Borrar
Moto policial de un ayuntamiento. SH
Las nuevas motos de la Policía Local de Salamanca: todo terreno y automáticas

Las nuevas motos de la Policía Local de Salamanca: todo terreno y automáticas

Serán diez nuevas unidades, en régimen de alquiler y con una inversión de 259.000 euros

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 4 de julio 2024, 17:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Policía Local de Salamanca ha dado el primer paso para sustituir parte de su parque de motocicletas con nuevos modelos que serán a la última tendencia, modelos tipo trail, válidas para todos los terrenos, automáticas y con el equipamiento propio del cuerpo.

La sustitución dará relevo a parte de las motos que usa actualmente el cuerpo, las veteranas Honda NTV, que acumulan decenas de miles de kilómetros y que han sido infatigables compañeras de los agentes. Sin embargo, muchas acusan el paso de los años y están ya superadas en algunos aspectos, igual que algunos scooter que todavía se usan.

Para sustituirlas se ha lanzado un contrato de incorporación de nuevas motos. Serán diez, con una inversión cercana a los 260.000 euros y en régimen de arrendamiento, es decir, en alquiler y no en propiedad. Esto es habitual y el parque móvil municipal ya está en buena parte en ese régimen por sus ventajas, entre otras, el mantenimiento y la sustitución por avería, con lo que siempre hay vehículos disponibles.

Este jueves se han dado a conocer las características de las futuras motocicletas y apuntan a un cambio importante. Si las veteranas Honda NTV eran motocicletas turísticas, ahora las motos de la Policía Local se pasan al segmento más de moda y que más se vende, el trail. Se trata de motos con capacidades todo terreno, con mucho empaque, válidas para transitar por calles, zonas peatonales, algunos caminos, parques... Con lo que pueden hacer el servicio que requiere la Policía Local.

Según el pliego, las motos serán de entre 650 y 900 cc, con lo que crecerían de tamaño (ahora son de 700 cc), con inyección electrónica y un mínimo de 40 kw de potencia, 55 CV. Esto supone que se descarta que sean eléctricas. Además, y esta es una novedad, deberán ser automáticas con una transmisión de seis velocidades.

Otras características obligatorias, como las protecciones tubulares y de manillar, el alumbrado led, el ABS (ya obligatorio hace años en motos nuevas) o el consumo homolagado de 4,5 l/100 km apuntan a determinados modelos que ya usan otras policías y cuerpos de seguridad del Estado.

El contrato consiste en el suministro de las diez unidades, un mantenimiento completo con un cambio de neumáticos anual y una distancia de 8.000 kilómetros al año. Además, tendrán que llegar rotuladas y con el equipamiento policial propio: sirena y luces. El contrato es por cuatro años a razón de 65.000 euros al año.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios