Borrar
Plaza reservada a vehículos de personas con movilidad reducida y tarjeta. JM García
El nuevo fraude con las tarjetas de aparcamiento de Salamanca que multa la Policía Local

El nuevo fraude con las tarjetas de aparcamiento de Salamanca que multa la Policía Local

Muchos usuarios colocan los permisos para estacionar en plazas reservadas a movilidad reducida de tal forma que no se vea la fecha de vigencia, lo que se sanciona por ser infracción administrativa

Félix Oliva

Salamanca

Sábado, 20 de abril 2024, 20:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El uso de las tarjetas municipales para aparcar vehículos en plazas destinadas a personas de movilidad reducida ha sido objeto de diversos fraudes en los últimos años, lo que ha obligado al Ayuntamiento de Salamanca a revisarla y aflorar muchos casos irregulares. Sin embargo, el uso fraudulento no cesa y ha aparecido una nueva modalidad: colocarlas para que no se vean los datos.

La comisión informativa de Policía de esta semana ha recogido una petición del Grupo Socialista en la que se ha planteado de nuevo el problema de las tarjetas de aparcamiento para las personas con movilidad reducida. Según han explicado los concejales socialistas, se siguen usando de forma irregular y colocándolas ahora en los vehículos de manera que no se pueda comprobar los datos relativos a su validez real.

El asunto es real y el Jefe del Servicio de Tráfico, presente en la comisión, ha confirmado lo que está ocurriendo. Según ha indicado a los concejales de la corporación, lo que trata de ocultarse es la fecha de caducidad de la propia tarjeta, la que le da validez. Esto es algo que constituye en sí mismo una infracción administrativa que se sanciona cuando se detecta, según ha explicado el responsable policial.

La tarjeta tiene que estar visible y bien colocada en el parabrisas. La vigencia de las mismas suele ser de cinco años. Aparcar en una plaza de minusválidos, discapacitados o personas con movilidad reducida sin tener la tarjeta TEMPR es castigado con una multa de 200 euros.

Hacer un uso indebido de la tarjeta de discapacidad es considerado delito por el Código Penal, por lo que si se falsifica la tarjeta, se altera la fecha de caducidad, se utiliza la tarjeta de una persona fallecida o la usa una persona que no tiene ese derecho derecho está incurriendo a un delito de falsedad documental que puede conllevar una pena que va desde los 6 meses a los 3 años en prisión, además de una sanción de entre 6 y 12 meses.

Este nuevo uso fraudulento de las tarjetas de aparcamiento para las plazas de movilidad reducida se suma a otras prácticas como las falsificaciones y las copias o duplicados que hacen algunos titulares para usarlas en distintos vehículos o su disfrute irregular por parte de personas que no tienen derecho a ello.

Hace años que los grupos municipales y el Ayuntamiento luchan contra el uso irregular de estas tarjetas para beneficiarse del millar de aparcamientos habilitados para vehículos de personas con movilidad reducida, un alto porcentaje sobre las aproximadamente 37.000 plazas para estacionar de la ciudad. Están repartidos por toda la ciudad, desde zonas de ORA a aparcamientos disuasorios.

1.000 plazas

repartidas por la ciudad para aparcamiento de personas con movilidad reducida

Cuando se empezaron a entregar los nuevos modelos en 2019, la Policía Local advirtió de la existencia de fraudes en su utilización por personas que lo solicitaban para un titular con problemas de movilidad, pero que aparcaban vehículos con este distintitivo sin ser necesariamente de servicio de los afectados.

Además, se hace un control de las diferentes tarjetas que identifican estos vehículos a raíz de los informes jurídicos que confirmaron que las personas con movilidad reducida no están sujetas al pago por el uso de los aparcamientos de la zona ORA, con independencia de su lugar de procedencia.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios