Borrar
Imagen de un coche con una luna rota. SH
Otra docena de afectados ratifican el incremento de robos en el interior de coches
Sucesos en Salamanca

Otra docena de afectados ratifican el incremento de robos en el interior de coches

Tras las denuncias en Pizarrales y buena parte del barrio de Garrido, los cacos han actuado en la zona del tanatorio de San Carlos Borromeo

Isidro Serrano

Salamanca

Sábado, 30 de septiembre 2023, 09:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hasta doce vehículos se vieron afectados en una sola noche, la del jueves al viernes de esta última semana de septiembre, por una nueva y rápida actuación de lo que ya empieza a catalogarse como 'banda organizada' en el robo en el interior de vehículos, y en esta ocasión, el interior de un garaje comunitario.

Los hechos, que son repetición de situaciones que ya se han vivido en las últimas semanas en otras zonas de la ciudad, aunque mayoritariamente en vehículos estacionados en la vía pública, se produjeron en la calle Luis Sala Balust, en la zona próxima al tanatorio y cementerio de San Carlos Borromeo.

Según han relatado a Salamancahoy algunos de los afectados, parece ser que todo empezó porque a algún vecino le fracturaron una luna del vehículo aparcado en la calle para robarle y entre lo que pudieron llevarse estaba un mando a distancia del garaje de la comunidad de vecinos.

El hecho es que, pudiendo tener o no relación, lo cierto es que misma esa noche, 12 vehículos, repartidos en dos plantas del garaje comunitarios se vieron afectados por la actuación de ladrones.

Estas situaciones han venido siendo denunciadas desde hace semanas y las actuaciones de los agentes policiales han permitido la detención de varias personas, pero lo cierto es que la 'plaga' de robos no cesa. «Yo me enteré del robo porque me avisaron y cuando fui a cambiar la luna del coche que me habían roto a un taller, me dijeron que en las últimas semanas habían tenido mucho trabajo», señaló uno de los afectados.

Ya desde hace algunas semanas, se han denunciado casos, además de en Pizarrales, en la zona del Teso de los Caños, en la zona de la plaza de Toros de la Glorieta, alguna otra zona de Garrido y por el barrio Vidal. La labor de investigación de los agentes policiales ha permitido la detención de varios 'supuestos' autores de estos delitos, y se sigue investigando.

Además, las 'sospechas de que son un grupo que sabe lo que hace, son cada vez mayores entre los afectados. «Pillan lo que les interesa», afirma uno de ellos; mientras que otro señala que dejó la cartera en su coche cerrado en su garaje y se la llevaron. «Se han pasado la noche haciendo gastos de poca cantidad en estos sitos con máquinas de vending hasta que pude bloquear la tarjeta de crédito», afirma, y añade que lo peor es el trastorno que te genera un caso como este «por la documentación de todo tipo que se llevan».

'Papeles', algunos de los cuales aparecieron bastantes horas después tras recibir un mensaje el afectado en el que le comunicaban que habían localizado su carnet profesional. «Después nos dimos un paseo por la zona y llegamos a encontrar hasta una foto personal de mi mujer que llevaba en la cartera, y el que la robó, la tiró por ahí con otro tipo de documentación».

Porque, por lo visto, los cacos no se entretienen mucho y cogen todo lo pillan. Desde gafas, hasta monedas, pasando por cualquier aparato tecnológico, a bolsos, dvd, ropa…, y sobre todo carteras, mochilas y maletines. No tienen tiempo para andar pensando, ni en la calle, ni en el interior de un garaje comunitario; y muchas veces es mayor el perjuicio que ocasionan en los vehículos, que el valor de los efectos que puedan llevarse. Por eso, no extraña que muchos de ellos sean reincidentes en este tipo de delitos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios