Borrar
La grúa de obra que ocupará parte de la Rúa hasta final de año. José Manuel García

Un nuevo armatoste en la Rúa Mayor, último castigo al patrimonio en Salamanca

La grúa que se ha instalado para una obra ocupará durante meses parte del ancho y se suma a las dos fachadas apuntaladas y edificios en ruina flagrante que hay en la misma calle

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 22 de junio 2023, 20:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una grúa de grandes dimensiones es el último estorbo al que se van a tener que enfrentar miles de turistas que, cada día, hacen el trayecto entre la Plaza Mayor y las Catedrales por el eje más visitado de Salamanca: la calle Rúa Mayor. Este no es el único impedimento que suma esta turística arteria en la que se concentran varios de los casos más flagrantes de maltrato al patrimonio en una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad.

La grúa en cuestión se usará para ejecutar la complicada reforma de un edificio que está protegido y que, tras ser durante años un conocido pub, se va a convertir en apartamentos turísticos.

En el tiempo de esté allí, la grúa y sus soportes van a ocupar la mitad del ancho de la calle y complicarán el tránsito en una calle en la que ya es complicado circular para los peatones, que tienen que esquivar a los vehículos de carga y descarga por la mañana y, después, caminar por estrechos pasillas laterales donde hay terrazas. Este es un nuevo obstáculo en una calle que cuenta con varios puntos negros y en la que incluso se mantiene un solar vacío desde hace años, impropio de una vía con esta categoría, lleno de edificios protegidos.

número 19

Un antiguo Pub

Este edificio protegido y característico fue, durante años, el conocido pub La Rayuela y, cuando cesó su actividad, fue vendido para construir apartamentos turísticos. Esa es la fase en la que está, aunque su estado (vaciado y con la fachada en pie sin puntales exteriores) no ha generado en ningún momento el escándalo del resto de casos similares en la calle, aunque ahora sí va a provocar incomodidades.

El proyecto afecta al número 19 de la calle, un edificio de cuatro plantas de uso residencial cuya fachada tendrá que mantenerse, pero al que está previsto sumar dos plantas subterráneas. El edificio, de principios del siglo XX, está en el catálogo de protegidos del municipio por ser característico de la calle.

número 49

El hallazgo de la muralla

En el número 49 se encuentra la segunda fachada apuntada de la calle. Se trata de uno de los edificios originales construídos cuando se abrió la calle y datado en 1890. El problema empezó cuando una promotora inició la obras de reforma, realizó el vaciado (permitido por la ficha del catálogo de edificio protegidos) y se encontró con un tramo de la antigua muralla de la ciudad.

Desde entonces, el edificio está vacío y apuntalado en su fachada a la espera de una solución. Según anunció hace unos días el alcalde, hay que hacer «unos ajustes con la comisión de Patrimonio para compensar la pérdida de uso de la zona del garaje» al aparecer los restos, pero «hay que darle una solución inmediata».

Hotel Universal

25 años apuntalado

Uno de los casos más flagrantes de abandono y daño al patrimonio en pleno centro de Salamanca a la vista de miles de personas. El edificio permanece en un limbo legal y administrativo mientras su deterioro se vuelve cada vez más irreversible. Su fachada lleva apuntalada más de dos décadas que es cuando empezó a sufrir desprendimientos y luego derrumbes por su pésimo estado y falta de conservación.

Este edificio lleva 15 años declarado ruina oficial: en 2007 el Ayuntamiento ordenó su desalojo semanas después de que los inquilinos de la copistería sita en el edificio vecino de las Tres Culturas denunciaran que se había caído una planta entera.

Las primeras noticias de su gran deterioro datan de 1997 cuando empiezan a producirse desprendimientos y lleva 25 años con unos puntales que dan a la calle. Su situación es estrambótica.

Según escritura, la promotora propietaria adquirió en abril de 2010 dos terceras partes del edificio del hotel, los números 13-15-17 de la Rúa, por 3,3 millones de euros; la tercera parte restante sigue en manos de Petra Rodríguez Paradinas, fallecida, pero que sigue figurando como propietaria en los datos de la finca. Eso complica su futuro, pero nada se ha hecho para frenar el deterioro de la finca. Según el alcalde, está en venta.

Tres Culturas

Edificio singular

Este edificio es una de las últimas incorporaciones a la Lista Roja del patrimonio en riesgo de la asociación Hispania Nostra y su destino parece ligado a su anejo del Hotel Universal, con el que tiene parentesco urbanístico: forma una unidad funcional con el del hotel a partir de la primera planta.

El edificio, datado en 1890 en el catálogo municipal de edificios protegidos, es de estilo neoárabe y es uno de los ejemplos más exóticos de arquitectura en la capital, además de un elemento característico de esta histórica calle. La sillería de su fachada y los arcos son sus elementos más destacados, pero goza de protección integral.

El edificio es propiedad de la misma promotora del Hotel Universal a la que el Ayuntamiento de Salamanca ha tenido que dirigirse en varias ocasiones para que cumpliera con sus obligaciones de mantenimiento.

Los requerimientos empezaron en 2008, cuando el consistorio tuvo que colocar una cubierta de chapa, trabajos que ejecutó de forma subsidiaria. En 2013 se le pidió por primera vez a la propiedad un proyecto de rehabilitación, pero la promotora pidió una declaración de ruina. Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio denunció entonces «el abandono interesado al que ha sido sometido en los últimos años» el edificio.

La petición de ruina fue el argumento con el que la propiedad promovió una denuncia civil para desalojar al negocio que había en el edificio, una copistería; en marzo de 2018 tuvieron que dejar el local en el que llevaban 36 años tras fallar la justicia a favor de la propiedad que alegaba ruina del edificio para extinguir el alquiler.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios