Borrar
Las pruebas con el nuevo tono de pintura y el aspecto actual de la fachada. SH
Patrimonio baja varios tonos al edificio protegido de Salamanca pintado de amarillo mostaza

Patrimonio baja varios tonos al edificio protegido de Salamanca pintado de amarillo mostaza

La comisión territorial aprueba la nueva coloración, obliga a repintar y requiere un plano de fachada con el color que se va a aplicar a los diferentes elementos

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 27 de junio 2024, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un edificio protegido en pleno centro Patrimono de la Humanidad de Salamanca va a recuperar un tono cercano al original tras ser erroneamente pintado de un intenso color amarillo. La comisión de patrimonio ha dado el visto bueno al repintado con una nueva coloración más acorde al entorno y al pasado del edificio y, de paso, ha pedido que se le detalle cómo se van a pintar los diferentes elementos de la fachada ya que no todos tienen el mismo tratamiento, pero fueron pintados 'a fuego' en el mismo amarillo.

El asunto surgió hace unas semanas cuando se dio la alarma sobre el color elegido para pintar una fachada en la plaza del Corrillo, número 13. El edificio, que está protegido, había recibido una pequeña rehabilitación para la que se eligió un tono amarillo muy intenso. De paso, se había eliminado un antiguo cartel de un comercio y se había pintado todo igual sin distinguir elementos de la fachada.

Se trata de una construcción datada según el catálogo de edificios protegidos en el siglo XIX como ejemplo de arquitectura doméstica en el centro histórico. Destaca por la sillería de piedra franca y las rejerías. Durante años ha presentado un mal estado con la fachada descascarillada y sucia, y se procedió a una rehabilitación que contaba con autorización, pero se ejecutó de forma errónea.

La fachada en su estado original y con el color del que se ha pintado. SH

Como se puede comprobar en la imagen superior, el color elegido no tenía nada que ver con el original y tampoco con los edificios cercanos ni con el entorno monumental en el que se encuentra. Algo que saltaba a la vista por el intenso color amarillo en el que ha quedado, y también por la falta de cuidado.

La decisión, que se tomó sin autorización, consitió en aplicar el tono amarillo que se ve en las imágenes y hacerlo de manera generalizada: se pintó todo por igual. Dinteles, cornisas, bajantes o cantos forjados y hasta piedra. Al verlo, la comisión decidió obligar a repintar y corregir todo lo hecho de forma incorrecta por haber usado un color «que no es admisible».

Las muestras de trabajo se aprecian en la propia fachada, con dos tonos, uno más blanco y otro más arena, similar al que tenía la fachada hasta su repintado

Tras debatirse en la comisión territorial de Patrimonio, se supo que que el 6 de marzo la propiedad fue requerida para corregir lo que había hecho, para lo cual tendría que proceder al repintado con un tono apropiado; se le exigía presentar primero una muestra. Las muestras de trabajo se aprecian en la propia fachada, con dos tonos, uno más blanco y otro más arena, similar al que tenía la fachada hasta su repintado.

En las últimas semanas se han hecho pruebas y, como se puede ver sobre la fachada, se ha trabajado en dos tonos. Ambos han sido aprobados por la comisión de patrimonio, que prefiere uno de ellos. Además, ha pedido un plano de detalle de la fachada con información sobre los tonos de pintura que se van a aplicar a los diferentes elementos, desde los paños de fachada a la rejería de balcones, sus características más notables.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios