Borrar
El bar municipal del parque de Würzburg. SH
El chiringuito de un gran parque de Salamanca que vuelve a abrir después de un prolongado cierre

El chiringuito de un gran parque de Salamanca que vuelve a abrir después de un prolongado cierre

El concurso del kiosko-bar de Würzburg queda de nuevo en manos de los titulares que lo llevaron en su última etapa: después quedó desierto en un primer intento para reabrirlo

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 19 de febrero 2024, 19:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El kiosko-bar del parque de Würzburg volverá a abrir sus puertas de la mano de los titulares que lo dejaron hace cerca de un año y que han decidido volver a ponerse manos a la obra con un chiringuito que estaba entre los más valorados de Salamanca. Una noticia que llega justo cuando este tipo de establecimientos municipales atraviesan por un momento complicado, con varios de ellos cerrados y la clausura en el parque de los Jesuitas.

El Ayuntamiento de Salamanca acaba de adjudicar la explotación de la cafetería del parque de Würzburg, que lleva cerca de dos años cerrada después de que se cumpliera el contrato y fracasara un primer intento para reabrirlo. La licitación se abrió en enero de 2023, hace más de un año, cuando ya llevaba meses cerrado y había quedado desierto un primer concurso.

Ahora, el local lo gestionará la misma empresa que lo mantuvo abierto la última vez. La adjudicación tiene fecha del día 9 de febrero y, como detalla el consistorio, el nuevo titular es BabobarNorte SL, que ya lo tuvo en su día. Ha sido la única oferta presentada.

La nueva titular ofertó 10.050 euros de canon anual, 50 euros más que el mínimo estipulado, y lo gestionará para los próximos seis años por un valor total del contrato de más de 60.000 euros. El primer año pagará un canon prorrateado de 8.838,49 euros para lo que queda de 2024.

La explotación de esta cafetería ha dado un giro en los últimos años. Cuando en 2018 esta misma sociedad se la adjudicó, se presentaron seis ofertas y se lo llevó con la segunda oferta más ventajosa, después de excluir al licitador que ofertó el canon más alto por no presenta la documentación requerida. La empresa ofertó un canon de 12.239 euros al año, con impuestos.

Aquel contrato fue por cuatro años y, cuando a finales de 2022 expiró, se abrió concurso para intentar volver a adjudicarlo, pero no prosperó. Ahora, la misma empresa se ha encontrado con el local que dejó en su día, pero sin competencia para volver a abrirlo y pagará menos.

Varios están cerrados

Estos locales, de los que el ayuntamiento tiene varios repartidos por la ciudad, están viviendo un cierto declive en los últimos años, algo a lo que parecía ajeno este de Jesuitas. Siguen abiertos, unos con más éxito que otros, y casi todos con problemas de explotación por la pérdida de atractivo para los hosteleros.

En la actualidad, está pendiente de reabrir el de Salesas. Se ha intentado hasta tres veces adjudicarlo, pero los concursos quedaron desiertos y se va a hacer un último intento: se ha rebajado el canon un 50% para atraer a alguien.

También ha estado cerrado el del parque Würzburg, ya que la empresa que lo explotaba con éxito decidió mudarse a un local fijo, pero ahora retoma el chiringuito. Y en la misma situación se encuentra el del parque Nebrija, un local con terraza y vistas a las catedrales.

El último en problemas y, por ahora, cerrado es el del parque de Jesuitas, que cuenta con la que probablemente es la mayor terrazas de toda la ciudad, pero que no reunía las condiciones para permanecer abierto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios