Borrar
La cafetería del parque de los Jesuitas, cerradas este viernes y con la terraza montada. SH
Clausurado de forma fulminante un conocido bar de Salamanca por falta de limpieza

Clausurado de forma fulminante un conocido bar de Salamanca por falta de limpieza

El ayuntamiento cierra la cafetería municipal del parque de los Jesuitas tras una inspección en la que no reunía las condiciones necesarias, ha rescindido el contrato y reclamará gastos

Félix Oliva

Salamanca

Sábado, 17 de febrero 2024, 10:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Ayuntamiento de Salamanca ha tomado una medida sin precedentes y ha cerrado de forma inmediata una de las cafeterías municipales, locales de titularidad pública repartidos por la ciudad, por no estsar en condiciones para la explotación. Se trata del local del parque de los Jesuitas, uno de los más concurridos de la ciudad y con una de las mayores terrazas de la ciudad, que según fuentes municipales no cumplía las condiciones de mantenimiento y limpieza adecuadas.

La situación ha obligado a una contundente decisión porque no sólo se ha clausurado de forma inmediata, sino que se ha fulminado al actual concesionario al que le quedaban más de cinco años de contrato y que había firmado por unos 60.000 euros de canon, y al que ahora el consistorio podría reclamar daños por falta de cuidado del local. Algo a lo que nunca antes se había recurrido.

El cierre ha tenido lugar en los últimos días y se ha informado sobre el mismo en la comisión de contratación de esta semana, donde los grupos municipales han preguntado por la situación de algunos de los kioskos-bar de titularidad municipal repartidos por la ciudad. Hay varios en concurso para adjudicar su explotación, pero no se termina de encontrar quien quiera abrirlos.

En este caso, la cafetería-heladería del parque de los Jesuitas sí que estaba abierto y una concesionaria se quedó el contrato. Fue la única propuesta que llegó en el último concurso de licitación, resuelto el pasado verano por seis años y 10.650 euros al año de canon, que es lo que abonaba la empresa que lo gestionaba. La cifra era una de las más altas de los bares municipales, pero el local tiene una gran afluencia por los usuarios del parque y cuenta con un gran argumento a favor: la terraza.

El contrato daba acceso a explotar la cafetería en un parque muy concurrido y con una gigantesca terraza de 150 metros, pero ampliable. El contrato incluía la tasa por esos 150 metros, pero también la opción de ampliarla usando dos espacios de 328 y 150 metros cuadrados en zonas ajardinadas anejas. En total, más de 500 metros cuadrados que son el principal argumento del local: la terraza es enorme y siempre estaba montada. Este viernes, de hecho, las sillas, mesas y demás mobiliario seguían en la calle a pesar de que el establecimiento estaba cerrado; esto es algo que supone, de por sí, una infracción.

Inspección y clausura

Según ha explicado el concejal de contratación, Fernando Carabias, en la última comisión del área la cafetería ha sido cerrada por no cumplir las condiciones de mantenimiento y limpieza adecuadas.

Según fuentes municipales, el Ayuntamiento de Salamanca realizó una inspección a la cafetería dentro de las inspecciones que realiza periódicamente en las instalaciones municipales. En esta visita se comprobó que no reunía las condiciones necesarias para su apertura y la cerró.

El local, ya clausurado, con la terraza todavía puesta y sin recoger. SH
Imagen principal - El local, ya clausurado, con la terraza todavía puesta y sin recoger.
Imagen secundaria 1 - El local, ya clausurado, con la terraza todavía puesta y sin recoger.
Imagen secundaria 2 - El local, ya clausurado, con la terraza todavía puesta y sin recoger.

No obstante, se ha ido más allá del cierre. Según informan fuentes municipales, también se ha rescindido el contrato con los concesionarios, firmado en julio pasado para seis años por más de 10.000 euros de canon anual. Así que ya no lo explotan quienes se lo quedaron.

Obras y nueva licitación

No se detiene aquí la medida tomada por el ayuntamiento, que anuncia que reformará el local, cuyo deterioro era evidente tras años de mantenimiento y cuidados escasos. Será algo parecido a lo que se ha hecho con el bar de La Alamedilla, que lleva meses en obras y que reabrirá en marzo ya reformado.

El objetivo es proceder a una nueva licitación y abrir la cafetería del parque de Jesuitas para el verano. Además, el consistorio asegura que reclamará los gastos de reforma que sean achacables a la anterior concesionaria ya que, aunque el local es municipal y es el ayuntamiento el que tiene que mantenerlo, el concesionario se dedica a la explotación y tiene que conservarlo en condiciones adecuadas.

Varios están cerrados

Estos locales, de los que el ayuntamiento tiene varios repartidos por la ciudad, están viviendo un cierto declive en los últimos años, algo a lo que parecía ajeno este de Jesuitas. Siguen abiertos, unos con más éxito que otros, y casi todos con problemas de explotación por la pérdida de atractivo para los hosteleros.

En la actualidad, está pendiente de reabrir el de Salesas. Se ha intentado hasta tres veces adjudicarlo, pero los concursos quedaron desiertos y se va a hacer un último intento: se ha rebajado el canon un 50% para atraer a alguien.

También está cerrado el del parque Würzburg, ya que la empresa que lo explotaba con éxito decidió mudarse a un local fijo. Y en la misma situación se encuentra el del parque Nebrija, un local con terraza y vistas a las catedrales.

El último en problemas y, por ahora, cerrado es el del parque de Jesuitas, que cuenta con la que probablemente es la mayor terrazas de toda la ciudad, pero que no reunía las condiciones para permanecer abierto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios