Borrar
El pequeño Alberto en el Hospital de Salamanca. S.H
El padre de Alberto, el pequeño que necesita un trasplante urgente: «Ya no hay tiempo»

El padre de Alberto, el pequeño que necesita un trasplante urgente: «Ya no hay tiempo»

Las movilizaciones por conseguir un donante compatible no han surgido efecto y los médicos buscan de forma urgente otra alternativa

L.L

Martes, 3 de enero 2023, 16:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Malas noticias, ya no hay tiempo», así comunicaba Luis, el padre de Alberto, la situación de su hijo en las últimas horas a través de las redes sociales. Una herramienta que le permitió en su momento buscar a la desesperada un donante para salvar la vida de su pequeño y que hoy utiliza para dar el último grito de auxilio. «Urge el trasplante», comentaba. El menor de cuatro años necesita para superar el linfoma de Burkkit que le diagnosticaron el pasado junio un donante compatible para poder hacer efectivo el trasplante de médula.

Ni su madre, ni su padre, ni su hermano son compatibles así que las posibilidades se reducen y se centran en buscar un donante válido lejos del núcleo familiar. Una carrera contrarreloj que en las últimas semanas ha experimentado un sprint con el esfuerzo de sus padres para conseguirlo. En el Banco de Médulas tanto nacional como mundial no se encuentra un donante compatible y la última esperanza era encontrarlo a través de la concienciación ciudadana. No ha sido posible y ahora, la alternativa es probar con las células madre de sus progenitores.

Esa es la primera opción, intentarlo al 50 por ciento con su madre y al 50 por ciento con las células de su padre. Si esto no tuviera el efecto deseado, probarían con las propias células madre del menor. La batalla no termina y el pequeño continúa haciendo frente a esta rara enfermedad que desde hace seis meses condiciona su vida. Tras un diagnóstico fatal el 30 de junio, parecía que los tratamientos comenzaban a surgir efecto sin embargo, hace algo más de un mes, el pequeño recayó de nuevo y esta vez las pruebas descubrieron metástasis en diferentes partes del cuerpo, una de ellas la médula.

Desde entonces, amigos y familiares se han volcado para conseguir que el eco de la situación de Alberto sonara cada vez más fuerte y promover la donación de médula en un caso tan decisivo como este. Donar salva vidas y en este caso, la enfermedad del pequeño puede ser un motor para concienciar de la importancia de donar porque tal y como repite su padre, «hoy me ha tocado a mí, pero mañana le puede tocar a cualquiera».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios