Borrar
La cafetería de La Alamedilla ha vuelto a abrir. SH
La inusual competencia por una cafetería de parque en Salamanca dispara 6.000 euros su precio

La inusual competencia por una cafetería de parque en Salamanca dispara 6.000 euros su precio

El kiosko-bar de La Alamedilla abre tras más de un año de cierre y un proceso de adjudicación largo resuelto a última hora y para el que hubo muchas más ofertas de lo normal

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 25 de marzo 2024, 11:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Después de más de un año de trámites, la cafetería del parque de La Alamedilla ha vuelto a abrir sus puertas tras publicarse de improviso la adjudicación, que estaba pendiente a pesar de que hace meses que se sabía que había un adjudicatario y de las evidentes obras. Una situación que ha enmascarado una competencia poco habitual que ha obligado al nuevo titular a aumentar su oferta sustancialmente, 6.000 euros por encima del canon mínimo.

La cafetería abrió el sábado 23 de marzo, sólo dos días después de que se publicara la adjudicación en el portal del contratante del Ayuntamiento de Salamanca. Para entonces, ya se habían dado por finalizadas las obras de rehabilitación que hizo el propio consistorio tras encontrar el local en malas condiciones por deterioro y suciedad. De hecho, está en marcha una reclamación de 14.000 euros contra la anterior concesionaria por este motivo.

Las obras empezaron en agosto pasado, pero cogieron ritmo a comienzos de marzo cuando numeroso personal municipal, que había asumido las reparaciones, trabajaba a diario en la puesta a punto del lugar.

Sin que se haya publicado todavía la formalización, pero dentro del plazo previsto para la misma (hasta el 29 de marzo), el establecimiento ha vuelto a abrir sus puertas tras la reforma en la que se han cambiado suelos, se ha renovado el interior y la cocina, los baños y también se ha pintado todo el exterior. El viernes se estaba colocando ya el mobiliario para atender a los primeros clientes.

Con la apertura terminaba un proceso largo y que ha sido más competido de lo esperado, a falta de que pueda tener algún capítulo más. El motivo es que a la licitación se presentaron tres empresas, algo poco habitual en este tipo de recintos municipales. Por ejemplo, los kioskos-bar de Salesas y el parque Nebrija no tienen nadie interesado en abrir y es habitual que haya pocas ofertas.

Al contrario, cuando se se cerró el período de concurso hace más de un año, el 14 de marzo de 2023, se habían registrado tres ofertas. Entre el 17 y el 22 de mayo se analizaron y valoraron las propuestas de TIN Salamanca sl, Pumarina Hostelería SLU y de un particular, José Zhao.

El día 22 de mayo un informe municipal clasificaba las ofertas y otorgaba la mayor puntuación a Pumarina Hostelería con 29,5 puntos, por los 27 de TIN Salamanca, la empresa que lo gestionó anteriormente hasta finalización de la concesión en diciembre de 2022. La tercera oferta quedó mucho más descolgada.

En cuanto a la oferta económica, el canon mínimo era de 28.000 euros (sin impuestos) por cada uno de los seis años previstos. El hecho de que hubiera competencia ha obligado a aumentar la oferta muy por encima del mínimo. La mayor fue la de Pumarina Hostelería por 36.100 euros, 35.000 ofertó el particular y 31.503 TIN Salamanca.

Esto se supo en mayo de 2023, pero la cafetería no abría. En agosto el ayuntamiento inició obras para reparar algunas deficiencias en baños y cocina y reparaciones de mantenimiento. Desde fuera se aprecia que se ha pintado por completo la fachada, con nuevo rótulo, también tiene nueva pintura la rejería de la azotea, donde donde se han eliminado las carpas que tenía. En el interior se han cambiado los suelos y se ha pintado todo, también se ha renovado una extracción de aire de la cocina y se ha retirado la antigua, además de instalar nuevo mobiliario en la misma.

1 /

No ha sido hasta hace poco, el hasta el pasado 18 de marzo, cuando se hizo público el documento para proponer la adjudicación del contrato de explotació nde la cafetería a la empresa Pumarina Hostelería SLU por un canon anual a abonar al Ayuntamiento de 36.100 euros (no sujeto a IVA), canon en el que está incluido el pago de la tasa por ocupación de terrenos de uso público por mesas y sillas con finalidad lucrativa para la explotación de la terraza exterior.

Varios cerrados

La reapertura de La Alamedilla reduce el número de estos chiringuitos cerrados de los que el Ayuntamiento de Salamanca tiene media docena repartidos por la ciudad, unos con más éxito que otros, y casi todos con problemas de explotación por la pérdida de atractivo para los hosteleros.

En la actualidad, está pendiente de reabrir el de Salesas. Se ha intentado hasta tres veces adjudicarlo, pero los concursos quedaron desiertos y se va a hacer un último intento: se ha rebajado el canon un 50% para atraer a alguien.

Ha sido adjudicado al fin el del parque Würzburg, d nuevo con la empresa que lo explotaba hasta que acabó el contrato. Y en la misma situación se encuentra el del parque Nebrija, un local con terraza y vistas a las catedrales.

El último en problemas y, por ahora, cerrado es el del parque de Jesuitas, que cuenta con la que probablemente es la mayor terrazas de toda la ciudad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios