Borrar
Pisos turísticos en lo que eran locales. JM García
Multas hasta 50.000 euros en Salamanca y medidas contra el ruido en los pisos turísticos

Multas hasta 50.000 euros en Salamanca y medidas contra el ruido en los pisos turísticos

El borrador de ordenanza contempla un registro para inscribir los apartamentos, multiplica las sanciones y establece algunas características de las transformaciones de locales, mientras se quiere restringir el número de licencias

Félix Oliva

Salamanca

Martes, 2 de julio 2024, 11:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ayuntamiento de Salamanca ha anunciado de manera sorpresiva un borrador para la nueva ordenanza de pisos turísticos, consensuado por los grupos y que establece las condiciones y requisitos para esta actividad en la ciudad. Se compromete a hacer un registro, pero no hay más cortapisas en cuanto a licencias, aunque sí tendrán que cumplir con determinadas características como medidas contra el ruido, los humos y determinadas dimensiones de ventilación. Por contra, no limita las licencias que se conceden como se había pedido ni frenará la conversión de locales en viviendas.

El concejal de Fomento, Fernando Carabias, ha explicado que «teniendo en cuenta la importancia creciente de la actividad de alojamiento en una ciudad con gran proyección turística como la nuestra», se ha considerado necesaria y justificada la redacción de una Ordenanza Municipal para regular la nueva modalidad de alojamiento en apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico.

Es el resultado de una consulta lanzada hace semanas sobre la base de que había que regular la actividad para paliar los efectos de la actividad en el parque de vivienda y establecer «requisitos tendentes a proteger los legítimos derechos de los usuarios y de los vecinos».

En esa consulta se reflejaba la «sobreoferta» y se hablaba de combatir las situaciones de intrusismo y competencia desleal, por lo que se debe evitar la existencia de una actividad opaca a las obligaciones fiscales que son exigidas al resto de los establecimientos turísticos.

El detonante ha sido la proliferación de este tipo de establecimientos, para los que se dan licencias casi cada semana, especialmente en una modalidad: la conversión de locales y oficinas vacías en viviendas. Tal y como comprobó este diario, durante el año pasado se concedió más de medio centenar de licencias para este tipo de obras a pesar de que se asumía que, al 90%, se destinarían a alquiler turístico.

Establecimiento afectados

Quedan sometidos a las prescripciones de la presente Ordenanza Municipal todas las actividades de apartamento turístico o vivienda de uso turístico en cualquiera de las formas reguladas en el Decreto 17/2015, de 26 Febrero, por el que se regulan los establecimientos de alojamiento en la modalidad de apartamentos turísticos en la Comunidad de Castilla y León y en el Decreto 3/2017, de 16 Febrero, por el que se regulan los establecimientos de alojamiento en la modalidad de vivienda de uso turístico en la Comunidad de Castilla y León o normativa que los sustituya o modifique en el futuro.

Dichas actividades podrán desarrollarse de forma conjunta, en edificios de uso exclusivo, o individualizada, y tendrán en todos los casos el carácter uso terciario no residencial en los términos contemplados por el Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca vigente. Al respecto, Fernando Carabias adelantó que ya se está trabajando en la modificación de dicho Plan General para restringir el número de licencias para apartamentos y viviendas de uso turístico.

Condiciones y requisitos

Cuando no se desarrollen en edificios de uso exclusivo destinados a dicha actividad, deberá ajustarse a unos determinados criterios, que los limitan a aquellos situados en planta baja o primera planta. Según establece el borrador de la Ordenanza Municipal, el ejercicio de la actividad de apartamento o vivienda de uso turístico en cualquiera de sus formas, cuando no se desarrollen en edificios de uso exclusivo destinados a dicha actividad, con carácter general deberán contar con evacuación de aire a cubierta de los edificios donde se ubiquen.

No obstante, cuando dicha circunstancia no sea posible por la propia configuración del edificio y sus conductos de evacuación, podrán admitirse otras instalaciones que eliminen o minimicen las posibles molestias por olores derivadas de la actividad.

Las piezas salones, dormitorios y cocinas reunirán las siguientes condiciones: los huecos de iluminación natural deberán tener una superficie a fachada no inferior al doce por ciento (12 %) de la superficie útil de la pieza; y cada una de las piezas deberá disponer de una superficie practicable a fachada a efectos de ventilación natural directa no inferior al seis por ciento (6 %) de la superficie útil de la pieza.

La persona titular del establecimiento será responsable ante el Ayuntamiento de que el mismo se mantenga permanentemente en las debidas condiciones de seguridad, salubridad y limpieza. También tiene obligación de mantener contratado y en vigor un seguro de responsabilidad civil mientras se desarrolle la actividad en el establecimiento y adoptará las previsiones necesarias a fin de que su actividad no ocasione molestias a los vecinos y residentes.

En materia de seguridad y prevención de incendios deberán cumplir lo dispuesto a tales efectos por el Código Técnico de la Edificación, disponer de un extintor debidamente señalizado, de luminaria de emergencia sobre la puerta de salida y en la cara interior de la puerta se colocará un plano de evacuación. Asimismo, cada dormitorio contará con un detector de humos que podrá ser de fuente autónoma o con conexión a central de alarma.

La concesión de las licencias y la formulación de las comunicaciones legal o reglamentariamente exigibles serán previas a la concesión de las autorizaciones de enganche o ampliación de suministro de energía eléctrica, de utilización de combustibles líquidos o gaseosos, de abastecimiento de agua potable y demás autorizaciones preceptivas para el ejercicio de la actividad.

Sanciones más altas

Por otra parte, el Ayuntamiento endurecerá las sanciones a los titulares de alojamientos turísticos que no se ajusten a las condiciones establecidas en el Plan General de Ordenación Urbana y que van de entre 2.000 hasta 50.000 euros.

Sin perjuicio de las sanciones contempladas en la normativa, podrá disponerse en cualquiera de los casos la adopción de medidas correctoras (de refuerzo del nivel de aislamiento del establecimiento u otras), que se estimen convenientes en el establecimiento o actividad, condicionándose la reapertura en todos los casos a la efectiva realización de las mismas; además de la suspensión cautelar de la actividad o establecimiento, por incumplimiento de las condiciones a que estuvieren subordinadas, mientras subsistan tales incumplimientos.

Cabe destacar que se creará un registro en el que se inscribirán de oficio las actividades con licencia ambiental y comunicación de de inicio de actividad. Asimismo, se establece un Régimen sancionador y, para verificar el cumplimiento de la Ordenanza, se llevarán a cabo actuaciones de inspección a través de la Policía Local.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios