentativa, en octubre del año pasado, se aumentó el presupuesto por encima de los 13 millones para atraer a las constructoras y es cuando ha logrado adjudicarse por 12,5 millones.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha sido el encargado de hacer el anuncio coincidiendo con la visita de la consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral. No ha detallado qué empresa se hará cargo, pero sí que las obras empezarán en unas semanas y que se prolongarán durante 14 meses. Es el último paso para tener terminado al 100% el puerto seco, pero llega cuando los plazos apremian por la competencia.

Junio de 2024

Si se cumplen los tiempos de construcción, la terminal ferroviaria del puerto seco de Salamanca estaría lista en junio de 2024 siempre que no haya más retrasos. Para entonces estará ya lista la sede de la primera gran empresa en instalarse, Tebrio.

Según el cronograma que maneja la propia empresa, las obras van a empezar en marzo con un mes y medio de cimentación, para después empezar a levantar el edificio. Entre marzo de 2023 y marzo de 2024 se procederá a la construcción de la sede, que ocupa 78.000 metros cuadrados, que se completan con viales y otras instalaciones. A partir de junio de 2024 empezará la segunda fase y se espera llegar a 2025 con todo terminado.

La llegada de esta empresa supondrá la puesta en funcionamiento del polígono, pero no la del puerto seco, que depende de la construcción y operatividad de la terminal feroviaria. La playa de vías, capaz de acoger trenes de 750 metros, permitirá dotar de intermodalidad al polígono: será capaz de recibir y enviar mercancías que lleguen por tren y sigan camino de Europa por las vías o por carretera.

Esos son los planes, pero para que sea así es necesario que se culmine la electrificación de la línea de Medina hasta la frontera en Fuentes de Oñoro, donde se unirá con la red portuguesa. Las obras incluyen catenarias y adaptación de las vías, que seguirán siendo de ancho ibérico, pero que tendrán tensión eléctrica y permitirán trenes de altas prestaciones. Sin embargo, las obras no progresan al ritmo esperado y acumulan retraso sobre lo previsto.

La competencia

Esto condiciona la fecha final en la que el puerto seco de Salamanca estará plenamente terminado y operativo con todas sus características, lo que complica la carrera para ser la primera plataforma logística ferroviaria intermodal de Castilla y León, una competición en la que hay varias ciudades implicadas.

Si Salamanca logra tener todo listo en junio de 2024, podría adelantarse a Valladolid, pero no puede dormirse mucho. El puerto seco pucelano está previsto, como muy tarde, para septiembre de 2024 y en estos momentos ha tomado la delantera: las obras ya han empezado.

Una gran terminal ya en obras
Valladolid

Una gran terminal ya en obras

La plataforma logística ferroviaria de Valladolid cuenta con un presupuesto de 40 millones de euros y será capaz de albergar trenes de 750 metros. Sacará el tráfico ferroviario de mercancías de la ciudad y dará servicio al nuevo polígono agroalimentario.

Todavía en fase de proyecto
Ponferrada

Todavía en fase de proyecto

El proyecto berciano está en la zona de La Placa, junto al Cylog, e incluye también playa de vías para trenes de 750 metros. Está todavía en fase de redacción. Su presupuesto rondaría los dos millones de euros, más otro millón de proyecto, y tardaría tres años en ejecutarse.

En estos momentos, Ponferrada también tiene su propio proyecto para montar una plataforma logística con terminal intermodal, con llegada de trenes y conexión por carretera. Está todavía en proyecto y si empezara hoy no estaría lista hasta dentro de tres años.

Además, también corren esta carrera León, con los proyectos de Torneros, donde se proyectan polígono y terminal ferroviaria intermodal; y Medina del Campo, que cuenta con la ventaja de ser un gran nudo ferroviario de altas prestaciones.

Puerto seco y polígono logístico
Salamanca

Puerto seco y polígono logístico

El puerto seco de Salamanca fue uno de los primeros en plantearse hace más de 20 años. Está en la zona industrial de Peña Alta e incluye un polígono y terminal ferroviaria, además de salida a las autovías.

Gran nudo ferroviario intermodal
Medina del Campo

Gran nudo ferroviario intermodal

Cuenta con la ventaja de ser un nudo ferroviario de primer nivel y de su salida directa a la A-6. El proyecto implica la construcicón de una plataforma logística que permita el intercambio de mercancías entre los distintos modos de transporte.

Para todos, el premio es ser el núcleo de referencia del transporte de mercancías por tren en el Corredor del Atlántico. Es algo a lo que aspira Valladolid y que Salamanca quiere reivindicar, con la ventaja de ser la salida más directa desde los puertos portugueses de Leixoes y Aveiro, con los que la ciudad tiene acuerdos estratégicos. A favor de Valladolid, la fuerte apuesta de Adif y el Gobierno central y su vinculación a la actividad industrial de la ciudad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios