Borrar
El edificio en su estado actual y la rehabilitación prevista. SH
El edificio en ruina de Salamanca que será estudiado a fondo para salvar su originalidad

El edificio en ruina de Salamanca que será estudiado a fondo para salvar su originalidad

El viejo palacete de la avenida de Italia tendrá licencia para su restitución cuando se analice qué elementos originales se mantendrán, cuáles se pueden reconstruir y los que tendrán que ser fabricados nuevos

Félix Oliva

Salamanca

Sábado, 15 de junio 2024, 19:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un escaneo completo en 3D y fotografías documentarán el estado y elementos del viejo palacete de la avenida de Italia, que va a ser estudiado al detalle antes de ser demolido y reconstruido. El objetivo de este trabajo previo es conservar la máxima originalidad del edificio, que está protegido y es un ejemplo escaso y característico de una tipología de construcción que fue habitual en el barrio.

Este será el paso previo a su rehabilitación en forma de restitución tipológica, es decir, un desmontaje completo y reconstrucción con los mismos elementos y características, algo a lo que se quiere ser especialmente fiel. Tanto, que se reutilizarán todos los elementos que se puedan, se arreglarán los que estén mal y se volverán a fabricar idénticos los inservibles.

La comisión técnico artística se ha reunido este viernes al completo para analizar la licencia solicitada para el proyecto de rehabilitación del caserón neobarroco de la avenida de Italia, una restitución tipológica que permitirá sacar de su abandono a este edificio proteido. Envuelto a una controversia urbanística y en ruina declarada, el proyecto de una promotora va a lograr salvarlo de la desaparición.

El proyecto consiste en derribar y reconstruir conservando el mismo aspecto exterior y las características destacadas que están recogidas en su ficha de protección y que hay que mantener. Eso no va a ser sencillo porque el inmueble se encuentra en un estado lamentable, mallado en su exterior para evitar desprendimientos, con su fachada ennegrecida y en riesgo de derrumbe por unos cimientos inestables.

El edificio, un caserón en el número 36 de la avenida de Italia, está catalogado y protegido desde hace años, pero eso no ha impedido que una azarosa vida legal lo haya sumido en el abandono y puesto en riesgo su supervivencia. Ahora eso va a cambiar y el edificio pasará del aspecto actual al que se muestra en la imagen inferior: se puede apreciar el cambio.

Imagen después - El edificio en ruina de Salamanca que será estudiado a fondo para salvar su originalidad
Imagen antes - El edificio en ruina de Salamanca que será estudiado a fondo para salvar su originalidad

Para conseguirlo, se va a producir a un estudio minucioso que ayude a decidir qué se puede conservar del original, qué elementos habrá que reparar y cuáles habrá que reconstruir. Como ya explicó la promotora a este medio, su idea es mantener el mayor grado posible de originalidad. Para ello, se hará un escaneo completo del edificio y se documentará su estado general y, muy importante, el de todos sus detalles.

La idea es mantener todos los elementos originales que se puedan conservar bien porque se encuentren en buen estado o porque se puedan arreglar; se hará un desmontaje cuidadoso. En el caso de tener que reparar, se hará con la mayor fidelidad posible a los elementos que tengan que pasar por este proceso. Y por último, los elementos que estén inservibles serán vueltos a fabricar con la mayor fidelidad a características y aspecto original.

El compromiso de la comisión técnica de patrimonio es que, una vez se haya estudiado y documentado el edificio, se decida qué elementos se conservarán, se arreglarán o se reconstruirán y, después, conceder la licencia necesaria para la rehabilitación y el proyecto de los garajes. Actualmente tiene licencia para el proyecto y, una vez se estudie, se concederá para la rehabilitación en forma de restitución tipológica.

Qué se va a hacer

El edificio original destaca por detalles como los revocos pintados de los que no hay rastro por el deterioro o por la galería acristalada. La intención es mantener o recuperar buena parte de esas características y que el edificio sobreviva como uno de los más peculiares de la ciudad y de este barrio, en el que es único.

El interior se redistribuiría en seis viviendas (tres tiene ahora) y en la planta baja que excavaría un garaje. En concreto, vinculadas a la villa irán 40 plazas y al nuevo edificio que se hará en el solar contiguo con 18 viviendas, otras 46 más dos locales, para un total de 86 nuevos aparcamientos subterráneos.

Esta solución va más allá del lavado de cara que se suele practicar en edificios históricos y protegidos, pero al menos logrará sacar esta construcción de la lista de los que sufren deterioro, ruina y abandono a pesar de ser BIC. En el caso de este edificio, esa es exactamente la situación: las fotos de la galería inferior, hechas en el momento de la compra, lo dejan patente ya que nada se ha podido hacer desde entonces.

El cambio en el edificio va a ser total. Actualmente, está mallado por fuera para evitar los constantes desprendimientos que se producen porque su fachada está ligeramente inclinada hacia la calle. Su cimentación no es estable y el edificio amenaza con caerse. Además, está completamente en ruina por dentro y no hay nada que se pueda salvar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios