Borrar
Víctor Sánchez, coordinador de las TIC y María Marquina, profesora de primaria en el Colegio Santísima Trinidad de Salamanca. José Manuel García

Salamanca

Enseñar con las redes sociales en pleno debate por el uso del móvil en las aulas

El colegio Santísima Trinidad de Salamanca recurre a esta herramienta para llegar al alumnado en su apuesta por utilizar la tecnología de manera didáctica

Laura Linacero

Salamanca

Martes, 5 de diciembre 2023, 08:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tablets para hacer un escape room educativo, plantear qué tienen en común la Mona Lisa, un folio y el logo de instagram para explicar la divina proporción, las curiosidades del castellano o cómo se inventaron los fuegos artificiales o la Coca-Cola desde la química en un video de menos de un minuto son algunos de los ejemplos didácticos que ha compartido el Colegio Santísima Trinidad a través de sus redes sociales. Según los últimos datos, los menores dedican una media de cuatro horas diarias a las pantalla y prefieren las redes sociales a whatsapp o telegram.

Precisamente en esta realidad tratan de involucrarse los docentes de este centro para intentar, al menos, que parte de ese tiempo esté dirigido a la educación. «Damos esas píldoras educativas para ese alumnado de secundaria, bachillerato y ciclos formativos para que vean su uso positivo y que el colegio tiene ahí su entrada», comenta María Marquina, profesora de primaria y parte del equipo de comunicación del centro.

Convencidos de que «ya no es el futuro, sino el presente», el equipo de comunicación del centro busca ser más atrayentes tanto para el alumnado como para las familias. «Nuestro punto fuerte es la cercanía, y si no estás en redes parece que no existes», comenta Víctor Sánchez, coordinador de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el colegio.

Tratar de pelearse con las redes sociales en un panorama sumamente tecnológico no lo contemplan, tampoco desde el ámbito de la educación. «Hay cosas contra las que no puedes luchar, nosotros tratamos de incorporarlo y sacar las cosas maravillosas que tiene», explica Víctor Sánchez. A pesar de que ahora parece que los niños vienen con un móvil en la mano lo cierto es que, tal y como indica, «son nativos del ocio digital». «Están acostumbrados a entretenerse con el móvil pero también se les puede enseñar algo instructivo», asegura.

El equilibrio entre tecnología y educación

Los profesores de este centro lucen en los reels de instagram con la idea de acercarse a las familias y también a los alumnos en su tiempo libre pero, ¿cómo conciliar esto con el día a día en las clases? El debate sobre el uso del móvil en las aulas está servido y dar la vuelta a la prohibición para convertirlo en un recurso útil en ciertas materias es por lo que ha apostado este centro. «No podemos prohibir que lo traigan, pero lo sacan del bolsillo solamente para hacer algo útil», asegura.

No obstante, la enseñanza más tradicional se mantiene dentro del proyecto educativo de este centro y el libro físico sigue siendo el gran aliado. «Hemos apostado por una simbiosis entre lo que ha funcionado siempre y las nuevas tecnologías», comenta María. Además, se hace necesaria una combinación porque «ya pasan muchas horas delante de las pantallas y tampoco se trata de incrementarlo, es algo complementario no principal», añade Víctor. Sobre todo cuando buena parte de ese tiempo que dedican al móvil es en casa y es ahí donde también resulta necesario poner límites. «Se nota mucho cuando hay un control en casa», explica.

«La Inteligencia Artificial se debe introducir en las aulas»

Víctor Sánchez

Coordinador TIC Colegio Santísima Trinidad Salamanca

El dinamismo de este tipo de herramientas hace que cada vez la capacidad de atención se reduzca más. «Es algo que sí que hemos notado porque están acostumbrados a estímulos más atractivos y rápidos pero eso es una aliciente para pensar: ¿cómo lo hacemos?», comenta Víctor. Ese es el verdadero reto del docente: «Sacar las máximas ventajas de ello», apunta María.

Con esa pregunta como foco se abren todas las posibilidades a la imaginación y entra, por supuesto, la inteligencia artificial. «No sólo es que se pueda introducir en las aulas, es que se debe», asegura Víctor Sánchez. «A nosotros nos permite llegar a lugares que antes era imposible y utilizar recursos que antes por falta de tiempo no te podías ni plantear», señala. También cabe en el mundo de la enseñanza la impresión en 3D, la robótica o los lego. «Contarlo de otra manera ya les cambia un poco el chip».

Las redes se cuelan en las aspiraciones del futuro

Es una pregunta común para los más pequeños pero también para los mayores del colegio con la idea de que empiecen a orientar su educación a un futuro. Sin embargo, en los últimos años resulta curioso que en muchos casos la respuesta es la misma entre los perfiles de edades más tempranas como para los jóvenes: tiktoker, streamer o influencer. «Antes se veía como la cima del éxito el ser futbolista, ahora esto. Lo importante es que sepan que no es tan fácil y que no es oro todo lo que reluce», explica Víctor Sánchez.

Independientemente de hacia dónde quieran enfocar su futuro profesional los alumnos, lo importante es que entiendan que la educación previa es lo más importante. «Sobre todo tienen que ser conscientes de que esas profesiones, si las quieren, también necesitan una formación», concluye María Marquina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios