Borrar
SH
Los fallos de los edificios de Salamanca: suspensos de cimientos a tejados

Los fallos de los edificios de Salamanca: suspensos de cimientos a tejados

El 80% de construcciones de la capital presenta deficiencias en la inspección obligatoria, la mitad no la presenta y uno de cada tres no la supera, con accesibilidad y fachadas como grandes problemas

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 11 de julio 2024, 08:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Muchas deficiencias, cada vez más extendidas y más importantes. Este es el resultado de la ITE de 2023, la inspección obligatoria que tienen que pasar los edificios y que las construcciones de Salamanca suspenden por un motivo claro: que casi la mitad de los obligados no la han presentado. Un problema en edificios de más de 40 años.

Según los datos municipales publicados, un total de 308 edificios estaban obligados a pasar la Inspección Ténica de Edificaciones durante 2023. Esta ITV de los edificios era obligatoria para todos los propietarios de los edificios construidos y/o rehabilitados integralmente en el año 1982, así como los de edificios que presentaron la primera inspección técnica en el año 2012. En total, 308 edificios afectados estaban obligados a realizar y presentar la correspondiente inspección.

30% desfavorables

Porcentaje de edificios que no supera la ITE

Sin embargo, sólo un 60%, 184 de ellos, han presentado la documentación correspondiente lo que supone un primer gran suspenso porque cuatro de cada diez ni siquiera han cumplido con el trámite. El porcentaje es ligeramente superior al de 2022 y da pie a otra de las conclusiones del trámite del año pasado: las cifras han empeorado en todos los casos.

De forma general, un 30% de los edificios han tenido una inspección desfavorable sin paliativos (57) y otro 47%; eso supone que el 77% de los edificios o no pasaron el corte o tuvieron que hacer subsanaciones; sólo el 21% lograron el aprobado sin paliativos.

En cuanto a las principales deficiencias, el gran problema es la accesibilidad como se puede ver en el gráfico superior. El 70% de los tres centenares de edificios que tuvieron que pasar la ITE el año pasado tuvieron algún problema de accesibilidad y seis de cada diez no tenían una solución aparente.

Al margen de la accesibilidad, el mayor problema estriba en la conservación de la fachada; uno de cada cuatro edificios recibió una ITE desfavorable por problemas en la envolvente. Le siguen la cubierta y las instalaciones y, por detrás, la estructura y la cimentación: un edificio de los que se ha sometido a inspección ha dado problemas de base.

Los datos han empeorado de forma generalizada. En 2022 el resultado de la ITE arrojaba los mismos problemas y en el mismo grado de presencia, pero el global era algo mejor. El porcentaje de ITE desfavorable no pasaba del 27% (ahora es del 30%), más propietarios cumplieron con el trámite y las notas eran malas, pero no tanto, en estructura, cimientos, fachada y cubierta, y también en accesibilidad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios