Borrar
El escenario y la cafetería del parque Elio Antonio de Nebrija. SH
El interés por el bar con unas vistas únicas en Salamanca obliga a reabrir su gestión

El interés por el bar con unas vistas únicas en Salamanca obliga a reabrir su gestión

El ayuntamiento vuelve a convocar concurso para explotar el chiringuito del parque Nebrija tras preguntar varias personas por el contrato de 4.000 euros al año

Félix Oliva

Salamanca

Martes, 26 de marzo 2024, 18:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El interés de varias personas suscitado tras declararse desierto el concurso para gestionar uno de los bares municipales de los parques de Salamanca está detrás del nuevo intento que va a hacer el ayuntamiento para adjudicar la explotación de un chiringuito con vistas a las catedrales.

El consistorio ha abierto este martes un nuevo concurso para adjudicar la gestión del kiosko-bar del parque Elio Antonio de Nebrija. Lo hace pocos días después de declarar desierta la primera licitación abierta, para la que no hubo ni una oferta, lo que dejaba cerrado este local como ocurre con otros similares en la ciudad.

Sin embargo, este martes se vuelve a la carga con un nuevo proceso. Según se explica en el acuerdo de iniciación del expediente, posteriormente a la resolución del primer concurso como desierto se ha tenido conocimiento en el Servicio de Bienes y Contratación de varias personas interesadas que no habían podido acceder a la convocatoria para la gestión y explotación del citado bar-restaurante.

En este nuevo intento el consistorio vuelve a plantear los motivos por los que quiere volver a abrir este kiosko-bar, como ha ocurrido recientemente con la cafetería del parque de La Alamedilla, de reestreno después de más de un año cerrada.

Este local ha estado en explotación hasta hace meses por parte de una empresa que utilizaba el local levantado como parte de un anfiteatro con gradas que se hizo aprovechando una pendiente natural desde la carretera. El bar cuenta con cocina y una terraza exterior de más de 120 metros cuadrados con vistas a las catedrales.

Servicio a los visitantes del parque

Según el consistorio, las necesidades que pretenden cubrirse con este contrato son varias. En primer lugar, ofertar un servicio de hostelería para los usuarios del parque y de las zonas verdes de las inmediaciones. El chiringuito está cerca de las instalaciones deportivas de Salas Bajas, de un tramo de carril bici y del paseo fluvial, integrado en este parque de nueva creación.

Además, se quiere favorecer la creación de actividades económicas y puestos de trabajo y tener el bar abierto puede facilitar una tercera función: aumentar la vigilancia y seguridad de las instalaciones del parque al ser una zona de baja densidad edificatoria, en la que la apertura de un establecimiento de hostelería asegura mayor concurrencia de personas.

En cuanto a las condiciones, mantiene las del fallido concurso anterior. El canon mínimo es de 4.000 euros al año por cada uno de los seis años previstos para la explotación. El canon incluye el importe de la tasa por ocupaciónde terrenos de uso público con mesas y sillas, la licencia de terraza, que permite explotar un área amplia de la que dispone el local, de 126,64 m2. La terraza está situada en torno al establecimiento aprovechando una pérgola de obra que se levantó en su momento y que proporciona algo de sombra en un lugar donde siempre han faltado árboles.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios