Borrar
Imagen de un ave en una caja nido ya instalada en Salamanca. twitter savia salamanca
184 nuevos nidos en Salamanca para contribuir al control de plagas

184 nuevos nidos en Salamanca para contribuir al control de plagas

Se trata de una acción enmarcada dentro de las actuaciones de fauna y biodiversidad del proyecto LIFE Vía de la Plata, que contempla la colocación hasta final de año de otras 129 estructuras

Domingo, 22 de enero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ayuntamiento ha completado ya la instalación del 58,79% de los nidos planificados dentro de la asistencia técnica de fauna y biodiversidad del proyecto LIFE Vía de la Plata por parte de la Casa Escuela Santiago Uno a través del Centro de Educación Ambiental (CEA) Lorenzo Milani.

Estos refugios han sido instalados en distintas zonas de la ciudad y buscan la atracción de ejemplares de fauna beneficiosa para la salud urbana y el control de plagas como es el caso de aves insectívoras, insectos polinizadores y otras aves de gran tamaño, como el cernícalo vulgar, el cernícalo primilla o el halcón peregrino, cuya presencia es muy efectiva para ahuyentar a especies como palomas o estorninos, consideradas como plagas y que pueden ser causantes de problemas de insalubridad.

La colocación de estas 313 estructuras especialmente adaptadas está enfocada a fomentar la conservación y el aumento población de distintas especies animales compatibles y generadoras de beneficios a los ecosistemas. Desde el inicio de este programa, en otoño de 2021, Salamanca cuenta ya con 184 nuevas instalaciones para albergar distintas especies animales y que suponen el 58,79% de las que se colocarán antes de final de este año.

Estructuras instaladas

77 cajas nido para aves insectívoras; 6 cajas nido para cernícalo vulgar; 20 cajas nido para cernícalo primilla; 9 cajas nido para vencejo; 10 cajas nido para avión común; 7 cajas nido para autillo; 1 caja nido para halcón peregrino; 1 caja nido para lechuza; 40 refugios para murciélagos; 10 hoteles para insectos; 3 oasis para mariposas

Atendiendo a las características y requerimientos concretos de cada especie, los nidos se están instalando en edificios públicos, el campus universitario, así como en árboles de ubicaciones como la Plaza de Anaya, el Parque Miguel Delibes o la Plaza del Concilio de Trento, incluso bajo puentes.

Atracción de halcones para el control de plagas

Uno de los ejemplos más destacables de estos nuevos nidos lo encontramos en el edificio de la Comandancia de la Guardia Civil que, por su elevación, alberga un nido de halcón desde hace casi un año. Esta especie, en concreto, se alimenta de ejemplares más pequeñas de aves, con lo que son un gran agente natural para el control de plagas de especies como palomas o estorninos o para la eliminación de animales enfermos que puedan generar una situación de insalubridad en la ciudad.

Estructuras para insectos benignos

Además de los refugios para aves y murciélagos, desde el proyecto LIFE Vía de la Plata se están habilitando diversos tipos de instalaciones para atraer a insectos.

Por un lado, los hoteles de insectos, de los que actualmente hay estructuras en el Cerro de San Vicente, el Parque Arqueológico del Botánico, el Parque Miguel Delibes y los Huertos Urbanos Sostenibles, que buscan atraer la presencia de especies de insectos benignas que pueden convivir de forma amistosa con el ser humano y que, además, suponen importantes beneficios.

Por ejemplo, las abejas solitarias son polinizadoras, vitales para que la mayoría de nuestros cultivos fructifiquen y, sin ellas, la humanidad colapsaría. Otras de las especies que atraen este tipo de refugios son las mariquitas, un valioso insecto que contribuye a luchar contra el pulgón de forma biológica y efectiva.

Por otro lado, los oasis de mariposas, alojamientos en miniatura que se basan en la plantación de especies vegetales autóctonas adecuadas para la colonización de mariposas de diferentes especies y variedades, proporcionándoles alimento tanto con sus hojas (en la fase de oruga), como con el néctar de sus flores (en la fase de mariposa). La presencia de mariposas es un bioindicador sobre la calidad de un entorno urbano por su tarea de polinización y muy importantes en la cadena trófica, de manera que conociendo la diversidad y la abundancia las diferentes especies de mariposas se puede saber cuál es la biodiversidad de un ecosistema.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios