Borrar
Clientes comprando en una frutería. R. Gutiérrez
La cesta de la compra es un 6,9% más cara en Salamanca en puertas de la Navidad

La cesta de la compra es un 6,9% más cara en Salamanca en puertas de la Navidad

El IPC repunta en la provincia en noviembre impulsada por hostelería, alcohol, tabaco y alimentos y, aunque sigue su tendencia a la baja, encarecerá la factura de los hogares

F. Oliva

Jueves, 14 de diciembre 2023, 09:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La inflación ha dado una ligera tregua este mes de noviembre, en el que la provincia de Salamanca se anota un repunte de los precios impulsado fundamentalmente por vestido y calzado, pero con una tregua en la cesta de la compra. Los alimentos se apuntan una evolución negativa leve, -0,2 en el IPC, uno de sus mejores datos del año que llega en puertas de las compras de la Navidad en las que comida y bebida serán protagonistas.

Por contra, la inflación subió un 0,3 en el conjunto de la provincia, al contrario que en el datro nacional que fue del -0,3 para quedarse en el 3,2% interanual, con una tasa subyacente del 4,5%, la más baja desde abril de 2022. El abaratamiento de los carburantes, los paquetes turísticos y los alimentos, que moderaron su crecimiento medio punto, hasta el 9% en el cómputo nacional arrastraron a la baja el IPC. Eso sí, hay productos como el aceite que vuelven a subir y son un 60% más caros que doce meses atrás.

En Salamanca, de nuevo la alimentación es lo que más sube y, en comparación con el año pasado, llenar la cesta de la compra es un 6,9% más caro; una factura sólo superada por el incremento del 7,6% en restaurantes y hoteles, con el precio de alcohol y tabaco un 5,2% más alto que hace un año.

Esta evolución se debe, según Estadística, a la bajada de los precios del pan y los cereales y de la leche, huevos y queso, y a que los precios de la carne subieron en noviembre de este año menos de lo que lo hicieron en igual mes de 2022.

Por contra, las legumbres y las hortalizas subieron de precio en el penúltimo mes del año, según los datos definitivos del IPC publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con los que se confirman los avanzados a finales del mes pasado y también la subida que experimentarán las pensiones contributivas en 2024, del 3,8%, como resultado de la media de inflación hasta noviembre.

Con la moderación de su tasa interanual en noviembre, la inflación vuelve a registrar descensos después de haber permanecido anclada en el 3,5% durante los últimos dos meses y cae a su menor nivel desde el pasado mes de agosto, cuando se situó en el 2,6%.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) bajó siete décimas en noviembre, hasta el 4,5%, tasa 1,3 puntos superior a la del IPC general y la más baja desde abril de 2022, cuando se situó en el 4,4%.

El Ministerio de Economía ha subrayado en un comunicado que, «gracias a las medidas de política adoptadas por el Gobierno, la inflación general mantiene su senda descendente a lo largo del año, permitiendo que los salarios sigan ganando poder adquisitivo y las empresas españolas una mayor competitividad aumentando su cuota de mercado, incluso en el complejo contexto internacional».

En términos mensuales (noviembre sobre octubre), el IPC registró un descenso del 0,3%, su mayor retroceso mensual desde septiembre de 2022, cuando bajó un 0,7%. Con esta caída, la inflación pone fin a cinco meses consecutivos de alzas mensuales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios