Borrar
CLPU
El CLPU de Salamanca investiga el uso de altas dosis de radiación ultrarrápida contra el cáncer

El CLPU de Salamanca investiga el uso de altas dosis de radiación ultrarrápida contra el cáncer

Investigadores españoles de distintas entidades participan en un proyecto multidisciplinar en el Centro de Láseres Pulsados

Viernes, 20 de octubre 2023, 12:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Centro de Láseres Pulsados (CLPU), ubicado en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca, ha informado de que sus instalaciones han acogido acoge el primer experimento en España que genera altas dosis de radiación ultrarrápida mediante protones acelerados para impactar en células vivas.

Con el objetivo de allanar el camino hacia un modelo terapéutico, eficaz y controlado, de radioterapia flash de protones, el instituto I3M de Valencia ha liderado un proyecto multidisciplinar que ha contado con la colaboración del Instituto Galego de Física de Altas Energías (IGFAE), del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS), del Instituto de Biología Funcional y Genómica de Salamanca (USAL-CSIC) y del propio Centro de Láseres Pulsados de Salamanca.

En la radioterapia convencional se aplica un haz de protones continuo. Sin embargo, en los últimos años se ha observado que si se aplica la dosis de radiación clínica (de unos 40 gray) en tiempos cortos de menos de un segundo, se reducen considerablemente los efectos negativos de la radiación sobre tejido sano. Es decir, que los efectos en la radioterapia no sólo dependen de la dosis que se administre sino de la tasa de repetición de esa dosis.

Para conseguir dosis ultrarrápidas de alta intensidad, según informan desde el CLPU, los aceleradores láser son las mejores herramientas porque son capaces de concentrar protones en pulsos muy cortos y con dosis instantáneas muy altas. En España ningún sistema mejor que VEGA, el que ofrece el Centro de Láseres Pulsados, ya que como infraestructura científico-técnica singular es la única en España que con una tasa de repetición de un hercio permite realizar un número importante de irradiaciones en un tiempo razonable y con gran intensidad. De hecho, la media de disparos ha sido de 500 al día, con un máximo de 800 limitado por el propio blanco instalado (donde impactan los haces).

El objetivo del experimento es poder entender los mecanismos entre las diferentes tasas de dosis. Para ello, utilizan como modelo cultivos celulares comerciales de adenocarcinomas humanos, un tipo de cáncer de pulmón.

Un grupo del Instituto de Biología Funcional y Genómica de la Universidad de Salamanca liderado por Olga Calvo realizó la preparación de las muestras y su manipulación bajo control absoluto hasta su envío al Laboratorio Láser de Aceleración y Aplicaciones (L2A2) de Santiago de Compostela donde el Instituto de Investigación Sanitaria (IDIS), bajo la dirección de Ana Vega, realizará el estudio de las muestras irradiadas. Este laboratorio fue el responsable del trabajo con las células para el experimento previo que se realizó en el L2A2 con pulsos ultracortos de rayos X en el marco de un programa dirigido por el investigador del IGFAE José Benlliure.

El investigador principal del experimento, el científico Michael Seimetz, del Instituto I3M de Valencia, tiene claro cuál será el siguiente paso: aumentar la dosis instantánea, «lo que podríamos lograr focalizando el haz de protones detrás del blanco, porque de esa manera aumentaremos el flujo de protones acelerados. Y estaremos encantado de poder volver a estas instalaciones».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios