Borrar
Patrulla de la Policía Local en la Plaza Mayor de Salamanca. SH
Multado por abandonar una copa a medias en la Plaza Mayor porque «no quería beber más»

Multado por abandonar una copa a medias en la Plaza Mayor porque «no quería beber más»

La Policía Local multa a varios jóvenes por dejar vasos en la calle durante las noches de fiesta, una infracción de hasta 750 euros

Félix Oliva

Salamanca

Martes, 2 de julio 2024, 19:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Junto a las habituales multas por orinar en la calle, tirar cosas o los ruidos, empiezan a ser frecuentes las multas por maltratar zonas verdes y por abandonar bebidas en la calle. En la comisión de Medio Ambiente de esta semana se tramitan dos casos con multa de hasta 750 euros por un mismo motivo: dejar un vaso con bebida en el suelo.

El primer expediente tiene fecha del 31 de mayo. Pasada las 4 de la mañana, y según el acta policial, agentes en patrulla observan como una persona va caminando con una copa de cristal en la mano mientras atraviesa la Plaza Mayor; esto ya supone una irregularidad ya que no se pueden sacar de los locales para beber en la calle, salvo en terrazas. Al percatarse de la presencia de los agentes, la abandona en el suelo en vez de depositarla en un contenedor.

El infractor fue perseguido por los agentes que, al alcanzarlo, fue interrogado y le preguntaron por qué había dejado la copa en el suelo. El motivo fue que «ya no quería beber más» y que «al vernos dejó el vaso en el suelo». La actuación acabó en torno a las 5.10 de la madrugada y fue infomado de que sería denunciado por una infracción leve a la ordenanza de limpieza, con hasta 750 euros.

La copa en la mano

La misma noche, pasadas las 6 de la madrugada, la Policía Local tuvo otra intervención relacionada con el consumo de alcohol en la calle. En las cercanías de un conocido local de ocio nocturno de la calle Toro, un coche patrulla ve como un joven en estado de embriaguez y con una copa de la mano realiza bailes en todo de burla hacia el vehículo.

Los agentes se bajan del coche y le requieren que deposite el vaso con la bebida en un lugar adecuado. El joven responde que es la copa que ha pedido y que se la estaba acabando; el volverle a pedir que la deje en un lugar adecuado, se agacha y la deja en el suelo con intención de abandonarla.

Tras lo ocurrido, se le pide la documentación para identificarle y se le informa de la sanción correspondiente, hasta 750 euros por una infracción leve a la ordenanza de basuras. El joven coopera y deposita el vaso en una papelera, pero después insiste en que se le retire la multa y un amigo graba con el móvil a los agentes, por lo que también es identificado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios