Borrar
La odisea de una familia para alquilar piso en Salamanca: «Solo estudiantes o sin hijos»

La odisea de una familia para alquilar piso en Salamanca: «Solo estudiantes o sin hijos»

Vivimos en primera persona lo que supone alquilar piso en Salamanca siendo una familia compuesta por un matrimonio y tres hijos

Miércoles, 10 de julio 2024, 08:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hablamos de un matrimonio con tres hijos. Buscan desesperadamente un piso. Les han pedido salir del que están -en alquiler- porque hay un comprador y el casero quiere vender. Comienza la cuenta atrás. No hay tiempo y tampoco hay pisos. Anuncio tras anuncio. Inmobiliaria tras inmobiliaria. La respuesta es siempre la misma y se resume en un monosílabo: No. Claro, rotundo y sin explicaciones. No, no queremos familias.

¿Cuál es entonces la solución? Según recoge el Informe Sobre la Vivienda en Salamanca elaborado por distintas asociaciones como Cáritas o Cruz Roja, entre otras, la «elevada cantidad de estudiantes» en la capital y la «inseguridad jurídica de la ley», dificulta el acceso a la vivienda para muchas familias, provocando que gran parte del mercado de alquiler en la capital se destine exclusivamente a ellos, a los estudiantes.

El mismo informe, tras el contacto telefónico con inmobiliarias de la capital y propietarios publicitados a través de anuncios de internet, establece que un 31,92% de las viviendas se alquilan únicamente para estudiantes o dicen que no aceptan familias y el 12'7% de los encuestados no llegó a responder. El 5'5% señala que no busca ese tipo de perfil de inquilino, mientras que el 11'9% son rechazados por ser nóminas menores de 2.400 euros, por solicitar más de una nómina en la familia o por demandar contratos indifinidos con más de dos años de antigüedad. El 0,8 % no acepta extranjeros.

Las dificultades van en aumento cuando se trata de familias con personas con discapacidad, familias monoparentales o personas con animales de compañía (viendo anuncios en páginas de búsqueda de vivienda que expresan claramente: «no mascotas, no niños»). Existen casos en los que se llegan a alquilar habitaciones para familias enteras.

De los datos a la práctica

La familia que cuenta su situación no tuvo tiempo para la desesperación, la tristeza o la rabia. Soólo quería un techo bajo el que vivir y para ello había que buscar y rápido.

  1. Primer intento Anuncios

    Localizar en las aplicaciones disponibles anuncios de alquiler de viviendas en Salamanca

Como si de una fotografía panorámica se tratase esto es lo que se observa:

1 /

  1. Segundo intento El trato con anunciantes

    Hablar con aquellos anunciantes que de primeras reclaman exclusivamente estudiantes como inquilinos

El segundo paso es ponerse contacto con aquellas personas que no especifican que sus viviendas se alquilan a estudiantes. El trato deja que desear en muchas ocasiones, la respuesta es (casi) siempre la misma.

En otras ocasiones y cuando se especifica que el piso se alquilaría para una familia, los caseros/as piden un requisito más: «nada de niños».

1 /

Un final feliz

Lograron un casero, que no solo les escuchó, también les respondió de forma afirmativa. La familia le ofrecía hasta una fianza de 6 meses con el fin de demostrar que podrían pagar el piso y es que la competencia con otras aviva la necesidad. Se han mudado en solo un día.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios